SA­BOR RONDEÑO

deViajes - - MI VIAJE -

No hay ma­yor sím­bo­lo en la la lo­ca­li­dad ma­la­gue­ña de Ron­da que el Puen­te Nue­vo (jun­to a es­tas lí­neas), cons­trui­do du­ran­te

el rei­na­do de Fe­li­pe V y que sor­pren­de con un ar­co de 35 me­tros de diá­me­tro. Es­ta obra fa­bu­lo­sa se re­sol­vió en tan so­lo ocho me­ses, pe­ro en 1741 la pa­sa­re­la se de­rrum­bó y oca­sio­nó la muer­te a más de me­dio cen­te­nar de per­so­nas. Tam­bién es un lu­gar de vi­si­ta obli­ga­da la Pla­za de To­ros, tan­to por su his­to­ria co­mo por su ar­qui­tec­tu­ra, ade­más Ron­da es­tá con­si­de­ra­da una de las cu­nas de la tau­ro­ma­quia mo­der­na. Por úl­ti­mo, se­gu­ro que te fo­to­gra­fías jun­to a la es­cul­tu­ra de la Da­ma Go­yes­ca, del ar­tis­ta Fran­cis­co Pa­rra, que re­pre­sen­ta la for­ma de ves­tir de las mu­je­res ron­de­ñas.

Car­men H. Pa­tús

Puen­te de Ron­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.