Aler­ta por el caos en Con­tra­ta­ción tras los ca­sos de Co­rreos y la Po­li­cía Lo­cal

Lo sa­bi­do es­ta se­ma­na so­bre el ser­vi­cio de Co­rreos o los pa­tru­lle­ros de la Po­li­cía Lo­cal po­nen de ma­ni­fies­to que al­go ocu­rre en el Ayun­ta­mien­to con los plie­gos y los pro­ce­sos de li­ci­ta­ción de ser­vi­cios a ter­ce­ros

Diario de Cadiz - - PORTADA - PA­BLO–MA­NUEL DURIO

DOS in­for­ma­cio­nes en ape­nas 24 ho­ras han pues­to es­ta se­ma­na de ma­ni­fies­to lo que ve­nía sien­do un se­cre­to a vo­ces ca­da vez más di­fí­cil de guardar. El Ayun­ta­mien­to lle­va des­de ju­lio sin po­der en­viar no­ti­fi­ca­cio­nes por­que Co­rreos sus­pen­dió el ser­vi­cio des­pués de que el con­tra­to fi­na­li­za­do en 2015 aún no ha­ya si­do re­no­va­do; y los tres pa­tru­lle­ros en me­jo­res con­di­cio­nes de la Po­li­cía Lo­cal han es­ta­do des­de el vier­nes 5 has­ta el jue­ves 11 sin re­co­rrer las ca­lles por la de­mo­ra en la fir­ma de una pró­rro­ga en la ce­sión del uso con la ca­sa au­to­mo­vi­lís­ti­ca pro­pie­ta­ria de los vehícu­los, co­mo ya pasó en agos­to. Son los dos úl­ti­mos ejem­plos co­no­ci­dos que re­afir­man que al­go pa­sa en el Ayun­ta­mien­to en re­la­ción a los con­tra­tos fir­ma­dos con ter­ce­ros. Plie­gos que se eter­ni­zan, con­tra­tos que no se fir­man a tiem­po, pró­rro­gas en el ai­re... Co­lap­so en el área de Con­tra­ta­ción.

“Es­ta­mos in­ten­tan­do ave­ri­guar dón­de se es­tan­can los plie­gos, en qué des­pa­cho o pa­si­llo se pa­ra­li­za el tra­ba­jo”, co­men­ta­ban es­ta se­ma­na fuen­tes sin­di­ca­les a es­te pe­rió­di­co. Es de­cir, que ni los pro­pios tra­ba­ja­do­res mu­ni­ci­pa­les –o sus re­pre­sen­tan­tes sin­di­ca­les– son ca­pa­ces de ati­nar a la ho­ra de se­ña­lar qué pro­ble­ma es­tá te­nien­do el Ayun­ta­mien­to. “Es un caos”, res­pon­den cuan­do se les pre­gun­ta por la si­tua­ción. “Ve­ni­mos avi­san­do de que es­to iba a re­ven­tar por al­gún la­do. Y ya ha re­ven­ta­do”, aña­den las dis­tin­tas fuen­tes con­sul­ta­das.

Val­ga un nue­vo ejem­plo so­bre es­ta cues­tión: a prin­ci­pios del pa­sa­do mes de ma­yo se co­no­cie­ron

El plie­go anun­cia­do en ma­yo pa­ra pro­veer de ali­men­tos a la guar­de­ría mu­ni­ci­pal si­gue sin sa­lir

los pro­ble­mas que es­ta­ban te­nien­do pro­vee­do­res de la guar­de­ría mu­ni­ci­pal por el im­pa­go de sus fac­tu­ras y la deu­da acu­mu­la­da. En aque­lla fe­cha, des­de el Ayun­ta­mien­to se ex­pli­có que se es­ta­ba ul­ti­man­do el plie­go de con­di­cio­nes pa­ra ad­ju­di­car es­te ser­vi­cio pa­ra que es­tu­vie­ra “cuan­to an­tes”. Cin­co me­ses des­pués, el con­cur­so pa­ra el su­mi­nis­tro de la guar­de­ría mu­ni­ci­pal si­gue sin con­vo­car­se. Otro plie­go eterno.

“En al­gún des­pa­cho se atas­ca es­to. No sa­be­mos dón­de”, de­cían el jue­ves en la Po­li­cía Lo­cal al hi­lo de lo ocu­rri­do con los tres pa­tru­lle­ros. Y es que va­rias son las teo­rías o cla­ves que bus­can ex­pli­ca­ción a lo que vie­ne ocu­rrien­do en Con­tra­ta­ción.

La pri­me­ra de ellas se­ña­la di­rec­ta­men­te al equi­po de go­bierno co­mo cau­san­te de to­do. Su lle­ga­da a San Juan de Dios en ju­nio de 2015 tra­jo con­si­go una se­rie de mo­vi­mien­tos en los des­pa­chos que pa­ra al­gu­nos ex­pli­ca lo que hoy es­tá ocu­rrien­do en es­te área. “El de­par­ta­men­to de Con­tra­ta­ción y Com­pras te­nía un di­rec­tor de área y tres téc­ni­cos; el nue­vo go­bierno cor­tó ca­be­zas y otros téc­ni­cos se tras­la­da­ron. Eso ha pro­vo­ca­do que ha­ya un vo­lu­men bes­tial de tra­ba­jo y que ese área no de abas­to hoy, al es­tar con fun­cio­na­rios nue­vos que tie­nen que ha­cer un tra­ba­jo que no co­no­cían has­ta aho­ra”, se­ña­la una de las fuen­tes con­sul­ta­das, coin­ci­dien­do con otras que ven en esos cam­bios téc­ni­cos –es­pe­cial­men­te en la fi­gu­ra del an­te­rior di­rec­tor del área, cu­ya no con­ti­nui­dad en el pues­to en­tien­den que es­tá fun­da­men­tal en to­do es­te asun­to– que su­ce­die­ron a la lle­ga­da de Po­de­mos y Ga­nar Cá­diz co­mo al­go fun­da­men­tal en el caos ac­tual. “No hay dis­po­si­ción eco­nó­mi­ca ni or­ga­ni­za­ción. Han lle­ga­do e in­ten­ta­do bo­rrar to­do; y se ha vis­to que eso no fun­cio­na así”, le afean al equi­po de go­bierno.

La se­gun­da teo­ría es aún más des­con­cer­tan­te, y se cen­tra en el plano téc­ni­co, sin que el co­lor po­lí­ti­co del Ayun­ta­mien­to o el equi­po que ac­tual­men­te lo go­bier­na ten­ga res­pon­sa­bi­li­dad al­gu­na: “Hay una gue­rra en­tre la Se­cre­ta­ría y Con­tra­ta­ción; y so­bre to­do en­tre sus res­pon­sa­bles”, se­ña­la de ma­ne­ra di­rec­ta otra de las fuen­tes con­sul­ta­das, que ase­gu­ra que en no po­cas oca­sio­nes los plie­gos es­tán téc­ni­ca­men­te fi­na­li­za­dos “a la es­pe­ra de que uno y otro den au­to­ri­za­ción pa­ra sa­car­lo a li­ci­ta­ción”. De he­cho, en el Ayun­ta­mien­to hay quien ase­gu­ra que el plie­go del nue­vo con­tra­to de Co­rreos lle­va re­dac­ta­do “des­de ha­ce más de diez me­ses”, sin que aún se ha­ya tra­mi­ta­do. “Con el plie­go de las lan­za­de­ras de Car­na­val ocu­rrió lo mis­mo; la fal­ta de acuer­do en­tre los téc­ni­cos pro­vo­có que se pu­sie­ra en mar­cha”, aña­den. Es de­cir, que la fal­ta de co­mu­ni­ca­ción o en­ten­di­mien­to en­tre dos áreas co­mo Con­tra­ta­ción y Se­cre­ta­ría es­ta­ría pro­pi­cian­do es­te con­ti­nuo re­tra­so de ex­pe­dien­tes, plie­gos y li­ci­ta­cio­nes.

La pre­sión po­lí­ti­ca es otro fac­tor que po­dría es­tar ha­cien­do me­lla en el área de Con­tra­ta­ción o en su re­co­rri­do pos­te­rior has­ta que el Ayun­ta­mien­to ad­ju­di­ca al­gún con­tra­to. O así, al me­nos, lo pien­san al­gu­nos en San Juan de Dios.

La fis­ca­li­za­ción que la opo­si­ción es­tá lle­van­do a ca­bo en es­te man­da­to cor­po­ra­ti­vo –mu­cho más fuer­te que en la épo­ca de las ma­yo­rías ab­so­lu­tas– y los dis­tin­tas cau­sas ju­di­cia­li­za­das en es­tos úl­ti­mos años ha ex­tre­ma­do las preo­cu­pa­cio­nes del per­so­nal fun­cio­na­rio y el ce­lo an­tes de fi­na­li­zar una do­cu­men­ta­ción y, peor aún, de es­tam­par una fir­ma.

Otro fac­tor cla­ve en la Con­tra­ta­ción mu­ni­ci­pal es el cam­bio de le­gis­la­ción que se pro­du­jo en no­viem­bre del pa­sa­do año y que con­lle­va la mo­di­fi­ca­ción de al­gu­nos pro­ce­sos con res­pec­to a co­mo se ve­nían lle­van­do has­ta aho­ra. Es­tos cam­bios han mo­ti­va­do un es­tu­dio de la ley, en pri­mer lu­gar, y el ini­cio de un pro­ce­so dis­tin­to a la ho­ra de pro­gra­mar al­gu­na li­ci­ta­ción. Más re­tra­sos, en de­fi­ni­ti­va.

Sea cual sea el mo­ti­vo real de lo que vie­ne ocu­rrien­do, o si son to­dos en ma­yor o me­nor me­di­da, lo que na­die re­cha­za en el Ayun­ta­mien­to ha día de hoy es que en el área de Con­tra­ta­ción hay un co­lap­so de se­rias di­men­sio­nes, que va a pro­pi­ciar no só­lo que los

gran­des plie­gos no va­yan a li­ci­tar­se en es­te man­da­to (co­mo el de lim­pie­za o el de trans­por­te ur­bano, por ejem­plo), sino que los pe­que­ños tam­po­co es­tén sa­lien­do en tiem­po y for­ma, oca­sio­nan­do pro­ble­mas al fun­cio­na­mien­to del Ayun­ta­mien­to.

JE­SÚS MA­RÍN

Puer­ta prin­ci­pal de ac­ce­so a la guar­de­ría mu­ni­ci­pal, en la ca­lle San Juan de Dios.

Los tres pa­tru­lle­ros de la Po­li­cía Lo­cal que du­ra­te seis días han es­ta­do fue­ra de ser­vi­cio por un error ad­mi­nis­tra­ti­vo.

El quios­co de in­for­ma­ción tu­rís­ti­ca de la pla­ya de a Ca­le­ta, pen­dien­te del nue­vo con­tra­to.

KI­KI

Un vehícu­lo de Su­fi Coin­ter lim­pia el Pa­seo de San­ta Bár­ba­ra.

JE­SÚS MA­RÍN

Uno de los po­cos bu­zo­nes de Co­rreos que que­dan en la ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.