De gran be­lle­za

deViajes - - RUTA -

80% de los ca­si un mi­llón de vi­si­tan­tes vi­si­tan Li­tua­nia ca­da año, se­gún da­tos ofi­cia­les.

La pe­que­ña is­la que­da uni­da por dos puentes de ma­de­ra a la pe­nín­su­la don­de está en­ca­jo­na­do el pue­blo que, con dos ki­ló­me­tros de lar­go, se es­ti­ra en­tre los la­gos Lu­ka (en el es­te) y To­to­ris­kiu (en el oes­te). Un ir y ve­nir de tu­ris­tas ha­cen nues­tra vi­si­ta más pin­to­res­ca aún.

Las ca­sas de ma­de­ra de dis­tin­tos co­lo­res que aquí ve­rás se re­mon­tan a 1400, con la lle­ga­da de los ca­raí­tas. Pro­ve­nien­tes de Crimea, y an­ti­gua­men­te de Me­so­po­ta­mia, los ca­raí­tas li­tua­nos lle­va­ron con ellos una re­li­gión, cul­tu­ra y len­gua que pug­nan hoy por man­te­ner­se vi­vas. Con tan só­lo 60 miem­bros en Tra­kai (y me­nos de 300 en el país), es­ta co­mu­ni­dad son una pe­cu­lia­ri­dad del lu­gar muy in­tere­san­te. Tan­to como su tra­di­cio­nal co­mi­da, que nos pre­pa­ran en un res­tau­ran­te tí­pi­co de es­ta mi­no­ría, a ori­llas del la­go, con unas vis­tas muy agra­da­bles.

VIL­NIUS Y SU CAS­CO AN­TI­GUO

Vol­ve­mos a Vil­nius, don­de nos alo­ja­mos y des­de don­de nos des­pla­za­mos ha­cia las dis­tin­tas re­gio­nes del su­r­es­te li­tuano que en es­ta oca­sión vi­si­ta­re­mos. Ca­lle­jear por su cas­co an­ti­guo es inevi­ta­ble. Y pa­ra em­pe­zar, qué me­jor pa­ra ha­cer­se una idea de las pro­por­cio­nes de la ciudad que ha­cer­lo a vis­ta de pá­ja­ro.

Su­bi­mos con es­te pro­pó­si­to a lo al­to de la to­rre de la Uni­ver­si­dad, en el co­ra­zón de lo que está con­si­de­ra­do el cas­co an­ti­guo ba­rro­co más gran­de de Eu­ro­pa. De­cla­ra­do Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la UNES­CO, al­ber­ga tam­bién ar­qui­tec­tu­ra gó­ti­ca, re­na­cen­tis­ta y clá­si­ca.

Cas­co an­ti­guo de Vil­nius.

Ca­lle Li­te­ra­tu (Vil­nius).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.