ESCAPADAS

En­tre el re­fi­na­mien­to de la épo­ca za­ris­ta y la gran­dio­si­dad de la es­té­ti­ca so­vié­ti­ca, la ca­pi­tal ru­sa se abre al fu­tu­ro co­mo una de las ciu­da­des eu­ro­peas más in­tere­san­tes.

deViajes - - Punto De Partida -

Vo­la­mos a Mos­cú pa­ra ver des­de la mí­ti­ca Pla­za Ro­ja, has­ta sus par­ques. Ade­más, re­co­rre­mos Llei­da, In­dia, Ser­bia…

Po­cos enclaves eu­ro­peos con­cen­tran tan­tos tó­pi­cos co­mo es­ta me­ga­ciu­dad, la más po­bla­da de Eu­ro­pa des­pués de Es­tam­bul. Sin em­bar­go, en Mos­cú no siem­pre ha­ce frío –en sep­tiem­bre, la tem­pe­ra­tu­ra es más que agra­da­ble y al­can­za los 15ºC–, la es­té­ti­ca so­vié­ti­ca es ya un fon­do de sel­fie e ir de com­pras, un de­por­te na­cio­nal, con nu­me­ro­sos cen­tros co­mer­cia­les y gran­des al­ma­ce­nes.

LA PLA­ZA RO­JA Y BE­LLA

Uno de los más co­no­ci­dos es GUM, un lugar ex­clu­si­vo no ap­to pa­ra to­dos los bol­si­llos. Lo en­con­tra­rás en ple­na Pla­za Ro­ja, un en­cla­ve que cuen­ta con his­to­ria pro­pia: en la an­ti­gua Ru­sia, el tér­mino ro­jo no alu­día al color, sino a al­go be­llo, bo­ni­to, aun­que es­te sig­ni­fi­ca­do se ha per­di­do con el pa­so del tiem­po.

Es­tás en el co­ra­zón de la ciu­dad –la fo­to es obli­ga­to­ria jun­to al ki­ló­me­tro 0, co­mo el de Ma­drid– y en el es­pa­cio don­de se con­cen­tran los edi­fi­cios más fa­mo­sos, co­mo el Mau­so­leo de Le­nin, el Mu­seo Es­ta­tal de His­to­ria y la Ca­te­dral de San Ba­si­lio. Es­ta cons­truc­ción, gran­dio­sa y des­lum­bran­te, se ha con­ver­ti­do en la se­ña de iden­ti­dad de la ca­pi­tal, has­ta el pun­to que su ima­gen apa­re­ce en la pan­ta­lla de inicio del po­pu­lar Te­tris, el jue­go que, ob­via­men­te, in­ven­tó un ru­so.

Con­ti­núa con una vi­si­ta al Krem­lin, un re­po­sa­do pa­seo jun­to al Mos­co­va –el río que atra­vie­sa y da nom­bre a la ciu­dad– y, si pue­des, un es­pec­tácu­lo en el Tea­tro Bols­hoi, un clá­si­co in­ter­na­cio­nal del ar­te.

Pa­ra to­mar el pul­so de la ciu­dad, acér­ca­te a la ca­lle Ar­bat, una ani­ma­da ave­ni­da pea­to­nal don­de los via­je­ros se mez­clan con ar­tis­tas y bohe­mios. En es­ta zo­na en­con­tra­rás tam­bién los res­tau­ran­tes de mo­da y al­gu­nos de los pri­me­ros ras­ca­cie­los del sky­li­ne mos­co­vi­ta, co­mo el Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res. Ter­mi­na re­la­ján­do­te en dos de los es­pa­cios ver­des de la ciu­dad: Gorky –que cuen­ta con un par­que de atrac­cio­nes– y el par­que de la Vic­to­ria, con un obe­lis­co de 114 me­tros.

NO TE PIER­DAS... Ba­ra­to, pun­tual y, so­bre to­do, lleno de ar­te. Ha­bla­mos del me­tro de Mos­cú, un en­tra­ma­do de 12 lí­neas y 196 es­ta­cio­nes, de las que 44 han si­do de­cla­ra­das pa­tri­mo­nio cul­tu­ral. La lí­nea Kol­tse­vaia, la cir­cu­lar, reúne al­gu­nas de la es­ta­cio­nes más ca­ris­má­ti­cas del sub­ur­bano, con sus ya clá­si­cas lám­pa­ras, sus ar­te­so­na­dos do­ra­dos y su con­tri­bu­ción al ar­te del rea­lis­mo so­cia­lis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.