ME­DE­LLÍN, EN­TRE CA­FÉS Y AR­TE

deViajes - - Arrivals/escapadas -

otero, el es­cul­tor de los vo­lú­me­nes ca­si im­po­si­bles, es una de las ban­de­ras es­te­la­res de Me­de­llín, ur­be que fluc­tua en­tre el hu­mor cam­pe­sino y la mo­der­ni­dad –es “la ciu­dad más in­no­va­do­ra del mun­do”, se­gún el Wall Street Jour­nal y Ci­ti­bank–.

Es así nor­mal que su epi­cen­tro y princ­fi­pal lu­gar de atrac­ción sea la Pla­za de las Es­cul­tu­ras, de­co­ra­da con 23 pie­zas del artista co­lom­biano. Mu­chas otras de sus obras, también pin­tu­ras, se en­cuen­tran en el cer­cano Mu­seo de An­tio­quía, uno de los cen­tros de ar­te más im­por­tan­tes del país. Has­ta el 16 de abril po­drás ver en él Re­li­ca­rios, una ex­po­si­ción que la artista Eri­ka Diet­tes ha de­di­ca­do a la re­cien­te me­mo­ria y sen­tir del pue­blo co­lom­biano.

Para co­no­cer un po­co más sobre la ciu­dad, el Pa­la­cio de la Cul­tu­ra Ra­fael Uribe Uribe es un lu­gar abier­to –y gra­tui­to– que, ade­más de mu­cho pa­sa­do, guar­da ar­chi­vos his­tó­ri­cos y fo­to­grá­fi­cos, ga­le­ría de ar­te y una sa­la de ci­ne en su cú­pu­la.

Me­de­llín, si­tua­da en­tre mon­ta­ñas, también pre­su­me de ca­li­dad de vi­da. Sus mu­chas zo­nas ver­des, su cli­ma pri­ma­ve­ral –en­tre 22 y 24 ºC du­ran­te to­do el año– que pro­du­ce exó­ti­cas flo­res y fru­tas, o la lim­pie­za de sus ca­lles ha­cen de es­ta ciu­dad un lu­gar muy agra­da­ble

BLa se­gun­da ciu­dad más gran­de de Co­lom­bia es un her­vi­de­ro de hos­pi­ta­li­dad, buen vi­vir y una sa­na ob­se­sión por la cul­tu­ra y la in­no­va­ción.

para vi­vir y re­co­rrer. Te re­sul­ta­rá muy fá­cil ha­cer­lo a tra­vés de su red de me­tro y me­tro­ca­ble o en bi­ci­cle­ta.

De es­ta for­ma des­cu­bri­rás es­pa­cios de sor­pren­den­te ar­qui­tec­tu­ra, co­mo la Bi­blio­te­ca Es­pa­ña o el Par­que Ex­plo­ra (www.par­queex­plo­ra.org), de­di­ca­do a la pro­mo­ción de la cien­cia y tec­no­lo­gía.

También po­drás aden­trar­te en los ba­rrios más po­pu­la­res, sen­tar­te a de­gus­tar el ex­qui­si­to ca­fé co­lom­biano –prue­ba el de Ur­ba­nia, en la zo­na Po­bla­do–, o des­ve­lar su ca­rác­ter más con­tes­ta­ta­rio a tra­vés de sus graf­fi­tis (www.me­de­llin­graf­fi­ti­tour.com).

TIE­NE MU­CHA TE­LA

La mo­da y el di­se­ño de Me­de­llín también se han ga­na­do su fa­ma gra­cias a la ca­li­dad de sus te­ji­dos y las crea­cio­nes de los di­se­ña­do­res lo­ca­les. Co­lom­biaTex –del 27 al 29 de enero– y Ex­poar­te­sano –del 17 al 26 de abril– son bue­nas opor­tu­ni­da­des para des­cu­brir­los. Da una vuel­ta por el ori­gi­nal Cen­tro Co­mer­cial Pa­la­cio Na­cio­nal, un an­ti­guo edi­fi­cio ocu­pa­do ac­tual­men­te por tien­das.

Y si quie­res dis­fru­tar de la fies­ta su­pre­ma de la ciu­dad, ten­drás que ve­nir en agos­to, cuan­do tie­ne lu­gar su ex­plo­si­va Fe­ria de las Flo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.