El de­por­te es sa­lud

Tó­pi­co en­tre los tó­pi­cos, la re­la­ción y unión en­tre de­por­te y sa­lud siem­pre es uno de los te­mas más co­men­ta­dos, aso­cian­do es­tos dos con­cep­tos.

Diario Jaen - - PSICOLOGÍA - REDACCIÓN / Jaén

Nos en­con­tra­mos en un mo­men­to en el que los por­cen­ta­jes de obe­si­dad y se­den­ta­rio no de­jan de cre­cer, po­nien­do en re­le­van­cia que hay al­go que no mar­cha del to­do bien en bue­na par­te de las cul­tu­ras (oc­ci­den­ta­les, prin­ci­pal­men­te). La ex­pan­sión de las ca­de­nas de co­mi­da rá­pi­da, jun­to con ma­yo­res co­mo­di­da­des pa­ra evi­tar­nos rea­li­zar to­do ti­po de es­fuer­zos, así co­mo lu­jos y me­dios de ocio que no in­ci­tan al mo­vi­mien­to son só­lo al­gu­nos de los fac­to­res que es­tán sien­do de­ter­mi­nan­tes en los úl­ti­mos años pa­ra que es­te pro­ble­ma co­mien­ce a su­po­ner una seria preo­cu­pa­ción pa­ra mu­chos de los paí­ses desa­rro­lla­dos de la ac­tua­li­dad.

Es por eso que hoy en día es más ne­ce­sa­rio que nun­ca com­pren­der el bi­no­mio de­por­te-sa­lud y to­do lo bueno que es­to im­pli­ca, im­pul­san­do su prác­ti­ca y con­si­guien­do des­per­tar el in­te­rés de los mi­llo­nes de per­so­nas cu­yos há­bi­tos de vi­da po­drían me­jo­rar me­dian­te la apli­ca­ción de unas sen­ci­llas ru­ti­nas. La rea­li­za­ción de cual­quier ti­po de ac­ti­vi­dad fí­si­ca, jun­to con una co­rrec­ta ges­tión de la die­ta, pue­de ofre­cer­nos re­sul­ta­dos es­pec­ta­cu­la­res en un pe­rio­do muy cor­to de tiem­po, tan so­lo he­mos de po­ner de nues­tra par­te.

Uno de los fac­to­res que más in­vi­tan a no es­for­zar­se por cui­dar nues­tro cuerpo es la creen­cia de que pro­por­cio­nar a nues­tro cuerpo lo que ne­ce­si­ta en ca­da mo­men­to es ca­ro y cos­to­so de po­ner en prác­ti­ca, aun­que no hay na­da más le­jos de la reali­dad. Cier­ta­men­te, su­pon­drá po­ner en jue­go una se­rie de ac­ti­tu­des di­fe­ren­tes a las que mos­tra­mos cuan­do no mos­tra­mos nin­gún in­te­rés por nues­tra sa­lud, pe­ro eso no quie­re de­cir que va­ya a ser más ca­ro o in­có­mo­do. Al con­tra­rio, lo ca­ro, a la lar­ga, se­rá el no ha­ber apli­ca­do los cui­da­dos ne­ce­sa­rios cuan­do pu­di­mos ha­cer­lo.

SI bien es cier­to que Internet nos brin­da aho­ra mu­chas opor­tu­ni­da­des pa­ra dis­traer­nos y de­di­car más tiem­po al ocio y me­nos al de­por­te, tam­bién lo es que en la Red po­de­mos en­con­trar mu­chas bue­nas pá­gi­nas web que nos ayu­da­rán a cui­dar de nues­tra sa­lud de una for­ma mu­cho más efec­ti­va. De he­cho, a tra­vés de las tien­das vir­tua­les po­de­mos ac­ce­der a op­cio­nes ta­les co­mo una far­ma­cia on­li­ne, con un ca­tá­lo­go mu­cho ma­yor que una tradicional, y a tra­vés de la cual po­der ad­qui­rir nues­tros pro­duc­tos de nu­tri­ción y otros ám­bi­tos.

Cuan­do se tra­ta de co­men­zar a in­cluir al­go de ac­ti­vi­dad fí­si­ca en nues­tro día a día, son mu­chas las op­cio­nes que po­de­mos en­con­trar a nues­tra dis­po­si­ción en fun­ción de nues­tros gus­tos y pre­fe­ren­cias. Des­de los po­pu­la­res gim­na­sios has­ta la moda del run­ning, pa­san­do tam­bién, có­mo no, por el tradicional ejer­ci­cio en ca­sa. Sin em­bar­go, uno de los de­por­tes que más adep­tos es­tá ga­nan­do en la ac­tua­li­dad es el ci­clis­mo en to­das sus va­rian­tes, de­bi­do a la gran co­mo­di­dad que nos ofre­ce es­te fren­te a otro de los usua­les. Me­dian­te la prác­ti­ca del ci­clis­mo po­de­mos ac­ce­der a un sin­fín de ru­tas, com­bi­nar el es­tar sen­ta­do con prac­ti­car ejer­ci­cio.

Es por eso que, ade­más de las tien­das de bi­ci­cle­tas, las de­di­ca­das a la ven­ta de ac­ce­so­rios de to­do ti­po pa­ra ci­clis­tas han vis­to in­cre­men­ta­das sus ven­tas en los úl­ti­mos años. Y es que si al­go tie­ne el ci­clis­mo es lo adic­ti­vo que re­sul­ta una vez que se co­mien­za a prac­ti­car con re­gu­la­ri­dad. En­tre lo más ad­qui­ri­do, por su­pues­to, no po­dría fal­tar el tí­pi­co mai­llot de ci­clis­mo. Un mai­llot de ci­clis­mo es la indumentaria per­fec­ta pa­ra los más afi­cio­na­dos a es­te de­por­te, que ne­ce­si­tan un ex­tra de con­fort en su prác­ti­ca ha­bi­tual. En un pri­mer mo­men­to, cuan­do co­men­ce­mos a prac­ti­car­lo, qui­zá no sea ne­ce­sa­rio un mai­llot de ci­clis­mo, pe­ro sin du­da se­rá una muy bue­na com­pra si so­mos ya ci­clis­tas ex­pe­ri­men­tas­dos.

EL CI­CLIS­MO ES­TÁ EN­TRE LOS DE­POR­TES FA­VO­RI­TOS DE LA PO­BLA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.