FILIPINAS SE­LEC­CIÓN

deViajes - - Destino / Filipinas -

Có­mo lle­gar

No hay vue­los di­rec­tos en­tre Es­pa­ña y Filipinas. La puer­ta de en­tra­da ha­bi­tual es Ma­ni­la, con la al­ter­na­ti­va de Ce­bú (Mac­tán), que tam­bién tie­ne ae­ro­puer­to in­ter­na­cio­nal y, ade­más, es el más mo­derno del país. La lí­nea aé­rea Emi­ra­tes (www.emi­ra­tes.com) vue­la dia­ria­men­te a Du­bai con el Air­bus A380. Des­de Du­bai ha­brá que pro­se­guir has­ta Ma­ni­la con la mis­ma com­pa­ñía. Los vue­los in­ter­nos son ope­ra­dos por la com­pa­ñía na­cio­nal Phi­lip­pi­ne Airlines (www. phi­lip­pi­neair­li­nes.com). Es im­por­tan­te sa­ber que pa­ra sa­lir del país hay que abo­nar un im­pues­to que de­be pa­gar­se en mo­ne­da lo­cal. Así que re­ser­va 550 PHP (pe­sos fi­li­pi­nos) pa­ra po­der vol­ver a ca­sa. Dón­de dor­mir

Ma­ni­la tie­ne gi­gan­tes­cos ho­te­les agru­pa­dos en el Cen­ter Re­sorts World, co­mo el Ma­xims (www. ma­xims­ho­tel­pa­say.com) o el So­fi­tel (www.so­fi­tel.com). Otra op­ción es alo­jar­se In­tra­mu­ros en el Bay­leaf (www.the­bay­leaf.com.ph), un ho­tel-bou­ti­que con vis­tas al par­que José Ri­zal. En Ce­bú, el Ho­tel Marco Po­lo (www.dis­co­very­lo­yalty.com), ubi­ca­do en la ca­pi­tal, Ciu­dad de Ce­bú, te ser­vi­rá pa­ra to­mar el pul­so de la ciu­dad, pe­ro lo me­jor es dor­mir en uno de los fan­tás­ti­cos re­sorts de la is­la Mac­tán, co­mo el Crim­son (www. crim­son­ho­tel.com) o el Mac­tan Re­sort de la ca­de­na Shan­gril-La (www.shan­gri-la.com). En Bohol pue­des alo­jar­te en la Pla­ya de Alo­na (is­la de Pan­glao), en el ho­tel Mit­hi (www.mit­hi­re­sort. com), el Blue­wa­ter (www. blue­wa­ter.com.ph) o en el Be Grand Re­sort (www. be­re­sorts.com). Ca­si to­dos los ho­te­les de lu­jo de Alo­na Beach es­tán co­nec­ta­dos por jar­di­nes co­mu­nes y la se­gu­ri­dad en es­te lu­gar es to­tal.

En la is­la de Ca­mi­guín las op­cio­nes son más va­rio­pin­tas, más lu­jo­sos o más bá­si­cos, aun­que ca­si ca­si siem­pre fren­te

al mar. En­tre los alo­ja­mien­tos de más ca­te­go­ría en­con­tra­rás al­gu­nos co­mo Baha­yBa­kas­yu­nan (www. baha­yba­kas­yu­nan. com) y en­tre los más nor­ma­les el Pa­ras Beach Re­sort (www.pa­ras­bea­chre­sort.com). En lo al­to de una mon­ta­ña, un di­le­tan­te ita­liano, que lle­va 20 años vi­vien­do en la is­la, alquila las cua­tro ha­bi­ta­cio­nes de su Pa­ra­di­so (www.pa­ra­di­so­hill­si­de.bu­si­ness.com), don­de, cla­ro es­tá, tam­bién po­drás de­lei­tar­te con la me­jor co­mi­da ita­lia­na de la is­la. Dón­de co­mer

En Ma­ni­la, los res­tau­ran­tes de mo­da es­tán en la zo­na de Ma­la­te, al­re­de­dor de la ro­ton­da Remedios. El Bis­tro Remedios (1911, Adriá­ti­co St.) es un lo­cal ex­ce­len­te pa­ra pro­bar muy bue­na co­ci­na fi­li­pi­na. En la is­la de Bohol, acér­ca­te has­ta el Be Grand Re­sort de Pan­glao (www. be­gran­dre­sort-bohol. com), don­de el chef Mi­chael Man­dig­ma pre­pa­ra to­da suer­te de es­pe­cia­li­da­des mo­der­nas, in­clui­da una ‘pae­lla cu­ba­na’ (con acei­tu­nas negras y alioli). La ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca de la ma­yo­ría de los ho­te­les es bas­tan­te bue­na pe­ro si quie­res sa­lir a co­mer fue­ra pue­des op­tar por L’Elephant Bleu, que cuen­ta con una sur­ti­da car­ta de vi­nos y que­sos fran­ce­ses. En Ca­mi­guín en­con­tra­rás de­li­cio­sos pla­tos caseros en es­ta­ble­ci­mien­tos co­mo Don­de Vil­ma, un res­tau­ran­te que no tie­ne web pe­ro que to­do el mun­do sa­be dón­de es­tá, así que no du­des en pre­gun­tar por él. Tam­po­co hay que perderse un al­muer­zo en J&A Fish­pen, que es igual­men­te co­no­ci­do, so­bre to­do por su so­pa de al­me­jas gi­gan­tes. En el ele­gan­te res­tau­ran­te Gue­rre­ra (www.gue­rre­ra.ph), en­con­tra­rás una de las me­jo­res co­ci­nas asiá­ti­ca-fu­sión, con pro­duc­tos frescos y de gran ca­li­dad.

Más in­for­ma­ción www.es­mas­di­ver­ti­doen­fi­li­pi­nas.es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.