DES­CU­BRE LA EXÓTICA

La dé­ci­ma is­la del país asiá­ti­co –y una de las más com­ple­tas– se per­fi­la ya co­mo el gran des­tino tu­rís­ti­co de Fi­li­pi­nas

deViajes - - Arrivals/escapadas -

Qui­zás Bohol no te re­sul­te co­no­ci­do, pero si te de­ci­mos que aquí es­tán las Cho­co­la­te Hills –Mon­ta­ñas de Cho­co­la­te, cien­tos de co­li­nas cu­bier­tas de heno que, en la es­ta­ción se­ca, se tor­nan ma­rro­nes–, se­gu­ro que te si­túas me­jor. Es­tás en la zo­na cen­tral del ar­chi­pié­la­go fi­li­pino, un te­rri­to­rio lleno de ra­re­zas. Una de ellas es el tar­se­ro, el mono más pe­que­ño del mun­do, un mi­núscu­lo pri­ma­te que ca­be en la pal­ma de la mano.

Las pla­yas y los fon­dos ma­ri­nos, el otro atrac­ti­vo de la zo­na, con­cen­tran nu­me­ro­sas em­pre­sas de­di­ca­das a ac­ti­vi­da­des acuá­ti­cas, que pue­des ver con ope­ra­do­res co­mo Ca­tai (www.ca­tai.es).

Acér­ca­te a Pan­glao y Ba­li­ca­sag, dos is­las que com­pi­ten por ofre­cer los mejores are­na­les. Si pre­fie­res ob­ser­var a ser ob­ser­va­do, Pa­mi­la­can es per­fec­ta pa­ra avis­tar ba­lle­nas y del­fi­nes. Y otra ci­ta in­tere­san­te: las mejores pues­tas de sol es­tán en Bohol, jun­to a Pan­glao, don­de se ac­ce­de por un puen­te. No te pierdas una ex­cur­sión flu­vial a lo lar­go del río Lo­boc o del Ina­ban­ga. La ex­pe­rien­cia se rea­li­za en gran­des bar­ca­zas y re­co­rre sus már­ge­nes, sal­pi­ca­das de pe­que­ñas al­deas. Ade­más, a lo lar­go de la ru­ta en­con­tra­rás res­tau­ran­tes flo­tan­tes sobre bar­cas mo­to­ri­za­das don­de es­cu­char mú­si­ca po­pu­lar en vi­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.