En la on­da 'hippy'

deViajes - - Islas -

La his­to­ria más re­cien­te de For­men­te­ra –y su mi­to co­mo re­fu­gio de bohe­mios, ar­te­sa­nos e idea­lis­tas– ha cre­ci­do de la mano de su ve­ci­na Ibi­za, la otra par­te de las Pi­tiu­sas. La aven­tu­ra co­men­zó en los años 70, cuan­do las fa­mi­lias de mu­chos in­te­lec­tua­les y miem­bros de la bur­gue­sía nor­te­ame­ri­ca­na en­via­ron a sus hi­jos a es­ta is­la pa­ra li­brar­les de la Gue­rra de Viet­nam. Bus­ca­ban un lu­gar lo su­fi­cien­te­men­te ale­ja­do y des­co­no­ci­do co­mo pa­ra no te­ner pro­ble­mas con la jus­ti­cia. Ibi­za se que­dó pe­que­ña ca­si de in­me­dia­to y mu­chos sal­ta­ron a la ve­ci­na For­men­te­ra, sa­tis­fe­chos de cam­biar no­ches de dis­co­te­ca por pues­tas de sol. Des­pués, el efec­to lla­ma­da mul­ti­pli­có las lle­ga­das y la be­lle­za del en­torno hi­zo que no qui­sie­ran ir­se.

Aquí lle­ga­ban los hip­pies más ra­di­ca­les, los que vi­vían en to­tal co­mu­nión con la na­tu­ra­le­za, sin agua co­rrien­te ni luz eléc­tri­ca, y so­por­ta­ban unos vien­tos ca­pa­ces de re­tor­cer los tron­cos de las sa­vi­nas.

Sant Fe­rran de Ses Ro­ques y la Fon­da Pe­pe, en el in­te­rior de la is­la, se con­vir­tie­ron en el cen­tro de ope­ra­cio­nes de els pe­luts (los pe­lu­dos), co­mo lla­ma­ban por aquí a los hip­pies, y no era di­fí­cil en­con­trar­se con los gru­pos más con­tes­ta­ta­rios del mo­men­to, des­de Pink Floyd has­ta Led Zep­pe­lin, King Crim­son o Bob Dy­lan.

El re­le­vo de aque­llos vi­sio­na­rios es­tá hoy re­pre­sen­ta­do por ac­to­res y fut­bo­lis­tas, y mo­de­los co­mo Eu­ge­nia Sil­va, o can­tan­tes co­mo Pau Do­nés, tie­nen ca­sa en la is­la. Si pa­sas por Sant Fran­cesc Xavier –la ca­pi­tal, a 3 km de La Sa­vi­na–, es fá­cil que es­cu­ches a és­te úl­ti­mo, im­pro­vi­san­do un con­cier­to con otros ha­bi­tua­les, co­mo La Ma­ri (de Cham­bao), Be­be, Ma­nu Chao o Zuc­che­ro.

CREA­DO­RES Y BOHE­MIOS

Ar­tis­tas y ar­te­sa­nos han en­con­tra­do aquí una fuen­te de ins­pi­ra­ción úni­ca y sus crea­cio­nes for­man par­te de la es­té­ti­ca de la is­la. Mer­ca­di­llos co­mo el de Sant Fe­rran –de jue­ves a sá­ba­do por la tar­de, has­ta fi­na­les de oc­tu­bre– ofre­cen ar­te­sa­nía a pie de ca­lle, mien­tras que Sant Fran­cesc se es­pe­cia­li­za en pe­que­ñas bou­ti­ques con mue­bles vin­ta­ge y di­se­ña­do­res ya es­ta­ble­ci­dos.

Te gus­ta­rá Ish­va­ra (www.for­men­te­raish­va­ra.com), don­de José Mar­cos ha con­se­gui­do tras­la­dar su cal­za­do de cue­ro a la Quin­ta Ave­ni­da y cuen­ta con Ka­te Moss o Ar­ma­ni en­tre sus clien­tes. Y Obi (www. obi­for­men­te­ra.com), don­de Ele­na Hur­ta­do y Lo­ren­zo Pe­pe apues­tan por la slow fas­hion en sus crea­cio­nes de mo­da y jo­ye­ría.

Full Moon, Blue But­terfly o la de­co­ra­ción de Ba­la­fia son otras in­tere­san­tes vi­si­tas an­tes de en­trar en Big Sto­re, un local un tan­to caó­ti­co don­de sen­tar­te a ver la vi­da.

Igle­sia de Sant Fran­cesc Xavier, en la ca­pi­tal.

José Mar­cos, en Ish­va­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.