“Adiós, que­ri­da Li­li, de­jas­te una gran hue­lla”

Diario Jaen - - JAÉN - Por Jo­sé Gar­cía Al­ma­gro

Que­ri­da Li­li: aun­que ya era una no­ti­cia más o me­nos es­pe­ra­da por to­dos, me ha da­do mu­cha pe­na cuan­do me he en­te­ra­do que nos ha­bías de­ja­do pa­ra siem­pre, des­pués de ha­ber es­ta­do tan­tos años lu­chan­do y so­por­tan­do tu te­rri­ble en­fer­me­dad. Ha si­do mu­cho tiem­po en­fer­ma, pe­ro ahí han es­ta­do siem­pre tu ma­ri­do, Juan, y tus hi­jos Ma­ría del Car­men, Ro­sa, Juan y Ana, sus pa­re­jas, y el res­to de fa­mi­lia que, con amor y pa­cien­cia, se han vol­ca­do en ayu­dar­te, dán­do­te to­dos los cui­da­dos y aten­cio­nes que has ne­ce­si­ta­do, pe­ro, so­bre to­do, te han da­do mu­cha ter­nu­ra, ca­ri­ño y com­pren­sión, que era lo que más ne­ce­si­ta­bas.

Tam­bién te han ayu­da­do tus cui­da­do­ras y to­do el ba­rrio de Las In­fan­tas, que siem­pre te ha mos­tra­do su ca­ri­ño y cer­ca­nía, dán­do­te una pa­la­bra de alien­to y áni­mo en los mo­men­tos más di­fí­ci­les.

Re­cuer­do con ca­ri­ño a ti y to­dos tus her­ma­nos, con tu pa­dre Pa­co (¡qué bue­na per­so­na era Pa­co!) cuan­do vi­vía­mos en la fá­bri­ca. ¡Qué tiem­pos tan fe­li­ces fue­ron aque­llos y cuan­tos mo­men­tos en­tra­ña­bles han que­da­do gra­ba­dos, pa­ra siem­pre, en la me­mo­ria de to­dos los que tu­vi­mos la suer­te de vi­vir allí en aque­lla épo­ca! Li­li, tú has he­re­da­do de tu pa­dre el ser bue­na per­so­na, ama­ble y ge­ne­ro­sa, pe­ro tam­bién has si­do una per­so­na abier­ta, ale­gre, bon­da­do­sa, y esa for­ma de ser la has trans­mi­ti­do a to­dos tus ve­ci­nos.

Re­cuer­do los ve­ra­nos cuan­do te sen­ta­bas en el pa­tio de tu ca­sa, ha­blan­do con to­do el que pa­sa­ba cer­ca, sal­tan­do de una con­ver­sa­ción a otra, aque­llo pa­re­cía no te­ner fin, pe­ro siem­pre con un tra­to agra­da­ble, ca­ri­ño­so y una son­ri­sa en la ca­ra.

Li­li, sa­bes que to­do el ba­rrio te va­mos a echar mu­cho de me­nos, pe­ro ve­te con la tran­qui­li­dad de que has pa­sa­do por es­ta vi­da ha­cien­do el bien y ayu­dan­do, en lo que has po­di­do, a to­dos tus ve­ci­nos. Adiós que­ri­da ve­ci­na. ¡Has­ta siem­pre!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.