DO­CE DE­SEOS PA­RA 2017

IDEAS Y DES­TI­NOS QUE NO TE PUE­DES PER­DER EN ES­TE AÑO

deViajes - - Sumario -

Abre bien los ojos, por­que vas a pa­sear por al­gu­nos de los rin­co­nes más fas­ci­nan­tes de nues­tro pla­ne­ta.

Co­mien­za lle­nan­do la agen­da de aven­tu­ras úni­cas y haz­te un re­ga­lo. O mu­chos. El de por­que sí y el de ¿por qué no? Esa tra­ve­sía ex­tra­or­di­na­ria que ca­si no te atre­ves a so­ñar y ese pai­sa­je mi­núscu­lo que vas re­le­gan­do. Cúm­ple­los to­dos, uno por uno. Es­te año quié­re­te. Y via­ja.

1EN LA­PO­NIA NO­RUE­GA. Sa­ca a pa­sear tu al­ma de aven­tu­re­ro y re­gá­la­te ese via­je con el que siem­pre has

so­ña­do. El des­tino es la La­po­nia No­rue­ga y la pro­pues­ta, dis­fru­tar­la de día y de no­che. Co­mien­za con un sel­fie en el Ca­bo Nor­te –el lu­gar más sep­ten­trio­nal de Eu­ro­pa, en el Círcu­lo Po­lar Ár­ti­co– y pon a to­pe tu adre­na­li­na pi­lo­tan­do una mo­to­nie­ve o pes­can­do can­gre­jo real. Des­pués, dé­ja­te atra­par por el bu­lli­cio de Al­ta y la ofer­ta cul­tu­ral de Trom­sø. O fún­de­te con la na­tu­ra­le­za con una ru­ta en tri­neo de husky o a lo­mos de un reno. Com­par­te una ve­la­da con los sa­mi al ca­lor de una ho­gue­ra y ex­plo­ra los pai­sa­jes de Sval­vard, don­de ha­bi­tan más osos que se­res hu­ma­nos. De no­che, la pro­pues­ta es úni­ca e irre­sis­ti­ble: la ma­gia de las au­ro­ras bo­rea­les lo ilu­mi­na to­do con sus luces fan­tas­ma­gó­ri­cas. Aníma­te, pre­pa­ra tu ru­ta en www.vi­sit­nor­way.es y ¡bien­ve­ni­do al nor­te!

2LOUVRE & ABU DHA­BI. Un par­que te­má­ti­co de­di­ca­do a Fe­rra­ri, una mez­qui­ta con más de 1.000 co­lum­nas, los ras­ca­cie­los de La Cor­ni­che… El país de los ex­ce­sos y uno de los más ri­cos del mun­do, da una vuel­ta de tuer­ca en su ofer­ta glo­bal y li­de­ra el pa­no­ra­ma ar­tís­ti­co del Gol­fo Pér­si­co. A la lis­ta de edi­fi­cios fir­ma­dos por ar­qui­tec­tos co­mo Zaha Ha­did o Frank Gehry, la ca­pi­tal de los Emi­ra­tos Ára­bes aña­de un atrac­ti­vo pro­yec­to y es­tre­na año con su­cur­sal del Lou­vre de Pa­rís, de Jean Nou­vel. Otro mo­ti­vo más pa­ra ve­nir. www.lou­vrea­bud­ha­bi.ae.

3UNA NO­CHE EN UN CAS­TI­LLO. Se­gu­ro que más de una vez has so­ña­do con dor­mir en un au­tén­ti­co cas­ti­llo. Pe­ro lo que qui­zá no te ha­yas atre­vi­do ni a ima­gi­nar es que el cas­ti­llo en cues­tión es­tu­vie­ra en las High­lands es­co­ce­sas y pe­ga­do a un in­quie­tan­te pai­sa­je: el del la­go Ness. Es­ta­mos en el cas­ti­llo Al­doui­re, una for­ta­le­za que se cons­tru­yó en 1626 y que, tras una pro­fun­da reha­bi­li­ta­ción se ha con­ver­ti­do en un ho­tel de 5* y en un lu­gar de mo­da pa­ra ce­le­brar bo­das, que sue­le en­ca­be­zar la lis­ta de cas­ti­llos más bo­ni­tos de Es­co­cia. So­ñar en es­te edi­fi­cio de ar­qui­tec­tu­ra ba­ro­na es­co­ce­sa te tras­la­da­rá a sus le­yen­das fan­tas­ma­les, a la ma­gia de los cuen­tos jun­to a la chi­me­nea, a las char­las de so­bre­me­sa en torno a un whisky y a los pa­seos ves­per­ti­nos jun­to al fa­mo­so la­go, en bus­ca de una som­bra que, por fin, pue­da fo­to­gra­fiar­se. Pue­des al­qui­lar sus tre­ce ha­bi­ta­cio­nes, con ca­pa­ci­dad pa­ra 30 per­so­nas, des­de 13.635 € por dos no­ches. Infórmate en www.al­doui­re­castle.co.uk.

4PILOTA UN SUB­MA­RINO. ¿Qué te pa­re­ce­ría pa­sear a tu ai­re en­tre los jar­di­nes de co­ra­les de Nas­sau, en las Baha­mas? Es­ta pro­pues­ta tan irre­sis­ti­ble exis­te, y la fir­ma Stuart Co­ve’s (www.stuart­co­ve.com), una em­pre­sa de la zo­na es­pe­cia­li­za­da en ac­ti­vi­da­des acuá­ti­cas. La ex­pe­rien­cia –pa­ra la que ni si­quie­ra ha­ce fal­ta sa­ber na­dar– se rea­li­za en sub­ma­ri­nos SUB, una es­pe­cie de bur­bu­ja pa­no­rá­mi­ca uni­per­so­nal en la que pre­via­men­te te en­se­ña­rán a ca­bal­gar so­bre es­tos ca­ba­lli­tos de mar. Des­pués, un úni­co re­qui­si­to: dis­fru­tar mien­tras das de co­mer a los pe­ces, sor­teas los arre­ci­fes y ha­ces pi­rue­tas en­tre las al­gas.

5SILENCIO AB­SO­LU­TO. Por muy ur­ba­ni­ta que seas, a ve­ces el es­trés con­vier­te los ins­tan­tes de paz en una ne­ce­si­dad vi­tal. Re­con­cí­lia­te con la zo­na más se­re­na de tu es­pí­ri­tu y vuel­ve los ojos a la na­tu­ra­le­za. He­mos es­co­gi­do dos pai­sa­jes ex­tre­mos y an­ta­gó­ni­cos, pe­ro ín­ti­ma­men­te co­nec­ta­dos. Co­mien­za por el Sa­lar de Uyu­ni, una ex­ten­sión de 10.600 km2 al su­roes­te de Bo­li­via, don­de só­lo en­con­tra­rás sal y si­len­cio. Y ba­jan­do ha­cia tie­rras chi­le­nas, otro pai­sa­je li­bre de rui­dos: el Va­lle de la Lu­na, un de­sier­to don­de ex­pe­ri­men­tar el pla­cer de no es­cu­char na­da. En www.bo­li­via.tra­vel y www.chi­le.tra­vel.

6EL SUE­ÑO DE MAL­DI­VAS. Com­pues­ta por más de 1.000 is­las –900 es­tán des­ha­bi­ta­das– es­te en­cla­ve del Ín­di­co es el lu­gar per­fec­to pa­ra re­se­tear­te, redescubrir la be­lle­za más na­tu­ral y, por su­pues­to, vi­vir tu lu­na de miel. Te gus­ta­rán los mis­te­rios ar­queo­ló­gi­cos de la is­la de Ku­dahu­vad­hoo, los exu­be­ran­tes mer­ca­dos fru­ta­les de Fua­mu­la­ku y la po­si­bi­li­dad de dor­mir en una is­la de­sier­ta. Pe­ro lo que de ver­dad se gra­ba­rá en tu re­ti­na son las pla­yas, en blan­co y tur­que­sa, y el arre­ci­fe Ba­na­na, un fon­do de pan­ta­lla real lleno de co­ra­les y pe­ces de mil co­lo­res. Y, por su­pues­to, el spa Li­me, en Ma­le, el pri­me­ro del mun­do cons­trui­do ba­jo el agua pa­ra re­la­jar­te acom­pa­ña­do de la fau­na sub­ma­ri­na. Kuo­ni (www.kuo­ni.es) es uno de los ope­ra­do­res es­pe­cia­li­za­do en via­jes a es­te pa­raí­so, uno de los úl­ti­mos de la Tie­rra.

EL HO­TEL MÁS CA­RO DEL MUN­DO. Si quie­res (y pue­des) cum­plir es­te sue­ño, pre­pa­ra 61.500 €, ya que es­te es el pre­cio que cues­ta alo­jar­se una no­che en el Ho­tel Pre­si­dent Wil­son (www.ho­tel­pre­si­dent­wil­son.com), en la lo­ca­li­dad sui­za de Gi­ne­bra. Ha­bla­mos de la Sui­te Ro­yal Pent­hou­se, una ex­clu­si­va es­tan­cia de 1.800 m2 de he­chu­ras pa­la­cie­gas que cuen­ta con ba­ño de már­mol, ame­ni­ties de Her­mès y te­le­vi­sión es­pe­jo; ade­más, una te­rra­za pa­no­rá­mi­ca que ro­dea la sui­te y te per­mi­te echar un vis­ta­zo al La­go Le­mán, el Mont Blanc y los Al­pes sui­zos an­tes de dor­mir. El ar­te tam­bién tiene su es­pa­cio, con un piano de co­la Stein­way y una co­lec­ción ar­te cui­da­do­sa­men­te se­lec­cio­na­da. El ho­tel, que cuen­ta con 12 sui­tes, pre­su­me de ser uno de los fa­vo­ri­tos de los VIP’s y por sus de­pen­den­cias han pa­sa­do las per­so­na­li­da­des más di­ver­sas, des­de Bill Clin­ton y Mi­chael Jack­son has­ta Bill Ga­tes o Riha­na, atraí­dos tam­bién por los sis­te­mas de se­gu­ri­dad –as­cen­sor pri­va­do y cris­ta­les blin­da­dos–, la pis­ci­na, el res­tau­ran­te, el spa…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.