CA­MI­NOS DE LE­YEN­DA

deViajes - - Destino -

La red de ca­mi­nos in­cas re­co­rrían de un ex­tre­mo a otro el Im­pe­rio in­ca, unien­do las prin­ci­pa­les ciu­da­des. Des­de que se tra­za­ron, no se han de­ja­do de usar. Pues­tos en va­lor pa­tri­mo­nial y pro­te­gi­dos, al­gu­nos de ellos, aho­ra res­tau­ra­dos, son aún usa­dos por los an­di­nos que vi­ven en las al­tu­ras. El más fa­mo­so es el que une un apea­de­ro de tren a las afue­ras de Ollan­tay­tam­bo y Ma­chu Pic­chu. Es un trek­king de 4 días, re­co­rrien­do unos 20-30 km por jor­na­da. Pa­ra los que no pue­den per­mi­tir­se el lu­jo de pa­gar los 600 dó­la­res que va­le la aven­tu­ra, pue­den ca­mi­nar des­de Ma­chu Pic­chu has­ta In­ti Pun­ku, tam­bién co­no­ci­da co­mo la Puer­ta del Sol, o has­ta el Puen­te del In­ca, un es­tre­cho pa­so de pie­dras col­ga­das de un pre­ci­pi­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.