AS­TU­RIAS

La emo­ción es­tá en la ola

deViajes - - Punto De Partida - Por Pepo Paz Saz

Es una de las me­cas pa­ra co­ger olas, na­ve­gar con el vien­to a fa­vor o sor­tear acan­ti­la­dos so­bre una ta­bla de padd­le surf.

Sus 354 ki­ló­me­tros de li­to­ral con­vier­ten a la fa­cha­da cos­te­ra del Prin­ci­pa­do en un des­tino tu­rís­ti­co y va­ca­cio­nal de pri­mer or­den. Y la bra­vu­ra del Can­tá­bri­co la trans­for­ma en una pe­que­ña me­ca de de­por­tes náu­ti­cos co­mo el surf y sus úl­ti­mas ré­pli­cas.

Pa­ra gus­tos, las pla­yas de As­tu­rias. Son 202, dis­tri­bui­das en más de 350 km de lí­nea cos­te­ra. A vis­ta de dron, un ver­dean­te tra­zo de es­pu­mas y acan­ti­la­dos, de are­na­les y ro­ca que se ele­va por el Orien­te a lo­mos de la Sie­rra de Cue­ra, en­tre Llanes, Ca­bra­les, Pe­ña­me­lle­ra Al­ta y Ba­ja y Ri­ba­de­de­va; ofre­ce pla­yas ur­ba­nas co­mo la de San Lo­ren­zo, en Gijón; y se vuel­ve abrup­ta des­de el ca­bo de Pe­ñas, en el con­ce­jo de Gozón, has­ta la playa de Ar­nao (Castropol). Tan­ta va­rie­dad só­lo po­día te­ner una vo­ca­ción: el dis­fru­te del agua en sus múl­ti­ples po­si­bi­li­da­des de­por­ti­vas.

LO UL­TI­MO: SURF DE RE­MO

Las pla­yas de Llanes son las ele­gi­das por los aman­tes del stand up padd­le surf o SUP, una va­rian­te del surf que em­pe­zó en Ha­wái en la dé­ca­da pa­sa­da y lle­gó a As­tu­rias des­de Cantabria en 2009, eclo­sio­nan­do en 2013. La playa de Se­va­lle, en Niem­bro, es uno de los pa­raí­sos de es­tos de­por­tis­tas que van a pie so­bre la ta­bla y se ayu­dan con un re­mo. La de To­ró, con su con­cha, otra de las po­si­bles.

El Prin­ci­pa­do es un des­tino por ex­ce­len­cia pa­ra los aman­tes del SUP ya que ofre­ce ríos, rías, olea­je de mar y la­gos de mon­ta­ña. Si no ape­te­ce co­ger olas es po­si­ble re­mar por una ría o tra­zar el cau­ce de un río; si el mar es­tá em­bra­ve­ci­do, se pa­lea en un la­go de los Pi­cos de Eu­ro­pa. Ade­más, la fa­cha­da ma­rí­ti­ma orien­tal es­tá re­ple­ta de cue­vas, gru­tas y pa­sa­di­zos, y es uno de los po­cos des­ti­nos don­de dis­fru­tar del es­pe­lo­padd­le. Así que la Es­cue­la As­tu­ria­na de Surf (www.es­cue­laas­tu­ria­na­de­surf.com), con Hu­go Suá­rez al fren­te, lo tie­ne en­tre sus ac­ti­vi­da­des más de­man­da­das.

La playa de Gul­pi­yu­ri, en­tre Llanes y Ribadesella, es­con­di­da en­tre ver­des pra­de­rías y de­cla­ra­da Mo­nu­men­to Na­tu­ral, es un buen ejem­plo de la ri­que­za de la zo­na.

Más al oes­te, las pla­yas de La Es­pa­sa y el Are­nal de Mo­ris (Ca­ra­via), o la de Ve­ga (Ribadesella), son idea­les pa­ra prac­ti­car wind­sur­fing y ki­te­surf, mo­da­li­da­des de des­li­za­mien­to que re­quie­ren gran­des es­pa­cios y con­di­cio­nes es­pe­cí­fi­cas de vien­to: el nor­des­te ga­ran­ti­za sol; en ca­so con­tra­rio ha­brá que op­tar por otras ac­ti­vi­da­des.

San­tua­rios del surf. Los pio­ne­ros del surf se echa­ron al mar a me­dia­dos de los se­sen­ta. Dos do­cu­men­ta­les nos re­cuer­dan aque­llos orí­ge­nes: Pe­dro Tem­boury, con La pri­me­ra ola (2015), y Jo­sé Ma­nuel Alon­so Pa­nea, con De olas, ta­blas y sur­fe­ros (2016). En es­ta pá­gi­na, Ca­da­ve­do y puer­to de Gijón. A la de­re­cha, ins­tan­tes sur­fe­ros en playa de Pe­ña­rron­da, El Fran­co, Llanes y Co­lun­ga.

La fa­mo­sa ola de Las­tres es só­lo pa­ra va­lien­tes pe­ro en la bo­ca de la ría de Villaviciosa es­tá una de las pla­yas-san­tua­rio pa­ra los sur­fis­tas, la de Ro­di­les. Aquí fun­cio­na des­de 1991 la Ro­di­les Surf School (www. ro­di­le­surf.com), fun­da­da por Ál­va­ro Fer­nán­dez Cal­vo. Or­ga­ni­za cla­ses dia­rias en tem­po­ra­da es­ti­val, con ma­te­rial in­clui­do. En es­ta playa se rea­li­za tam­bién un surf camp, cam­pa­men­to de ve­rano de 7 días don­de se en­se­ñan téc­ni­cas pa­ra sur­fear.

AQUÍ EM­PE­ZÓ TO­DO

Las pla­yas del cen­tro son las que con­ci­tan más de­vo­tos de los de­por­tes náu­ti­cos: hay más po­bla­ción y el olea­je fa­ci­li­ta el surf, ca­da vez más ex­ten­di­do en­tre los ado­les­cen­tes. Jun­to a la pér­go­la 6 de la playa gi­jo­ne­sa de San Lo­ren­zo em­pe­za­ron los pio­ne­ros a co­rrer olas allá por los se­sen­ta.

Va­rias es­cue­las es­pe­ran al afi­cio­na­do: San Lo­ren­zo (www.es­cue­la­de­surf­san­lo­ren­zo.com) ofre­ce, ade­más, la po­si­bi­li­dad de prac­ti­car body­board, yo­ga y pi­la­tes; Ta­blas Surf School (www.ta­blas­surfs­chool. com), es una de las pio­ne­ras de Es­pa­ña.

En Gijón ope­ra des­de 2015 As­tu­rias Náu­ti­ca (www.as­tu­rias­nau­ti­ca.com), con Jor­ge Lo­sa. Lo más no­ve­do­so: la prác­ti­ca de fly­board fren­te a la playa de Po­nien­te; los más tra­di­cio­nal: ru­tas en ka­yak de mar por el li­to­ral de la ciu­dad y re­co­rri­dos en ve­le­ro has­ta Can­dás y Luan­co. Otra playa mí­ti­ca pa­ra co­ger olas es San Juan de Sa­li­nas –en ju­lio ce­le­bra un fes­ti­val de long­board–, aun­que to­do el Oc­ci­den­te es­tá lleno de are­na­les, des­de Ca­da­ve­do a Cue­vas (Valdés) o Fre­xul­fe (Na­via), sin ol­vi­dar Mu­ros del Na­lón, So­to del Bar­co y la im­po­nen­te playa del Si­len­cio, en Cu­di­lle­ro.

Jun­to a El Fran­co y Coaña, el úl­ti­mo san­tua­rio del surf del Oc­ci­den­te as­tur es la playa Gran­de o de Los Cam­pos, en Ta­pia de Casariego. La afi­ción lo­cal se re­mon­ta al año 68 con la lle­ga­da de los her­ma­nos Gu­lley, aus­tra­lia­nos. Die­go Mén­dez fun­dó en 1985 la Es­cue­la Pi­can­te Surf y, en 1989, creó el Cam­peo­na­to de Surf que aún se ce­le­bra ca­da Se­ma­na San­ta. La afi­ción sur­fe­ra re­bo­sa en Pe­ña­rron­da, playa com­par­ti­da por los con­ce­jos de Ta­pia y Castropol, con va­rias es­cue­las abier­tas.

Tam­bién sub­ma­ri­nis­mo. En ve­rano y con el mar en cal­ma pue­des rea­li­zar bau­ti­zos de bu­ceo, na­ve­ga­ción sub­acuá­ti­ca, pes­ca de­por­ti­va, sub­ma­ri­nis­mo noc­turno y bu­ceo en pe­cios y gru­tas. En es­ta pá­gi­na, es­ce­nas can­tá­bri­cas en Ta­pia de Casariego y Mu­ros del Na­lón. A la de­re­cha, dos imá­ge­nes de Gijón, Ta­pia, puer­to de Luar­ca y playa del Si­len­cio, en Cu­di­lle­ro.

Ca­da­ve­do Co­lun­ga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.