Fin a más de 40 años de pea­je pa­ra ir a Cá­diz

Fo­men­to co­mien­za el res­ca­te de las au­to­pis­tas y ga­ran­ti­za el fi­nal del pa­go en la AP-4 pa­ra fi­nal de 2019 GO­BIER­NOS DEL PSOE Y DEL PP PRORROGARON LA CON­CE­SIÓN DE UNA IN­FRA­ES­TRUC­TU­RA AMOR­TI­ZA­DA

Diario de Sevilla - - Portada - Fco. Sán­chez Zam­brano

La con­de­na más in­jus­ta si­gue vi­gen­te, pe­ro su fi­nal se ve ca­da vez más cer­ca. Des­pués de es­tar ca­si me­dio si­glo pa­gan­do pa­ra po­der cir­cu­lar por au­to­pis­ta en­tre Se­vi­lla y Cá­diz, el fin de ese pea­je aso­ma en el ho­ri­zon­te. Fal­tan so­la­men­te 416 días, o 13 me- ses, o un año y un mes, co­mo gus­te más. Los te­mo­res que ha ha­bi­do siem­pre en es­ta es­qui­na de An­da­lu­cía de que el Go­bierno en al­gún mo­men­to ter­mi­na­ría apro­ban­do una nue­va pró­rro­ga que obli­ga­ría a se­guir pa­gan­do pa­re­ce que se van di­si­pan­do.

Ha­brá que se­guir cru­zan­do los de­dos, por­que un año da pa­ra mu­cho y los vai­ve­nes po­lí­ti­cos que vi­ve Es­pa­ña no dan mu­cha es­ta­bi­li­dad que di­ga­mos a los pla­nes del Go­bierno. Lo cier­to es que nun­ca ha es­ta­do tan cer­ca el fi­nal de es­te pea­je en­tre Se­vi­lla y Cá­diz, el cual se ha man­te­ni­do en vi­gor de ma­ne­ra con­ti­nua­da des­de la inau­gu­ra­ción de es­ta au­to­pis­ta a fi­na­les de 1971. Por­que, y de eso ya no hay du­das, la Cá­di­zSe­vi­lla es con di­fe­ren­cia la au­to­pis­ta más amor­ti­za­da de Eu­ro­pa, tan­to por el tiem­po que lle­van los con­duc­to­res pa­gan­do co­mo por la al­ta den­si­dad de trá­fi­co que so­por­ta, y que ha re­por­ta­do be­ne­fi­cios más que sa­bro­sos a su em­pre­sa con­ce­sio­na­ria de siem­pre.

Y a es­ta lar­ga con­de­na hay que su­mar­le una in­jus­ti­cia do­ble. Por un la­do, la AP-4 no tie­ne una au­to­vía gra­tui­ta al­ter­na­ti­va, por­que la vie­ja y pe­li­gro­sa N-IV só­lo cuen­ta con un ca­rril en ca­da sen­ti­do de la cir­cu­la­ción, sal­vo en el tra­mo que se es­tá des­do­blan­do de Dos Her­ma­nas-Los Palacios. Pe­ro es que, ade­más, Cá­diz es la úni­ca pro­vin­cia es­pa­ño­la que ca­re­ce de au­to­vía

gra­tui­ta pa­ra co­nec­tar­se con al­gu­na de sus tres pro­vin­cias ve­ci­nas.

El úl­ti­mo men­sa­je de tran­qui­li­dad pa­ra pen­sar en una Au­to­pis­ta del Sur gra­tui­ta lo ha da­do es­ta se­ma­na el mi­nis­tro de Fo­men­to, José Luis Ába­los, que ha re­pe­ti­do en se­de par­la­men­ta­ria lo que ya an­ti­ci­pó me­ses atrás, es de­cir, que el Go­bierno de­ja­rá mo­rir el pea­je en la AP-4, ya que no pro­rro­ga­rá la con­ce­sión ad­mi­nis­tra­ti­va a la em­pre­sa Au­mar que ex­pi­ra el 31 de di­ciem­bre de 2019.

Inau­gu­ra­da en par­te en 1971 y en su to­ta­li­dad a prin­ci­pios de 1973, la au­to­pis­ta Se­vi­lla-Cá­diz (pri­me­ro A-4 y lue­go re­bau­ti­za­da co­mo AP-4) siem­pre ha si­do de pa­go. La cul­pa de ello la tie­nen las con­ti­nuas pró­rro­gas del pea­je apro­ba­das des­de Ma­drid.

En 1969, cuan­do el Go­bierno de Fran­co fir­mó un con­ve­nio con la em­pre­sa Bé­ti­ca de Au­to­pis­tas pa­ra la cons­truc­ción, con­ser­va­ción y ex­plo­ta­ción de es­ta ca­rre­te­ra, ya se sa­bía que la au­to­pis­ta se­ría de pa­go. Esa pri­me­ra con­ce­sión se fir­mó por un pe­rio­do de 24 años.

Se­gún los pla­zos acor­da­dos en­tre las par­tes, es­ta au­to­pis­ta ten­dría que ha­ber si­do gra­tui­ta a fi­na­les de ju­nio de 1993, pe­ro esa op­ción vo­ló por los ai­res cuan­do el Go­bierno cen­tral de Adolfo Suá­rez de­cre­tó en ma­yo de 1977 una pri­me­ra pró­rro­ga de la con­ce­sión. La au­to­pis­ta, por tan­to, se­ría de pa­go ca­si seis años más, has­ta el 30 de abril de 1999.

Ttam­bién le co­gió el gus­ti­llo a es­to de las pró­rro­gas uno de los go­bier­nos de Fe­li­pe Gon­zá­lez, que en 1986, y tras acep­tar la fu­sión de Bé­ti­ca de Au­to­pis­tas y Au­to­pis­tas del Ma­re Nos­trum (Au­mar), es­ta­ble­ció ca­si en se­cre­to una am­plia­ción de la con­ce­sión por es­pa­cio de sie­te años y ocho me­ses. El fin del pea­je que­da­ba fi­ja­do en­ton­ces pa­ra el 31 de di­ciem­bre de 2006.

Y pa­ra com­ple­tar el círcu­lo lle­ga­ría en no­viem­bre de 1997 el Go­bierno de Az­nar, que con­su­mó la ter­ce­ra pró­rro­ga. Es­ta me­di­da, que ter­mi­nó sien­do va­li­da­da por un Tri­bu­nal Su­pre­mo que re­cha­zó un con­ten­cio­so im­pul­sa­do por la

Dipu­tación de Cá­diz, en­ce­rró por un la­do la pró­rro­ga más am­plia ja­más co­no­ci­da –13 años, has­ta fi­na­les de 2019–. Pa­ra com­pen­sar­lo, tra­jo de la mano tam­bién la ma­yor caí­da de pre­cios que se re­cuer­da en es­ta vía y que lle­gó a ser has­ta

de un 40% en al­gu­nos ca­sos. La au­to­pis­ta, con­si­de­ra­da has­ta en­ton­ces co­mo una ca­rre­te­ra ex­clu­si­va no al al­can­ce de cual­quie­ra, se abrió al con­jun­to de la so­cie­dad.

Des­de aque­lla úl­ti­ma pró­rro­ga apro­ba­da en 1997 el úni­co acon­te­ci­mien­to de im­por­tan­cia que ha vi­vi­do es­ta au­to­pis­ta ha si­do la eli­mi­na­ción del pea­je de Je­rez, una de­ci­sión que adop­ta­ron los go­bier­nos so­cia­lis­tas de Es­pa­ña y An­da­lu­cía en 2005. El Eje­cu­ti­vo de Cha­ves, de ma­ne­ra cuan­to me­nos sor­pren­den­te, de­ci­dió li­be­rar por su cuen­ta el pea­je de Je­rez, que en­ton­ces cos­ta­ba po­co más de un eu­ro a los con­duc­to­res. Con el di­ne­ro de to­dos los an­da­lu­ces, la Jun­ta res­ca­ta­ba un tra­mo de una ca­rre­te­ra que era y se­gui­ría sien­do es­ta­tal, una de­ci­sión aplau­di­da en Cá­diz pe­ro que con­lle­va­rá que a fi­na­les de 2019 la Ad­mi­nis­tra­ción an­da­lu­za le ha­brá pa­ga­do ya a Au­mar (hoy en­glo­ba­da en el gru­po Aber­tis) más de 126 mi­llo­nes de eu­ros.

El con­ve­nio que ha­bían fir­ma­do pre­via­men­te el Go­bierno an­da­luz de Cha­ves y el Go­bierno es­pa­ñol de Za­pa­te­ro con­tem­pla­ba que el Es­ta­do, por su par­te, aco­me­te­ría el des­do­ble de la vie­ja ca­rre­te­ra N-IV. Pe­ro du­ran­te más de sie­te años ni Mag­da­le­na Álvarez pri­me­ro, ni Pe­pi­ño Blanco des­pués mo­vie­ron un so­lo pa­pel des­de el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to pa­ra du­pli­car una ca­rre­te­ra que ya en­ton­ces es­ta­ba con­si­de­ra­da co­mo una de las más pe­li­gro­sas de la co­mu­ni­dad an­da­lu­za.

Con el pa­so de los años los mi­nis­tros de Fo­men­to pri­me­ro del PP y aho­ra el del PSOE han ce­rra­do la puer­ta a cual­quier pró­rro­ga del pea­je en la au­to­pis­ta Cá­diz-Se­vi­lla. El más ro­tun­do de ellos, es ver­dad, ha si­do el ac­tual, José Luis Ába­los, que re­co­no­ce que es­ta vía de al­ta co­mu­ni­ca­ción es­tá más que amor­ti­za­da y, ade­más, des­de ha­ce mu­chos años. Eso sí, des­de el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to se si­gue in­sis­tien­do en que ha­brá que lle­gar a un acuer­do en­tre to­dos los par­ti­dos pa­ra ver qué va a pa­sar en el fu­tu­ro con tan­tas au­to­pis­tas que de­ja­rán de ser de pa­go en los pró­xi­mos años, con el da­ño eco­nó­mi­co que ello le su­pon­drá a las ar­cas es­ta­ta­les.

Pe­ro na­da de eso quie­re ser es­cu­cha­do por esos mi­les de con­duc­to­res de Se­vi­lla, de Cá­diz y los que vie­nen de otros pun­tos de An­da­lu­cía y Es­pa­ña so­bre to­do en ve­rano que so­la­men­te con­fían en que el tiem­po pa­se rá­pi­da­men­te pa­ra que la gra­tui­dad de la AP-4 sea una reali­dad en ape­nas 13 me­ses y 20 días. Aun­que lle­gue con de­ma­sia­das dé­ca­das de re­tra­so.

El pea­je de la au­to­pis­ta AP-4 en Le­bri­ja, en una ima­gen de prin­ci­pios de es­te año.

PAS­CUAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.