CAM­PO DE BEL­CHI­TE EN TIEM­PO DE PAZ

Re­co­rre­mos dos con­vul­sos pai­sa­jes de es­ta co­mar­ca za­ra­go­za­na: los que cin­ce­ló la Gue­rra Ci­vil en Bel­chi­te y los ima­gi­na­dos por Go­ya, en Fuen­de­to­dos.

deViajes - - Arrivals / Escapadas - Por Car­men R. Pi­nos

Au­nos 60 km al sur de Za­ra­go­za, Al­mo­na­cid de la Cu­ba es el me­jor pun­to de par­ti­da pa­ra aden­trar­nos en Cam­po de Bel­chi­te, quin­ce mu­ni­ci­pios agru­pa­dos en el cen­tro de la pro­vin­cia. Y la pri­me­ra sor­pre­sa, ya que aquí se en­cuen­tra la pre­sa ro­ma­na so­bre el río Aguas­vi­vas, una obra del si­glo I per­fec­ta­men­te con­ser­va­da que, con sus 34 me­tros, es la más al­ta de Es­pa­ña y una de las más al­tas del Im­pe­rio.

La pri­me­ra cla­se de et­no­gra­fía en di­rec­to la tie­nes en una ca­sa ru­ral cons­trui­da en torno a la pre­sa, que usa­ba la fuer­za del agua pa­ra su molino ha­ri­ne­ro. Molino Al­to (www.apar­ta­men­tos­mo­li­noal­to.es) son tres alo­ja­mien­tos con ca­pa­ci­dad pa­ra 12 per­so­nas y unos desa­yu­nos –ros­qui­llas ca­se­ras, mer­me­la­da de hi­gos, que­so de Le­tux...– que te re­con­ci­lian con el uni­ver­so.

Co­ge fuer­zas, por­que la pri­me­ra vi­si­ta de la zo­na, la que da nom­bre a la co­mar­ca, es im­pac­tan­te. Im­pre­sio­na ha­cer­te un sel­fie con el car­lis­ta que es­pe­ra en la puer­ta, pe­ro fran­quear el Ar­co de la Vi­lla que da en­tra­da al Pue­blo Vie­jo de Bel­chi­te te de­ja sin ha­bla. Tras un breve es­pa­cio de­di­ca­do a la his­to­ria y la paz, con pa­ne­les ex­pli­ca­ti­vos, re­co­rre­rás un ce­men­te­rio ar­qui­tec­tó­ni­co con mu­ros agu­je­rea­dos y pa­re­des des­nu­das. Aquí se vi­vió uno de los epi­so­dios más cruen­tos de la Gue­rra Ci­vil, una ofen­si­va me­nor, di­se­ña­da co­mo pa­so pre­vio pa­ra re­cu­pe­rar Za­ra­go­za, que ter­mi­nó con más de 6.000 muer­tos, mu­chos de ellos ci­vi­les. El si­len­cio es to­tal mien­tras la guía des­gra­na la his­to­ria de la To­rre del Re­loj y mues­tra la po­si­ción del fran­co­ti­ra­dor de la ca­lle Ma­yor, que obli­gó a la gen­te a agu­je­rear las vi­vien­das pa­ra po­der des­pla­zar­se en­tre ellas.

De no­che, el es­ce­na­rio cam­bia la his­to­ria por los fe­nó­me­nos pa­ra­nor­ma­les y el guión se lle­na de las apa­ri­cio­nes con­ta­das por el te­le­vi­si­vo Iker Jiménez que, al pa­re­cer, han su­ce­di­do en es­te re­cin­to. Las si­lue­tas re­cor­ta­das de las rui­nas tam­bién inspiraron a mu­chos ci­neas­tas, que ro­da­ron des­de Las Aven­tu­ras del Ba­rón de Mun­chau­sen has­ta El La­be­rin­to del Fauno. Pa­ra te­ner una idea glo­bal de es­te es­pa­cio te re­co­men­da­mos am­bas vi­si­tas (12 €. www.bel­chi­te.es).

A las afue­ras de Bel­chi­te ve­rás un pu­ña­do de trin­che­ras, bún­ke­res y ni­dos de ame­tra­lla­do­ra, al­gu­nos de gran im­por­tan­cia, co­mo Ca­be­zo del Lo­bo –del ban­do re­pu­bli­cano– y la Pa­ri­de­ra del Sa­so, del fran­quis­ta.

ALON­DRAS, GRA­BA­DOS Y NE­VE­ROS

Si es­tás ad­mi­ran­do los to­nos ro­sa­dos del Pla­ne­rón, acér­ca­te a es­tas on­du­la­cio­nes es­te­pa­rias que la alon­dra de Du­pont ha ele­gi­do co­mo re­si­den­cia ca­si ex­clu­si­va en to­do el pla­ne­ta.

A 15 mi­nu­tos por la A-220 te es­pe­ra otra jo­ya: Fuen­de­to­dos, la lo­ca­li­dad don­de na­ció Don Fran­cis­co de Go­ya y Lu­cien­tes, que con­ser­va la Ca­sa Na­tal, el Mu­seo del Gra­ba­do –con sus Ca­pri­chos y Dis­pa­ra­tes– y la Sa­la Zuloaga (www.fun­da­cion­fuen­de­to­dos­go­ya.org).

Pa­ra ver su fa­ce­ta más na­tu­ral, Fuen­de­ver­de (Tel. 976 14 38 95) te mues­tra des­de la fau­na de la zo­na has­ta la Fuen­te Vie­ja, que dio nom­bre a la lo­ca­li­dad, o la im­por­tan­cia de los ne­ve­ros: los po­zos ex­ca­va­dos en el sue­lo y con una cú­pu­la en los que se ob­te­nía hie­lo. No te pier­das.

El acei­te de la D.O. Ba­jo Ara­gón es, con el vino, un bá­si­co de la zo­na y al­gu­nas al­ma­za­ras, co­mo Molino Alfonso (www. mo­li­noal­fon­so.com) son cen­te­na­rias. És­ta, ade­más, ofre­ce ac­ti­vi­da­des de oleo­tu­ris­mo –ca­tas de em­pel­tre y ar­be­qui­na, vi­si­tas guia­das...– y una tien­da pro­pia don­de com­prar ja­bón, ca­cao de la­bios, acei­te ar­te­sa­nal… Por la no­che, aníma­te con una se­sión de ta­pas gour­met en Night Train (Por­tal de la Vi­lla, 24). Es­ta ta­ber­na de Bel­chi­te ofre­ce car­ta de cer­ve­zas, mú­si­ca en vi­vo y un me­nú de­gus­ta­ción (6 ta­pas: 8,50 €) con nom­bres tan sa­bro­sos co­mo mor­ci­lla em­pa­na­da so­bre pa­ta­ta la­mi­na­da fri­ta, mer­me­la­da de fre­sa y pi­pas. Im­pres­cin­di­ble una vi­si­ta a El Pa­jar de Fuen­de­to­dos (Cor­tes de Ara­gón, 13 bis), un es­pa­cio de­li­cio­so con te­las ba­tu­rras, ar­te y re­ga­los que tam­bién or­ga­ni­za ru­tas y ca­tas. Ter­mi­na con dos vi­si­tas que unen his­to­ria y pai­sa­je: el San­tua­rio de Ntra. Se­ño­ra del Pue­yo y el de Nues­tra Se­ño­ra del Carrascal, en Ple­nas.

En imá­ge­nes. A la iz­quier­da, Igle­sia de San Agustín, en Bel­chi­te Vie­jo. En es­ta pá­gi­na, fuen­te jun­to al horno go­yes­co, en Fuen­de­to­dos. To­rre del Re­loj, en Bel­chi­te Vie­jo. Pre­sa ro­ma­na del si­glo I en el río Aguas­vi­vas. Ca­lle de Fuen­de­to­dos. Er­mi­ta y an­ti­guo hos­pi­tal de la Vir­gen del Pue­yo, en Bel­chi­te. Ne­ve­ro Cul­ro­ya, del si­glo XVIII, a las afue­ras de Fuen­de­to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.