Is­rael To­do es­tá aquí

A es­ca­sas cua­tro ho­ras de Es­pa­ña en avión, se en­cuen­tra es­te país que te­je su tu­ris­mo cre­cien­te mez­clan­do mo­der­ni­dad con his­to­ria, de­sier­to con ver­ge­les y aguas vi­vas con un mar Muer­to, fuen­te de sa­lud.

deViajes - - Deviajes Para Nautalia Viajes -

Fue cu­na de tres gran­des ci­vi­li­za­cio­nes y tie­ne ac­ce­so al Me­di­te­rrá­neo, de­sier­to, ma­res vi­vos y uno Muer­to que con­cen­tra mu­chas clí­ni­cas de sa­lud. Is­rael es un pe­que­ño país, pe­ro con in­men­sas po­si­bi­li­da­des pa­ra el tu­ris­mo y las nue­vas sen­sa­cio­nes. Si dis­po­nes de po­co tiem­po, es con­ve­nien­te di­vi­dir el via­je en­tre sus dos ciu­da­des prin­ci­pa­les: Je­ru­sa­lén,

la ca­pi­tal, y Tel Aviv. Dis­tan­tes en 70 ki­ló­me­tros, la pri­me­ra cau­ti­va por sus 3.000 años de his­to­ria, la Ciu­dad Vie­ja con sus cua­tro ba­rrios y su san­ti­dad, que se per­ci­be en sus ca­lles. Tel Aviv re­zu­ma vi­da noc­tur­na, una ri­ca ofer­ta en co­mi­da ve­ga­na y de­por­te en sus pla­yas: Hil­ton, Ba­na­na y Frish­man. Y si tie­nes tiem­po, el mar Ro­jo es una fuen­te de aven­tu­ra.

Los lu­ga­res don­de co­mer bien es­tán ase­gu­ra­dos. Tie­ne fa­ma la co­mi­da ve­ga­na en Tel Aviv.

De lo san­to a lo ur­bano. Las dos gran­des ciu­da­des de Is­rael, Tel Aviv y Je­ru­sa­lén, con­cen­tran es­pa­cios de ocio co­mo ba­res y res­tau­ran­tes va­ria­dos, ho­te­les y cen­tros de con­ven­cio­nes y con­gre­sos y, por otra par­te, mo­nu­men­tos his­tó­ri­cos y uni­ver­sa­les. Rui­nas del Mu­seo To­rre de Da­vid, en Je­ru­sa­lén.

El mar Muer­to es una de las gran­des atrac­cio­nes del país. Sus aguas, don­de se flo­ta, es­tán col­ma­das de mi­ne­ra­les.

Las pla­yas de Tel Aviv es­tán en­tre las me­jo­res del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.