DULCEIDA EX­PLO­RA

deViajes - - Social Media -

Des­de que apa­re­ció en

Al Rin­cón, el pro­gra­ma de Ris­to Me­ji­de, su fa­ma se ha mul­ti­pli­ca­do y Dulceida –es de­cir, Aida Do­me­nech– pug­na por ocu­par el primer puesto en las re­des so­cia­les del es­ti­lo. Su for­ma de ser –y de co­mu­ni­car­se– es­pon­tá­nea, di­ver­ti­da y re­bel­de, atra­pa al ins­tan­te; y su fres­cu­ra gus­ta a las mar­cas, que también va­lo­ran su fa­ci­li­dad pa­ra co­nec­tar con el pú­bli­co. Ca­si 700.000 se­gui­do­res ava­lan el tra­ba­jo de esta bar­ce­lo­ne­sa de 27 años cu­ya po­pu­la­ri­dad cre­ce co­mo la es­pu­ma. De mo­men­to, re­pi­te en Quie­ro ser –un

fas­hion ta­lent que pre­sen­ta con Sara Car­bo­ne­ro– y or­ga­ni­za su pro­pio fes­ti­val, el dul­ce­wee­kend, don­de ofre­ce ac­tua­cio­nes mu­si­ca­les, po­sa pa­ra sel­fies y fir­ma de au­tó­gra­fos du­ran­te to­do un fin de se­ma­na. Dulceida tie­ne la ha­bi­li­dad de vi­ra­li­zar to­do lo que to­ca y su vi­da privada también se ren­ta­bi­li­za en las re­des so­cia­les. ¿Qué com­par­te? Ca­si to­do: se pro­me­tió y ca­só con su no­via, Alba Paul, en di­rec­to. Y ví­deos per­so­na­les, co­mo Qué hay en mi mó­vil o Mi ope­ra­ción de pe­cho, han su­pe­ra­do el mi­llón de vi­sua­li­za­cio­nes. Tras una me­diá­ti­ca bo­da jun­to al mar, en Sit­ges, Dulceida pa­sea sus som­bre­ros y shorts ro­tos por las idí­li­cas pla­yas de Hawái y des­de su “¡ho­la pre­cio­sos!”, la fór­mu­la con que en­ca­be­za sus posts, nos ha­bla de las plan­tas gi­gan­tes de Kauai, la cos­ta de Ho­no­lu­lu…

Aida Do­me­nech, al­ter ego de www.dulceida.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.