Una ca­sa dig­na pa­ra el jor­na­le­ro

La trá­gi­ca muer­te de tres acei­tu­ne­ros en 2016 en una co­che­ra lle­va al De­fen­sor an­da­luz a vi­gi­lar có­mo se alo­jan

Diario Jaen - - JAEN - JO­SÉ RODRÍGUEZ CÁ­MA­RA

Ba Cheick y Mous­sa Camara, de Se­ne­gal, y Dia­tou­ru-Tou­ga­rra mu­rie­ron as­fi­xia­dos en un co­che­rón del pe­que­ño nú­cleo de El Már­mol, de­pen­dien­te de Rus. Ocurrió el 26 de di­ciem­bre, cuan­do se ori­gi­nó un fue­go en el alo­ja­mien­to que com­par­tían, pro­por­cio­na­do por su pa­trón, en la ca­lle Cár­cel de es­ta po­bla­ción de La Lo­ma, una de las prin­ci­pa­les co­mar­cas pro­duc­to­ras de acei­te del mun­do. El De­fen­sor del Pue­blo se fi­jó en es­te dra­ma, que­ría saber có­mo ha­bía si­do po­si­ble, si se po­día ha­ber evi­ta­do con un alo­ja­mien­to más ade­cua­do. La ofi­ci­na que di­ri­ge Je­sús Maez­tu hi­zo lo que mu­chas en­ti­da­des, in­clu­so, lo mis­mo que el Go­bierno an­da­luz y la Sub­de­le­ga­ción, po­ner el fo­co en las con­di­cio­nes en las que vi­ven los tem­po­re­ros mien­tras tra­ba­jan en la re­co­lec­ción de la acei­tu­na. Un por­ta­voz del De­fen­sor del Pue­blo ex­pli­ca que la que­ja que abrió el or­ga­nis­mo de ofi­cio, co­mo tal, se ce­rró el pa­sa­do mes de abril. Se pi­die­ron pe­los y se­ña­les a la sub­de­le­ga­ción del Go­bierno de Jaén, que, ex­pli­can, re­mi­tió un ex­haus­ti­vo in­for­me en el que se con­clu­ye que to­do lo ex­pues­to obra en ma­nos del juez que ins­tru­yó la cau­sa Di­li­gen­cia Previas 628/2016, que de­cre­tó el archivo del ca­so al no apre­ciar­se res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal. To­do ocurrió al que­mar­se unas pren­das que se ha­bían pues­to a se­car en un bra­se­ro.

Pe­ro, ni el De­fen­sor an­da­luz ni su equi­po se que­da­ron tran­qui­los, con­ven­ci­dos de que hay un tras­fon­do que re­quie­re ma­yor aten­ción. De ahí que se ha­ya ido más allá y se re­cuer­de a to­das las par­tes im­pli­ca­das su preo­cu­pa­ción por las con­di­cio­nes de los tem­po­re­ros y sus fa­mi­lia­res, tan­to en el tra­ba­jo co­mo el alo­ja­mien­to y es­co­la­ri­za­ción de me­no­res que se des­pla­cen jun­to a ellos. El De­fen­sor del Pue­blo re­cuer­da lo que, aun­que es una ob­vie­dad, a ve­ces se ol­vi­da, los em­plea­do­res tie­nen la obli­ga­ción de cum­plir el con­ve­nio co­lec­ti­vo que es­ta­ble­ce, en ca­so de que la em­pre­sa pro­por­cio­ne alo­ja­mien­to al tra­ba­ja­dor, que és­te pre­sen­ta­rá con­di­cio­nes de ha­bi­ta­bi­li­dad dig­nas. Ello im­pli­ca que el in­mue­ble es­té do­ta­do de ele­men­tos y uten­si­lios ne­ce­sa­rios pa­ra la pre­pa­ra­ción de las co­mi­das, así co­mo me­dios idó­neos pa­ra la per­noc­ta­ción, que es­tén ale­ja­dos de zo­nas per­ju­di­cia­les pa­ra la sa­lud y de­ben de dis­po­ner de luz di­rec­ta y ven­ti­la­ción su­fi­cien­te, así co­mo de agua po­ta­ble y con­tar con ele­men­tos que per­mi­tan man­te­ner las es­tan­cias con tem­pe­ra­tu­ras ad­mi­si­bles, pa­ra co­mo­di­dad de aque­llos que tie­nen allí su te­cho du­ran­te los días en los que for­man par­te de una cua­dri­lla.

En el ca­so de los alo­ja­mien­tos que se pro­por­cio­nan a ex­tran­je­ros, el De­fen­sor del Pue­blo re­co­no­ce que tie­ne un “pro­ble­ma”, pues­to que es­te co­lec­ti­vo no sue­le acu­dir has­ta ellos pa­ra pre­sen­tar al­gu­na que­ja. De ahí que se ha­ya op­ta­do por aque­llo de si la montaña no va a Maho­ma, Maho­ma va a la montaña. Por ello, la Ofi­ci­na de Información del De­fen­sor, un equi­po mó­vil de es­ta ins­ti­tu­ción, tie­ne pre­vis­to, den­tro de las vi­si­tas pro­gra­ma­das pa­ra es­te año, des­pla­zar­se, en­tre fi­na­les de oc­tu­bre y prin­ci­pios de no­viem­bre, a Úbeda y Bae­za pa­ra com­pro­bar, so­bre el te­rreno, la si­tua­ción en la que se en­cuen­tran los acei­tu­ne­ros y man­te­ner reunio­nes con re­pre­sen­tes de aso­cia­cio­nes, em­pre­sa­rios y tra­ba­ja­do­res pa­ra te­ner más información so­bre es­ta com­ple­ja reali­dad.

“Des­de es­ta ins­ti­tu­ción, cree­mos ne­ce­sa­rio man­te­ner con­ver­sa­cio­nes con los em­pre­sa­rios del sec­tor agrí­co­la, con la idea de es­ta­ble­cer unos mí­ni­mos; con los ayun­ta­mien­tos, pa­ra que pon­gan de su par­te pa­ra ha­cer fren­te a es­ta reali­dad y con la Jun­ta de An­da­lu­cía y otras en­ti­da­des. Por ello, nos es­ta­mos in­tere­san­do por la con­vo­ca­to­ria de los Fo­ros Pro­vin­cia­les de In­mi­gra­ción de ca­da pro­vin­cia afec­ta­da por cam­pa­ñas agrí­co­las”, ar­gu­men­tan.

26 DE DI­CIEM­BRE DE 2016. Co­che­ra de la ca­lle Cár­cel de El Már­mol, don­de mu­rie­ron los tres jor­na­le­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.