Con­vic­cio­nes

Diario Jaen - - OPINIÓN -

Al mar­gen del he­cho po­lí­ti­co de los acon­te­ci­mien­tos que se es­tán su­ce­dien­do en Ca­ta­lu­ña, se po­ne en evi­den­cia la ac­tua­ción de sus pro­ta­go­nis­tas. Lo que has­ta ape­nas ha­ce un mes eran fir­mes con­vic­cio­nes se van di­lu­yen­do. Es­ta evo­lu­ción del pen­sa­mien­to de los lí­de­res que has­ta ha­ce unos días tras­mi­tían ra­di­ca­li­dad y fir­me­za, que de­cla­ra­ban que no es­ta­ban dis­pues­tos a dar un pa­so atrás en sus de­ci­sio­nes, ha de­frau­da­do a una mul­ti­tud que enar­de­ci­da los se­cun­da­ba. No son los idea­les los que les mue­ven, es elec­to­ra­lis­mo y an­sias de po­der. Cuan­do se lu­cha por un ideal fir­me, se es­tá dis­pues­to a lu­char has­ta sus úl­ti­mas con­se­cuen­cias. Si no es así es que no se es­tá muy con­ven­ci­do de ello. Al­tos idea­les y pro­fun­das con­vic­cio­nes de­bían te­ner los que han da­do su vida de­fen­dien­do sus creen­cias re­li­gio­sas, por ejem­plo, a sa­bien­das de que ello les lle­va­ba a la ho­gue­ra, a la gui­llo­ti­na o a los leo­nes. Mi ad­mi­ra­ción por ellos.

LOUR­DES CAMPS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.