AL­DEA­QUE­MA­DA En­tre ro­ji­gual­das y encinas

Los al­dea­nos arro­pan la ce­le­bra­ción re­li­gio­sa de la pa­tro­na de la Guar­dia Ci­vil

Diario Jaen - - PROVINCIA - PEPI GA­LE­RA

Es­te 12 de oc­tu­bre la si­nuo­sa J-6110 que sur­ca Des­pe­ña­pe­rros ama­ne­cía co­mo cual­quier otro día, con de­ce­nas de cer­va­ti­llos co­rrien­do en­tre encinas y al­cor­no­ques con de­ma­sia­da sed, des­pués de una pri­ma­ve­ra y un ve­rano tan se­cos. Co­mo un es­pe­jis­mo, a esas ho­ras, aso­ma­ron en­tre las nu­bes unas go­tas de agua “que se po­dían con­tar”, co­mo de­cía un ve­cino, por lo es­ca­sas. Mien­tras tan­to, Al­dea­que­ma­da, des­de pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na, se des­per­ta­ba con una ca­ra di­fe­ren­te. Lu­cía ro­ji­gual­da. No era un día cual­quie­ra. De­ce­nas de sus bal­co­nes se en­ga­la­na­ron con la Ban­de­ra de Es­pa­ña, co­mo pe­día, ha­ce unos días, el al­cal­de en un ban­do, co­mo “sím­bo­lo de uni­dad” de una “na­ción so­be­ra­na, de­mo­crá­ti­ca, plu­ral e in­di­vi­si­ble”. Co­mo en tan­tos otros rin­co­nes de to­do el país, por no de­cir to­dos, Cataluña fue pro­ta­go­nis­ta es­te día de la Fies­ta Na­cio­nal co­mo nun­ca an­tes. La co­lo­nia man­tie­ne, des­de que re­cuer­dan los más lon­ge­vos del lu­gar, la tra­di­ción de sa­car a su Vir­gen del Pi­lar en pro­ce­sión en ho­nor de sus guar­dias ci­vi­les. Tam­bién se reúnen, des­pués, pa­ra com­par­tir un ape­ri­ti­vo al que es­tá in­vi­ta­do to­do el pue­blo. Pe­ro es­te año, la fies­ta se que­dó en lo re­li­gio­so. No es­tán los áni­mos pa­ra mu­cho más. Co­mo en el res­to de cuar­te­les, se han suspendido los ac­tos lú­di­cos en “solidaridad” con los com­pa­ñe­ros des­ti­na­dos en Cataluña y la si­tua­ción que allí se vi­ve.

Co­mo es ha­bi­tual, ca­da año, la Cor­po­ra­ción Mu­ni­ci­pal, los sie­te con­ce­ja­les en­ca­be­za­dos por Ma­nuel Fer­nán­dez Ve­la —que eli­gió la cor­ba­ta más apro­pia­da pa­ra la oca­sión, ce­les­te con ban­de­ras de Es­pa­ña a mo­do de to­pos— se reunió en el Pó­si­to de Diez­mo y La­bra­do­res; el co­ra­zón de la vi­da de Al­dea­que­ma­da. Se di­ri­gie­ron, con ban­de­ri­nes ro­ji­gual­das en­tre las ma­nos, ha­cia el cuar­tel de la Guar-

La pro­ce­sión de la Vir­gen del Pi­lar lle­ga has­ta el cuar­tel pa­ra ben­de­cir a los guar­dias

dia Ci­vil, acom­pa­ña­dos por un pe­que­ño gru­po de ve­ci­nos. Allí los re­ci­bió el sar­gen­to co­man­dan­te de pues­to Antonio Gó­mez Cees, los guar­dias y sus fa­mi­lia­res. El pro­to­co­lo man­da que la co­mi­ti­va re­gre­se, de nue­vo, a la pla­za de la Constitución y a la co­que­ta pa­rro­quia de la In­ma­cu­la­da Con­cep­ción pa­ra la ce­le­bra­ción de la eu­ca­ris­tía por la Vir­gen del Pi­lar. Con la pe­que­ña ima­gen, so­bre sus sen­ci­llas an­das de ma­de­ra y con su man­tón púr­pu­ra, jun­to al al­tar ma­yor, co­men­zó la mi­sa con sú­pli­cas por las vo­ca­cio­nes de ser­vi­cio de es­te Cuer­po. El pá­rro­co, Jo­sé Luis Martínez, en su ho­mi­lía, hi­zo re­fe­ren­cia a la igle­sia lle­na de fie­les

co­mo “mues­tra del ca­ri­ño” que se le tie­ne a la Guar­dia Ci­vil. Ade­más, re­cor­dó a San Pa­blo: “Si un miem­bro del Cuer­po su­fre, to­dos los de­más su­fren tam­bién. Y es­to ocu­rre con la Guar­dia Ci­vil, por eso los fe­li­ci­to por esa ini­cia­ti­va de li­mi­tar los ac­tos en es­te día a los re­li­gio­sos. No so­lo es un ac­to de solidaridad con sus her­ma­nos, sino tam­bién de co­mu­nión”. Ade­más, pi­dió pro­tec­ción a la Vir­gen pa­ra los “he­ri­dos y ante las di­fi­cul­ta­des pa­ra cum­plir su de­ber”:

Ter­mi­na­da la mi­sa, la pro­ce­sión re­co­rrió la Ave­ni­da de An­da­lu­cía pa­ra ben­de­cir el cuar­tel. Allí, el sar­gen­to, ante un buen nú­me­ro de al­dea­nos y la pa­tro­na del Be­ne­mé­ri­to cuer­po, agra­de­ció a los ve­ci­nos las mues­tras de apo­yo que re­ci­ben en es­tos días tan du­ros pa­ra sus com­pa­ñe­ros des­pla­za­dos en Cataluña. “¡Vi­va la Guar­dia Ci­vil! ¡Vi­va Es­pa­ña! ¡Vi­va el Rey!”, vi­to­rea­ron los asis­ten­tes. Y, en­tre nue­vos vi­vas, tam­bién por la Vir­gen del Pi­lar, vol­vie­ron has­ta la pa­rro­quia. Y has­ta aquí, es­te año, es­ta sen­ci­lla ce­le­bra­ción.

TRA­DI­CIÓN. Los ve­ci­nos sa­can en sus hom­bros a la Vir­gen del Pi­lar en la pro­ce­sión, pre­si­di­da por el sar­gen­to Antonio Gó­mez Cees; el pá­rro­co, Jo­sé Luis Martínez, y el al­cal­de, Ma­nuel Fer­nán­dez.

RE­CI­BI­MIEN­TO. La Cor­po­ra­ción Mu­ni­ci­pal re­co­gió a los guar­dias an­tes de la ce­le­bra­ción en el cuar­tel.

SO­LEM­NE. El pá­rro­co Jo­sé Luis Martínez pre­si­dió la ce­le­bra­ción de la fies­ta de la Vir­gen del Pi­lar y pi­dió por los guar­dias ci­vi­les he­ri­dos y los que tie­nen di­fi­cul­ta­des pa­ra desem­pe­ñar su de­ber.

MO­MEN­TOS. Arri­ba, el al­cal­de sa­lu­da al sar­gen­to co­man­dan­te y ve­ci­nos de Al­dea­que­ma­da du­ran­te la eu­ca­ris­tía de la Vir­gen del Pi­lar.

CE­LE­BRA­CIÓN. Di­fe­ren­tes mo­men­tos de la pro­ce­sión de la Vir­gen del Pi­lar, pa­tro­na de la Guar­dia Ci­vil, en es­te 12 de oc­tu­bre, por las ca­lles de Al­dea­que­ma­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.