EX­TRE­MA­DU­RA, EL AGUA ES VI­DA

Co­no­ci­da es su ex­qui­si­ta gas­tro­no­mía, pe­ro tam­bién es tie­rra de cas­ca­das, gar­gan­tas, pla­yas flu­via­les y aguas termales.

deViajes - - Arrivals/Escapadas -

Ex­tre­ma­du­ra es mu­cho más que ja­món ibé­ri­co de be­llo­ta y Tor­ta del Ca­sar. Es tam­bién una fuen­te inago­ta­ble de ac­ti­vi­da­des de ocio re­la­cio­na­das con el agua. Ha­ce ga­la de sus 1.500 km de cos­ta in­te­rior y po­see más de 50 zo­nas de ba­ño na­tu­ra­les en­tre pis­ci­nas, gar­gan­tas y pla­yas flu­via­les. Se ubi­can en su in­men­sa ma­yo­ría en el nor­te de Cá­ce­res, en lu­ga­res co­mo la Sie­rra de Ga­ta o el idí­li­co Va­lle del Jer­te. En­tre cha­pu­zón y cha­pu­zón no te pue­des per­der el Mo­nas­te­rio de Guadalupe y el de Yus­te, el en­can­to de lo­ca­li­da­des co­mo Pla­sen­cia o Tru­ji­llo, o la be­lle­za sal­va­je de las cas­ca­das de Las Hur­des y el Jer­te. Ba­da­joz no se que­da atrás con sus 11 zo­nas de ba­ño, en Me­de­llín y La Si­be­ria, en­tre otras. En es­ta úl­ti­ma, es vi­si­ta obli­ga­da el cas­ti­llo de Puebla de Al­co­cer, del si­glo XV. Men­ción es­pe­cial me­re­ce el em­bal­se de Ore­lla­na, cu­ya pla­ya os­ten­ta una ban­de­ra azul. Su es­cue­la de ve­la es to­do un re­cla­mo pa­ra los afi­cio­na­dos a los de­por­tes náu­ti­cos, que en Ex­tre­ma­du­ra po­drán prac­ti­car tam­bién dis­ci­pli­nas co­mo pi­ra­güis­mo, bu­ceo, padd­le surf… Ade­más, pue­des na­ve­gar por sus ríos y avis­tar los bui­tres y las águi­las, o dis­fru­tar de sus bal­nea­rios, dos de los cua­les con­ser­van ves­ti­gios de an­ti­guas ter­mas ro­ma­nas. www. tu­ris­moex­tre­ma­du­ra.com.

Cas­ti­llo de Puebla de Al­co­cer. Em­bal­se de Ore­lla­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.