No juz­guéis y no se­réis juz­ga­dos

Diario Jaen - - OPINIÓN -

Ha­ce po­cos días un jo­ven que fue de­man­da­do por ha­cer un mon­ta­je po­nien­do su ros­tro en la ca­ra de Cris­to ten­drá que pa­gar 480 eu­ros por la ofen­sa. Ha­ce un año el con­ce­jal de Cul­tu­ra de A Co­ru­ña fue tam­bién de­man­da­do por per­mi­tir la re­pre­sen­ta­ción del pa­pa be­bien­do vino en un car­tel de car­na­val. Es­tas de­man­das son la me­jor ma­ni­fes­ta­ción de la tra­yec­to­ria hi­pó­cri­ta en la que la Igle­sia es­tá ca­yen­do. Y es que si ver­da­de­ra­men­te es­tas per­so­nas tu­vie­sen la cos­tum­bre de leer la Bi­blia y se­guir las en­se­ñan­zas de Dios y de Jesús, ja­más per­mi­ti­rían que na­die cum­plie­se con­de­na o pa­ga­se tri­bu­tos por ha­ber­les ofen­di­do. Ejem­plos de es­to po­de­mos en­con­trar­los in­clu­so en el Gé­ne­sis, don­de Jo­sé per­do­na a sus her­ma­nos des­pués de ha­ber­le ven­di­do co­mo es­cla­vo. Tam­bién po­de­mos en­con­trar mues­tras de per­dón en Lu­cas: “Ben­de­cid a los que os mal­di­cen, y orad por los que os ca­lum­nian “o Mateo: “Amad a vues­tros enemi­gos, ben­de­cid a los que os mal­di­cen, ha­ced bien a los que os abo­rre­cen, y orad por los que os ul­tra­jan y os per­si­guen “. Pa­ra terminar, es cu­rio­so co­mo mu­chos de los jui­cios mo­ti­va­dos por de­li­tos a los sen­ti­mien­tos re­li­gio­sos se sol­ven­ta­ron eco­nó­mi­ca­men­te, pa­re­ce que la Igle­sia se ha ol­vi­da­do de que la raíz de to­dos los ma­les es el amor al di­ne­ro, el cual es co­di­cia­do por aque­llos que se ex­tra­via­ron de la fe (Ti­mo­teo 6:10).

CRIS­TI­NA CAS­TRO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.