Golf y 'gol­fin­hos'

deViajes - - RUTA -

No so­lo de pla­ya vi­ve el Algarve. Te­ner más de 300 días de sol al año y un cli­ma tem­pla­do tam­bién son dos in­gre­dien­tes muy va­lo­ra­dos a la ho­ra de ju­gar al golf; prue­ba de ello son los ex­tra­or­di­na­rios cam­pos con que cuen­ta la zo­na, al­gu­nos di­se­ña­dos por los mejores ju­ga­do­res y ar­qui­tec­tos del mun­do. Y otra prue­ba más: Por­tu­gal fue nom­bra­do me­jor des­tino de golf a ni­vel mun­dial en 2014.

Uno de los top ten del país se en­cuen­tra en Algarve. Se tra­ta de Quin­ta do La­go ( www.quin­ta­do­la­go.com), un ex­clu­si­vo re­sort si­tua­do en Al­man­cil (13 km al no­roes­te de Fa­ro) que cuen­ta con ho­tel de 5* y tres cam­pos de golf: Quin­ta de La­go North –el me­jor de Por­tu­gal–, Quin­ta do La­go South –el me­jor de Eu­ro­pa– y La­ran­jal. Ju­gar te cos­ta­rá unos 127 € y pue­des com­ple­tar la jor­na­da con un buen pi­co­teo en Bo­vino, uno de los res­tau­ran­tes del re­sort, es­pe­cia­li­za­do en car­nes.

EL BAI­LE DE LOS DEL­FI­NES

A po­co más de me­dia ho­ra en co­che por la A-22 lle­ga­rás a Zoo­ma­ri­ne ( www.zoo­ma­ri­ne.pt/es), un par­que te­má­ti­co y acuá­ti­co con un mar­ca­do afán di­vul­ga­ti­vo y de pro­tec­ción del me­dio am­bien­te.

El par­que, que aca­ba de cum­plir 25 años, cuen­ta con un pe­que­ño hos­pi­tal don­de re­cu­pe­ran es­pe­cies –prin­ci­pal­men­te fo­cas, tor­tu­gas y del­fi­nes– y un cen­tro de in­ter­pre­ta­ción con pa­ne­les in­ter­ac­ti­vos. Ade­más, una zo­na de jue­gos acuá­ti­cos con pla­ya ar­ti­fi­cial in­clui­da, ex­hi­bi­ción de ra­pa­ces y pá­ja­ros tro­pi­ca­les, acuario con tiburones, atrac­cio­nes, ci­ne 4D, res­tau­ran­tes, zo­na de pic­nic…

La en­tra­da al par­que (adul­tos: 29 €; ni­ños: 19 €) te da de­re­cho a dis­fru­tar de uno de sus pla­tos fuer­tes: la ex­hi­bi­ción de del­fi­nes, un es­pec­tácu­lo lleno de jue­gos y acro­ba­cias que se desa­rro­lla en el an­fi­tea­tro.

Pero el gran atrac­ti­vo de Zoo­ma­ri­ne es su pro­gra­ma Dolp­hin Emo­tions Pre­mium (169 €, en­tra­da in­clui­da), una ac­ti­vi­dad de co­ne­xión to­tal con los gol­fin­hos (del­fi­nes). Du­ra apro­xi­ma­da­men­te 90 mi­nu­tos en los que te ex­pli­ca­rán las par­ti­cu­la­ri­da­des de es­tos ma­mí­fe­ros, que pe­san 300 k y al­can­zan los 50 km/h. Des­pués, con el tra­je de neo­preno pues­to, en­tra­rás en una pis­ci­na don­de po­drás ju­gar con los del­fi­nes, aca­ri­ciar­los –ojo con to­car el ori­fi­cio que tie­nen en la ca­be­za: es una zo­na hi­per­sen­si­ble que usan pa­ra res­pi­rar y emi­tir so­ni­dos– y sur­fear arras­tra­do por ellos.

Si lo pre­fie­res, pue­des dis­fru­tar de es­ta ex­pe­rien­cia de for­ma pri­va­da, so­lo pa­ra dos per­so­nas, por 869 € –Iker Ca­si­llas y Sa­ra Car­bo­ne­ro eli­gie­ron es­te pro­gra­ma– o sub­ma­ri­na, por 290 €.

Pro­gra­ma Dolp­hin Emo­tions Pre­mium.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.