NA­TU­RA­LE­ZA UN LU­GAR PA­RA OL­VI­DAR­SE DEL MUN­DO

deViajes - - AGENDA -

El la­go Atitlán es pro­ba­ble­men­te uno de los pa­ra­jes más be­llos del pla­ne­ta, aun­que su gran va­lor re­si­de en la paz que se res­pi­ra. Vas a de­jar la me­mo­ria de la cá­ma­ra a ce­ro, por­que es muy fo­to­gé­ni­co y las vi­si­tas a los po­bla­dos in­dí­ge­nas que lo ro­dean tam­bién tie­nen gran in­te­rés grá­fi­co.

Pa­ra des­cu­brir­los has de na­ve­gar en las bar­qui­tas que unen una do­ce­na de lo­ca­li­da­des la­cus­tres. En San Pe­dro de la La­gu­na hay buen am­bien­te y te ofre­cen la op­ción de co­no­cer­lo de for­ma di­ver­ti­da en tuc tuc. Es­ta­mos se­gu­ros de que te gus­ta­rá el de­ve­nir del mer­ca­di­llo que se ins­ta­la en Pa­na­ja­chel y ca­mi­nar des­de el her­mo­so em­bar­ca­de­ro de San Mar­cos ha­cia el cen­tro pa­ra pi­car al­go en los pues­tos de co­mi­da ca­lle­je­ra.

Ca­da atar­de­cer a ori­llas del Atitlán es ma­jes­tuo­so gra­cias a los re­fle­jos que re­ga­la el sol. Lo más im­por­tan­te es que ven­gas has­ta aquí sin pri­sa y con ga­nas de sen­tir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.