Be­lin­da Gue­rre­ro

deViajes - - ESPECIAL -

Ha­ce 30 años, Vitoria fue la pri­me­ra ciudad es­pa­ño­la que inau­gu­ró una vía pea­to­nal, la ca­lle Eduar­do Da­to. El vian­dan­te sigue rei­nan­do en una is­la ver­de de 5 km2 he­cha a su me­di­da. Sus par­ques, con más de 150.000 ár­bo­les plan­ta­dos, re­ga­lan oxí­geno a los vi­to­ria­nos, que lo dis­fru­tan ro­dan­do por los 200 km de ca­rril-bi­ci o ha­cien­do run­ning; in­clu­so re­sul­ta fá­cil en­con­trar­te en­tre­nan­do al ma­ra­to­niano Mar­tín Fiz. Es una de­li­cia re­co­rrer la Ru­ta de la Sen­da (10 km), des­de el cen­tro has­ta la Ba­sí­li­ca de San Pru­den­cio, de­di­ca­da al pa­trón de Ála­va.

En el cas­co vie­jo, te aguar­dan igle­sias me­die­va­les, la ca­te­dral nueva y palacios re­na­cen­tis­tas como el de Mon­teher­mo­so –fun­cio­na como cen­tro cul­tu­ral–, el de Es­co­ria­za Es­qui­vel –con su por­ta­da pla­te­res­ca– o el de Vi­lla­su­so, don­de la le­yen­da ubi­ca a un fan­tas­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.