TEL AVIV NUN­CA DUER­ME

Apa­sio­nan­te y mo­der­na, la se­gun­da ciu­dad is­rae­lí cuen­ta con la re­ce­ta per­fec­ta de un cóc­tel irre­sis­ti­ble: pla­yas, cul­tu­ra y una in­ten­sí­si­ma vi­da noc­tur­na.

deViajes - - Escapadas -

Sur­fis­tas, pa­sea­do­res de pe­rros, gen­te gua­pa re­co­rrien­do el pa­seo ma­rí­ti­mo… Po­dría ser el pai­sa­je de cual­quier playa eu­ro­pea de mo­da. In­clu­so de Mia­mi. Pe­ro es­ta­mos en Tel Aviv, el gran cen­tro ur­bano de Is­rael que vi­ve or­gu­llo­sa­men­te pe­ga­do a su so­bre­nom­bre: la ciu­dad que no se de­tie­ne.

De­sin­hi­bi­da y bu­lli­cio­sa, aquí se co­ci­na ca­si to­da la ofer­ta cul­tu­ral de la re­gión. Sus pro­pues­tas mar­can ten­den­cia –el des­fi­le del Or­gu­llo LGBT de Tel Aviv de es­te año ha si­do el ma­yor even­to de es­te ti­po en to­da Asia y Orien­te Me­dio– y su vi­da noc­tur­na es tan am­plia que ca­si ha­bría que em­pe­zar la ru­ta en al­guno de los lo­ca­les del puer­to o en el cru­ce de las ca­lles Roths­child y Allenby, don­de has­ta pue­des bai­lar sal­sa.

De día, el rit­mo no ba­ja y el ca­rác­ter me­di­te­rrá­neo de es­te en­cla­ve, a po­co más de 60 km al no­roes­te de Je­ru­sa­lén, sa­ca a to­dos a la ca­lle. Los ca­fés es­tán lle­nos y los cen­tros co­mer­cia­les y mer­ca­dos –no te pier­das el de Ha­car­mel– son un cons­tan­te her­vi­de­ro de gen­te.

En­con­trar aquí un mo­men­to de re­lax tam­bién es fá­cil y las op­cio­nes, muy atrac­ti­vas. Pa­ra em­pe­zar, méz­cla­te con los lu­ga­re­ños y adén­tra­te en el Par­que HaYar­kon, un pe­que­ño pa­raí­so ver­de en me­dio de la ciu­dad. Tam­bién pue­des su­bir al Ob­ser­va­to­rio Az­rie­li, con unas vis­tas úni­cas so­bre la ciu­dad. Y, por su­pues­to, re­ga­lar­te un buen pa­seo por la playa, un es­ce­na­rio que re­bo­sa vi­ta­li­dad. Las hay de to­do ti­po, des­de las que to­can tam­bo­res los vier­nes has­ta las que re­ser­van días de la se­ma­na pa­ra hom­bres o mu­je­res

AR­TE EN LA CIU­DAD BLAN­CA

El ca­tá­lo­go cul­tu­ral de Tel Aviv es tam­bién im­pre­sio­nan­te. Y úni­co. Por ejem­plo, ¿sa­bías que aquí se con­cen­tra el ma­yor gru­po de edi­fi­cios del mun­do cons­trui­do se­gún el es­ti­lo Bauhaus y de­cla­ra­do Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad? La ex­pre­sión ar­tís­ti­ca tam­bién se or­ga­ni­za en el Museo de Ar­te, con una ex­ten­sa co­lec­ción de obras clá­si­cas y con­tem­po­rá­neas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.