La Guar­dia Ci­vil no se libra de la du­re­za de res­ca­tar ca­dá­ve­res del mar un día tras otro

Diario de Sevilla - - Andalucía - P. M. Es­pi­no­sa CA­ÑOS DE ME­CA

Pa­ra sa­car ca­dá­ve­res del mar no hay aca­de­mia que te pre­pa­re. Los guar­dias ci­vi­les que es­tos días re­cu­pe­ran los cuer­pos blan­que­ci­nos que arro­jan las olas tras el nau­fra­gio de la pa­te­ra del pa­sa­do lu­nes es­tán pa­san­do unas jor­na­das muy com­pli­ca­das. Juan Andrés Ra­ce­ro, miem­bro de la Be­ne­mé­ri­ta des­de ha­ce 30 años, de los que 25 ha es­ta­do des­ti­na­do en el Ser­vi­cio Ma­rí­ti­mo en­tre Al­ge­ci­ras y Cá­diz, re­co­no­cía a es­te dia­rio que na­ve­gar con tres ca­dá­ve­res en­vuel­tos en su­da­rios en el bar­co es difícil. “In­ten­tas po­ner­te una co­ra­za pa­ra po­der ha­cer tu tra­ba­jo, pe­ro cuan­do mi­ras ha­cia atrás y ves los bul­tos que lle- va­mos de re­gre­so al puer­to es difícil man­te­ner­te frío. Na­die te pre­pa­ra pa­ra sa­car un cuer­po que lle­va va­rios días en el mar, un cha­val por los ras­gos, que en­cuen­tra la muer­te in­ten­tan­do en­con­trar una vi­da me­jor en nues­tro con­ti­nen­te”, di­jo.

Juan Andrés ha es­ta­do du­ran­te es­ta se­ma­na en los Ca­ños de Me­ca y en Bar­ba­te, pa­tru­llan­do jun­to a sus com­pa­ñe­ros en al­gu­na de las em­bar­ca­cio­nes del Ser­vi­cio Ma­rí­ti­mo. Han si­do jor­na­das lar­gas y du­ras que no han en­con­tra­do la re­com­pen­sa de ha­llar su­per vi­vien­tes.

Du­ran­te sus años en el cuer­po ha rea­li­za­do co­mi­sio­nes de ser­vi­cio en Se­ne­gal, y co­no­ci­do la ne­ce­si­dad que im­pul­sa a los jó­ve­nes sub­saha­ria­nos y ma­rro-

quíes a lan­zar­se al mar. “Al­gu­nas pa­te­ras vie­nen del nor­te de Ma­rrue­cos, pe­ro otras lo ha­cen des­de mu­cho más al Sur, des­de Mau­ri­ta­nia, des­de Se­ne­gal, re­co­rrien­do cen­te­na­res de mi­llas náu­ti­cas en em­bar­ca­cio­nes que se en­cuen­tran en muy mal es­ta­do”. ¿Y por qué lo ha­cen? “Pues por­que allí lo úni­co que tie­nen es su vi­da, y cuan­do no tienes otra co­sa que per­der, al fi­nal te lan­zas al mar en bus­ca de al­go me­jor. Es gen­te ama­ble, sim­pá­ti­ca, pe­ro que no tie­ne na­da, ni lo más bá­si­co pa­ra po­der so­bre­vi­vir. En uno de los via­jes que hi­ci­mos lle­vé 23 ki­los de me­di­ca-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.