HAZ­TE UNA CATAPLANA

deViajes - - RUTA -

Exposiciones, ta­lle­res, tien­da gour­met… En Ter­tu­lia Al­gar­via ( www.ter­tu­lia-al­gar­via. pt) en­con­tra­rás ca­si de to­do, pero su pro­duc­to es­tre­lla son las au­las de co­ci­na pa­ra apren­der a co­ci­nar (y co­mer) una cataplana, el pla­to tí­pi­co del Algarve. El ta­ller in­clu­ye una char­la so­bre es­ta for­ma de ela­bo­rar los pro­duc­tos, los in­gre­dien­tes –la clá­si­ca lle­va pulpo y pa­ta­tas de Al­je­zur–, un cer­ti­fi­ca­do y un li­bro de re­ce­tas, y pue­des com­ple­tar­lo con una vi­si­ta al mer­ca­do pa­ra com­prar to­do lo ne­ce­sa­rio, acom­pa­ña­do por el chef. Des­de 59,90 €, y 29,95 € pa­ra ni­ños de 8 a 17 años.

A pe­sar de ser la ca­pi­tal del Algarve, Fa­ro ha con­se­gui­do man­te­ner­se al mar­gen del tu­ris­mo ma­si­vo. De día, la la­gu­na que la se­pa­ra de las pla­yas ha­ce que los via­je­ros lle­guen al puer­to de­por­ti­vo o con­tra­ten una de las lan­chas que lle­van a la is­la de Ba­rre­ta o a la de Cu­la­tra. De no­che, el am­bien­te está ase­gu­ra­do por el ca­rác­ter uni­ver­si­ta­rio de la ciudad.

Un pa­seo por Vi­la Aden­tro, el cas­co an­ti­guo, te mos­tra­rá res­tos de las tres cul­tu­ras que aquí con­vi­vie­ron de for­ma más o me­nos or­de­na­da, cuan­do Al­fon­so III dis­pu­so que los cris­tia­nos y la ju­de­ría po­dían es­tar den­tro del re­cin­to amu­ra­lla­do pero la mo­re­ría de­bía per­ma­ne­cer fue­ra. Te en­can­ta­rá ca­lle­jear jun­to a las mu­ra­llas y atra­ve­sar el Ar­co do Re­pu­so –con re­mi­nis­cen­cias ára­bes–, que con­me­mo­ra el lu­gar don­de Al­fon­so IV se de­tu­vo pa­ra des­can­sar tras la to­ma de la ciudad. En­tre ca­lle­jue­las y tien­das de ar­te­sa­nía de azu­le­jos lle­ga­rás a la Pla­za de Al­fon­so III, con la es­ta­tua de es­te rey mi­ran­do al que mu­chos con­si­de­ran el edi­fi­cio más va­lio­so de Fa­ro. Es el con­ven­to de Nos­sa Sen­ho­ra da As­su­nçao, una cons­truc­ción re­na­cen­tis­ta con igle­sia ma­nue­li­na del si­glo XVI que al­ber­ga el Mu­seo Mu­ni­ci­pal de Fa­ro ( www.cm-fa­ro. pt. En­tra­da: 2 €). Ad­mi­ra sus co­lec­cio­nes ar­queo­ló­gi­cas –des­ta­ca el Mo­sai­co del Océano, del si­glo III– y los ob­je­tos me­die­va­les, te­las, ar­mas… Pero, so­bre to­do, no te pier­das un recorrido por el claus­tro: las gár­go­las que lo ro­dean re­pre­sen­tan to­dos los es­ta­dos del em­ba­ra­zo, de la ges­ta­ción al par­to, y eran una ad­ver­ten­cia a las mon­jas de clau­su­ra de lo que les po­día pa­sar.

Vi­si­ta tam­bién la im­pre­sio­nan­te Sé (ca­te­dral), en­car­ga­da en 1251 tras la ex­pul­sión mo­ris­ca. Aquí ve­rás re­fle­ja­da gran par­te de la pro­pia his­to­ria de la vi­lla, que su­frió sa­queos por par­te de los in­gle­ses y con­ti­nuos te­rre­mo­tos. La ca­te­dral está inaca­ba­da y mez­cla di­fe­ren­tes es­ti­los, pero al­ber­ga un in­tere­san­te mu­seo ca­te­dra­li­cio, un va­lio­so re­ta­blo re­na­cen­tis­ta y un ór­gano ro­jo de ma­de­ra pin­ta­do con mo­ti­vos chi­nes­cos. La en­tra­da (3 €) in­clu­ye la vi­si­ta a un osa­rio: un an­ti­guo ce­men­te­rio con un im­pac­tan­te al­tar cons­trui­do por com­ple­to con hue­sos y ca­la­ve­ras.

Dam cus, co­nem ip­sa­ni­mus es­ti Mu­seo Mu­ni­ci­pal de Fa­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.