El ar­te de la geo­me­tría

deViajes - - Diseño/Oslo -

El pro­yec­to que más ha mo­di­fi­ca­do el sky­li­ne de la ca­pi­tal no­rue­ga es, sin du­da, el co­no­ci­do co­mo Bar­co­de, em­pla­za­do jun­to al fior­do. Cons­ta de 12 edi­fi­cios muy dis­pa­res en­tre sí que, de­bi­do a sus di­fe­ren­tes di­men­sio­nes y a los es­pa­cios en­tre los blo­ques, con­for­man una es­pe­cie de có­di­go de ba­rras, de ahí su nom­bre. Nu­me­ro­sas ofi­ci­nas, vi­vien­das, tien­das, res­tau­ran­tes y lo­ca­les cul­tu­ra­les se em­pla­zan en es­ta zo­na. El puen­te pea­to­nal Akro­ba­ten (El Acró­ba­ta), de 206 me­tros de lon­gi­tud, co­nec­ta Grøn­land y Bjør­vi­ka. El di­se­ño, que aú­na ace­ro y vi­drio, co­rre a car­go del es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra L2 Ar­chi­tects, que lo ha do­ta­do de un ai­re de lo más van­guar­dis­ta. No en vano, en 2012 se al­zó con el pri­mer pre­mio de ECCS Eu­ro­pean Award for Steel Brid­ges. La co­lo­ri­da ilu­mi­na­ción noc­tur­na y las pri­vi­le­gia­das vis­tas al Bar­co­de lo con­vier­ten en lugar de pa­so obli­ga­do. El pro­yec­to ar­tís­ti­co nó­ma­da SALT cons­ta de cua­tro cons­truc­cio­nes de ma­de­ra que imi­tan los tra­di­cio­na­les es­tan­tes (racks) no­rue­gos pa­ra se­car el pes­ca­do, y en las que se dan ci­ta la mú­si­ca, el ar­te, la ar­qui­tec­tu­ra y la co­mi­da.

Es­ta­ción de tran­vía de Bjor­vi­ka. Akro­ba­ten. Par­king pa­ra bi­cis en el Bar­co­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.