Di­rec­cio­nes con mu­cho ar­te

deViajes - - Diseño / Viena -

Dón­de dor­mir.

Ho­tel To­pazz (Lich­tens­teg, 3. www. ho­tel­to­pazz.com). Si la ru­ta es de di­se­ño, ¿co­mo ha de ser el ho­tel en que te alo­jes? Pues un alo­ja­mien­to ins­pi­ra­do en gran me­di­da por el tra­ba­jo de in­flu­yen­te Ko­lo­man Mo­ser. El Ho­tel To­pazz es una pie­za ul­tra-moderna e ‘ins­ta­gramea­ble’ al cien por cien por su fa­cha­da de mo­sai­co de co­lor ma­rrón cur­va sal­pi­ca­da de ven­ta­nas elíp­ti­cas. En el in­te­rior, es­tas ven­ta­nas son tum­bo­nas idea­les pa­ra ver ama­ne­cer o con­tem­plar des­de ellas el rit­mo de la ciu­dad. Dón­de co­mer.

El res­tau­ran­te Gla­cis Beisl (Brei­te Gas­se, 4. www.gla­cis­beisl.at) fue en los años 60 una jo­ya moderna fre­cuen­ta­da por di­se­ña­do­res. Un cam­bio de ima­gen ar­qui­tec­tó­ni­ca con­vir­tió es­ta po­sa­da (beisl) en un lo­cal que bien me­re­ce una pa­ra­da. Ofre­cen co­ci­na tí­pi­ca aus­tria­ca con un to­que mo­derno que se sir­ve en su sa­la de­co­ra­da con ma­de­ra en to­nos cla­ros, cá­li­da­men­te ilu­mi­na­do o en uno de sus dos jar­di­nes. ¡No te pier­das sus sal­chi­chas ca­se­ras! Res­tau­ran­te Zum Sch­war­zen Ka­meel (Bog­ner­gas­se, 5. www.ka­meel.at). Im­pres­cin­di­ble es la vi­si­ta a es­te lo­cal en tu via­je a Viena: su in­te­rior es ple­na­men­te mo­der­nis­ta, pe­ro ade­más de los pla­tos de­li­cio­sos que ofre­cen en su sa­lón, cuen­ta con una zo­na de ba­rra don­de se sir­ven pin­chos al más pu­ro es­ti­lo es­pa­ñol... Y don­de (in­creí­ble pe­ro cier­to)... ¡¡Aún se pue­de fu­mar!! El am­bien­ta­zo es tre­men­do.

Ca­fé Mu­seum (Opern­gas­se, 7. www. ca­fe­mu­seum.at). Por aquí pa­sa­ron los pin­to­res Gus­tav Klimt, Egon Schie­le y Oskar Ko­kosch­ka, los es­cri­to­res Karl Kraus y Elías Ca­net­ti, los ar­qui­tec­tos Ot­to Wag­ner y Adolf Loos... ¡Y ¡aho­ra tú! Res­tau­ran­te Tian (Him­melp­fort­gas­se, 23. www.tian-res­tau­rant. com). Un vegetariano con mu­cho ni­vel. Su chef de co­ci­na, Paul Ivic, ha con­se­gui­do tres go­rros Gault & Mi­llau y una es­tre­lla Mi­che­lín con sus crea­ti­vos pla­tos. En­tre sus má­xi­mas: “La co­ci­na no re­quie­re un lenguaje es­pe­cí­fi­co re­quie­re un al­ma”. Ori­gi­nal y de­li­cio­so.

Y pa­ra po­ner la no­ta dul­ce, un clá­si­co: el ca­fé Gerst­ner (Kärnt­ner Stras­se, 51. www. gerst­ner-kon­di­to­rei.at). Tres plan­tas de de­lei­te es lo que nos ofre­ce la con­fi­te­ría im­pe­rial, don­de es­te año es fun­da­men­tal pro­bar su tar­ta Klimt. Con tien­da, bar y ca­fé res­tau­ran­te en el es­plén­di­do Pa­lais To­des­co, cer­ca de la Ópe­ra Na­cio­nal.

Y si no quie­res ale­jar­te mu­cho del ho­tel To­pazz o pa­ra una co­mi­da rá­pi­da prue­ba el res­tau­ran­te

Bloom (Ro­ten­turms­tras­se, 15. www.ho­te­lla­mee.com), en el Ho­tel La­mee, de la mis­ma ca­de­na que el ho­tel To­pazz y tam­bién mar­ca­do por su mo­derno di­se­ño.

Qué com­prar. Al­re­de­dor de la ca­lle Kohl­markt los afi­cio­na­dos al lu­jo en­con­tra­rán su pa­raí­so. Por es­ta zo­na hay tan­to mar­cas de lu­jo in­ter­na­cio­nal co­mo fir­mas de tra­di­ción aus­tria­cas, ta­les co­mo Wag­ner, Bu­che­rer o Schu­llin.

En Spie­gel­gas­se, 3 es­tá la flags­hip sto­re de Au­gar­ten (www. au­gar­ten.com), pe­ro hay más re­par­ti­das por la ciu­dad. En ellas pue­des ad­qui­rir pie­zas de por­ce­la­na de los cé­le­bres jue­gos de ca­fé de Hoff­man y Mo­ser. Wien Products (hay va­rias tien­das fí­si­cas re­par­ti­das por la ciu­dad. www.wien­pro­ducts. at) es otra de las di­rec­cio­nes que tie­nes que apun­tar­te. es una agru­pa­ción crea­da en 1995 por la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Viena pa­ra apo­yar en sus ac­ti­vi­da­des de ex­por­ta­ción a cier­tas em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes cul­tu­ra­les vie­ne­sas se­lec­tas. co­mo la por­ce­la­na de Au­gar­ten, de­li­cias gas­tro­nó­mi­cas de Sa­cher o de De­mel, jo­yas de Al­ja & Friends o de Schu­llin Wien... To­do muy ori­gi­nal, se­lec­to y de di­se­ño.

Ac­ti­vi­da­des.

En la ca­sa de la Ca­sa de la Mú­si­ca, has­ta el día 7 de oc­tu­bre, po­drás ver la ex­po­si­ción es­pe­cial: ‘La Era Moderna Vie­ne­sa. Una nue­va era mu­si­cal’. Cen­tra­da en esa épo­ca de trans­for­ma­cio­nes, y en la obra del com­po­si­tor Gus­tav Mahler. Las sin­fo­nías de Mahler y su idea de una obra de ar­te to­tal sig­ni­fi­ca­ron un cam­bio ra­di­cal en su tiem­po. Por otra par­te, el Mu­seo del Tea­tro, mos­tra­rá has­ta el mes de abril de 2019 las apli­ca­cio­nes de Ko­lo­man Mo­ser en el es­ce­na­rio.

Otra vi­si­ta im­pres­cin­di­ble ne es­te 2018 es al Bank Aus­tria Kunst­fo­rum Wien (Fre­yung, 8. www. kunst­fo­rum­wien.at). Su mues­tra Ja­po­nis­mo, que po­drá ver­se has­ta enero de 2019 es­ta de­di­ca­da a la “ja­po­ma­nía”, la pa­sión sur­gi­da en el mun­do oc­ci­den­tal por la es­té­ti­ca y las imá­ge­nes del Ex­tre­mo Orien­te y su in­fluen­cia en el mo­der­nis­mo de 1900 y so­bre to­do, en Gus­tav Klimt y Egon Schie­le.

Y si quie­res emu­lar a Hoff­man o Mo­ser, pue­des apun­tar­te uno de los ta­lle­res so­bre por­ce­la­na de dos días que or­ga­ni­zan en Au­gar­ten (www. au­gar­ten.com).

Si quie­res sa­ber so­bre ar­qui­tec­tu­ra mo­der­nis­ta en Vie­ne, vi­si­ta el Ar­chi­tek­tur­zen­trum Wien (www.azw.at).

Có­mo mo­ver­te.

Los ta­xis son ca­ros, así que la op­ción ideal es ad­qui­rir la Vien­na City Card (www. vien­na­city­card.at), que in­clu­ye via­jes gra­tis en me­tro, au­to­bús y tran­vía y más de 210 des­cuen­tos. Ade­más, ca­da per­so­na con una Vien­na City Card pue­de ir acom­pa­ña­da gra­tis de un ni­ño de has­ta 15 años.

Más in­for­ma­ción.

En la pá­gi­na de Tu­ris­mo de Viena: www.wien. in­fo/es

Ho­tel To­paz. Pla­to de Paul Ivic. Cafe Rü­di­ger­hof. Ca­sa de la Mú­si­ca.

Ame­ri­can Bar.

Escaparate de Les­chanz.

Ca­lle Kolh­markt.

Res­tau­ran­teTian.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.