“te­nem que ser club do ga­nar sea alg Ha­bI­tua

En­tien­de que a la afi­ción le “ca­ras nue­vas”, pe­ro que “con­se­cuen­tes con la realid

Diario La Grada - - ENTREVISTA. ESPANYOL -

Ha lle­ga­do al Es­pan­yol pa­ra li­de­rar una dirección de­por­ti­va que no ha aca­ba­do de funcionar en las úl­ti­mas dos tem­po­ra­das. Al ate­rri­zar en me­dio del mer­ca­do de fi­cha­jes, se­gu­ra­men­te, no ha po­di­do apor­tar to­do lo que le hu­bie­ra gus­ta­do a la con­fec­ción de la plan­ti­lla, pe­ro una vez ce­rra­do es­te, ya pien­sa en el fu­tu­ro. Fran­cis­co Joa­quín Pé­rez Ru­fete quie­re im­pri­mir más ve­lo­ci­dad al club, pe­ro no pro­me­te­rá co­sas que no se pue­dan cum­plir. Es am­bi­cio­so y es­pe­ra cre­cer, pe­ro es cons­cien­te que el ca­mino no se­rá fá­cil, aun­que no re­nun­cia­rá a na­da. ¿Se res­pi­ra más tran­qui­lo tras el cie­rre del mer­ca­do de fi­cha­jes? He­mos aca­ba­do una eta­pa de las que te­ne­mos que ir cum­plien­do du­ran­te el año. El mer­ca­do de fi­cha­jes es una épo­ca de cons­truc­ción. Aho­ra se ini­cia otra en la que el di­rec­tor de­por­ti­vo de­be es­tar en­ci­ma de los ju­ga­do­res, tra­ba­jar al má­xi­mo pa­ra me­jo­rar la ac­tual si­tua­ción y to­das las que se va­yan ge­ne­ran­do. El mo­men­to eco­nó­mi­co del club no ha per­mi­ti­do afron­tar to­das las peticiones de Rubi. ¿Te que­da al­gu­na es­pi­na cla­va­da? Has­ta la úl­ti­ma se­ma­na no lo tu­vi­mos to­do or­de­na­do con la li­ga. Aun­que no te­nía­mos el co­no­ci­mien­to de to­do lo que se ha­bía vi­vi­do con an­te­rio­ri­dad en el club, es­tá­ba­mos al día de to­do lo que in­tere­sa­ba y des­de el pri­mer día qui­se dar­le im­por­tan­cia a lo que ya te­nía­mos. ¿Due­le que to­do vues­tro es­fuer­zo no se vea re­com­pen­sa­do por el ya fa­mo­so límite sa­la­rial? Es de res­pon­sa­bi­li­dad ha­cer lo que pue­des, no más de lo que se pue­de. So­mos gen­te res­pon­sa­ble, que que­re­mos al club y siem­pre ha­re­mos lo que sea más po­si­ti­vo pa­ra la en­ti­dad. En­tien­do que a la gen­te le gus­ta ver ca­ras nue­vas, pe­ro por la ma­ne­ra que se han vi­vi­do los úl­ti­mos años, se le dio im­por­tan­cia a lo que te­nía­mos y aho­ra los ju­ga­do­res tie­nen la opor­tu­ni­dad de de­mos­trar su jue­go. He­mos re­cu­pe­ra­do a Ro­ber­to y Her­nán, re­no­va­do a Da­vid y apos­ta­do por ju­ga­do­res del fi­lial. La de­cep­ción en la afi­ción por la au­sen­cia de más fi­cha­jes con­tras­ta con la ilu­sión por la apues­ta de Rubi. ¿Es el fút­bol una mon­ta­ña ru­sa de sen­sa­cio­nes? Sí, aun­que to­do de­pen­de del en­fo­que. La lle­ga­da de fi­cha­jes da ilu­sión, pe­ro si des­pués no rin­den se con­vier­te en frus­tra­ción. Te­ne­mos que ser con­se­cuen­tes con la reali­dad del club y de­cir­le a la gen­te en qué mo­men­to es­ta­mos. Hay un pun­to de par­ti­da, es­ta­mos tran­qui­los y con­fia­mos en nues­tro ves­tua­rio y el mís­ter. To­dos van a pe­lear a muer­te por es­te es­cu­do y te­ne­mos un año por de­lan­te pa­ra afian­zar­nos en nues­tra li­ga y por­qué no, ir cre­cien­do pa­ra es­tar me­jor que el año pa­sa­do. ¿Con la sa­li­da de al­gu­nas de las fi­chas al­tas se ha­bría ajus­ta­do la plan­ti­lla co­mo que­rías? No íba­mos a per­mi­tir si­tua­cio­nes en las que el Es­pan­yol per­die­ra; siem­pre pre­va­le­ció el ren­di­mien­to y es­te con­lle­va com­pe­ti­ti­vi­dad. Es­to lo te­nía­mos muy cla­ro. La afi­ción de­be en­ten­der que la li­ga exi­ge a to­dos los clubs de Pri­me­ra al­gu­nas con­di­cio­nes y ca­da uno te­ne­mos nues­tra his­to­ria. No se pue­de ha­cer lo que te dé la ga­na. Sa­bía­mos que la prio­ri­dad era or­de­nar y lo he­mos he­cho in­ten­tan­do per­der el me­nor ren­di­mien­to de­por­ti­vo po­si­ble.

REa­LIs­ta “Hay qUE sER UN cLUb NOR­maL, NO pRO­mE­tER Ob­JE­tI­vOs qUE aHO­Ra NO Es­táN EN­cI­ma La mE­sa y Ex­pLI­caR qUE LLE­GaR a UNa mE­ta aL­ta cUEs­ta tIEm­pO”

sin­ce­ro “Has­ta la úl­ti­ma se­ma­na no lo tu­vi­mos to­do or­de­na­do con la li­ga. te­nía­mos cla­ro que no íba­mos a re­ga­lar a nues­tros ju­ga­do­res”

¿Qué no le pue­de fal­tar a un ju­ga­dor del Es­pan­yol? Sen­ti­mien­to por el club. Hay que que­rer­lo y des­pués de­ben res­pe­tar nues­tra pro­fe­sión. Ser fut­bo­lis­ta no es fá­cil; tie­ne co­sas muy bue­nas, pe­ro tam­bién tie­ne mu­cha exi­gen­cia. Tan­to Raúl (Ta­mu­do que es su ayu­dan­te) co­mo yo las he­mos vi­vi­do y siem­pre es­ta­re­mos ahí pa­ra re­cor­dár­se­las o pa­ra ayu­dar­les. ¿Es com­pli­ca­do lle­gar a la dirección de­por­ti­va en me­dio de un mer­ca­do de fi­cha­jes? No me que­jo de eso. Es­to no es un sprint, sino una ma­rat­hón. Ire­mos me­jo­ran­do co­sas. Ven­go pa­ra em­pe­zar un nue­vo pro­yec­to, con gen­te e ideas nue­vas. Nos gus­ta que la afi­ción, a par­tir de aho­ra, se­pa por qué ha­ce­mos las co­sas. La mar­cha de Ro­ber­to pa­re­cía cer­ca­na. ¿Te­ner dos por­te­ros de es­te ni­vel, te­ma eco­nó­mi­co al mar­gen, es una ga­ran­tía pa­ra, por ejem­plo, ir fuer­tes a por la Co­pa? Siem­pre que es­té en el mun­do del fút­bol quie­ro la má­xi­ma com­pe­ten­cia po­si­ble en ca­da po­si­ción. Es­ta es mi fi­lo­so­fía. Y en la por­te­ría te­ne­mos mu­cha. Con el mís­ter he­mos te­ni­do mu­chas con­ver­sa­cio­nes du­ran­te es­te ve­rano y te­nía­mos cla­ro que no íba­mos a re­ga­lar a nues­tros ju­ga­do­res. Sergio Sán­chez era el úni­co de la plan­ti­lla con quien com­par­tis­te ves­tua­rio en el Es­pan­yol. ¿Por qué se alar­gó tan­to su sa­li­da? Sergio es un ju­ga­dor for­ma­do en nues­tro fút­bol ba­se, que ha es­ta­do mu­cho tiem­po en el club y le di­mos el tiem­po su­fi­cien­te pa­ra que en­con­tra­ra un equi­po, ya que era el quin­to cen­tral de la plan­ti­lla. Des­de el prin­ci­pio siem­pre fui muy cla­ro con él. Es­pe­ra­mos al­gu­na ofer­ta, pe­ro es­ta no lle­gó. La úl­ti­ma se­ma­na apa­re­cie­ron mu­chos nom­bres. ¿Cuán­tas ope­ra­cio­nes apro­xi­ma­da­men­te te­níais sobre la me­sa? He­mos es­ta­do va­lo­ran­do bas­tan­tes ju­ga­do­res en los úl­ti­mos días. Pe­ro es­te tra­ba­jo no so­lo se ha­ce pa­ra el ac­tual mer­ca­do, sino que tam­bién nos sir­ve de ca­ra al fu­tu­ro ya que he­mos co­no­ci­do y en­tre­vis­ta­do a bas­tan­te gen­te e in­clu­so, a ve­ces, ya ha­bla­mos con el ju­ga­dor. Es una la­bor que nos va a ir muy bien pa­ra más ade­lan­te. Aun­que a ve­ces pien­sas que ne­ce­si­tas al­gún refuerzo, nues­tra reali­dad es la que hay y la he­mos asu­mi­do con nor­ma­li­dad. Te­nía­mos cla­ro que la prio­ri­dad era or­de­nar la plan­ti­lla. ¿Hu­bo mie­do por­que el úl­ti­mo día pa­ga­ran la cláu­su­la de al­gún ju­ga­dor im­por­tan­te? No. Si al­guien pa­ga una cláu­su­la, bien­ve­ni­do sea. Es­tas es­tán pa­ra res­pe­tar­las o pa­ra ne­go­ciar­las, pe­ro es­to ya lo de­ci­de el club. Si te abo­nan la cláu­su­la na­da pue­des ha­cer, aun­que po­cos clubs lo ha­cen. ¿Era más prio­ri­ta­rio Ro­sa­les que otras po­si­cio­nes? Te­ne­mos dos la­te­ra­les de­re­chos y dos iz­quier­dos, con Pe­dro­sa in­te­grán­do­se en la di­ná­mi­ca del pri­mer equi­po, y pre­fe­ri­mos uno de­re­cho, ya que uno iz­quier­do es más com­ple­jo que pue­da ju­gar a banda cam­bia­da. Con la ver­sa­ti­li­dad que quie­re el mís­ter, con­si­de­ra­mos que ahí es­tá­ba­mos un po­co más jus­tos. Ro­sa­les ha que­ri­do ve­nir y ha he­cho un es­fuer­zo. Es un ju­ga­dor que ten­drá una adap­ta­ción rá­pi­da y co­no­ce el idio­ma. Hay mu­chos con­di­cio­nan­tes pa­ra que si el mís­ter de­ci­da po­ner­lo en el pró­xi­mo par­ti­do se­pa en qué con­tex­to es­tá. Con 22 ju­ga­do­res en la plan­ti­lla, en la que hay tres can­te­ra­nos que de­bu­tan co­mo Pi­pa, Pua­do y Álex Ló­pez. ¿Con­si­de­ras que la plan­ti­lla es un po­co jus­ta? No por­que siem­pre ten­dre­mos fut­bo­lis­tas del fi­lial y, de mo­men­to, aún fal­ta pa­ra en­trar en la Co­pa del Rey. Te­ne­mos una plan­ti­lla óp­ti­ma pa­ra lle­gar a Na­vi­dad, don­de tam­bién pue­den su­ce­der co­sas. Me ha­blas de la Co­pa. ¿Hay que ir con to­do pa­ra in­ten­tar lle­gar lo más le­jos po­si­ble? La Co­pa so­lo la pue­des ga­nar si lle­gas a la final, y pa­ra eso has de te­ner in­ten­ción e ilu­sión. No ten­go du­das de que cuan­do em­pie­ce, el equi­po y el en­tre­na­dor la ten­drán. Nues­tro ob­je­ti­vo es ser me­jor club ca­da día e ir con­so­li­dan­do eta­pas. Si un día lle­ga­mos a Eu­ro­pa, es­to es lo que nos he­mos de exi­gir al año si­guien­te. Y de es­ta ma­ne­ra ten­dre­mos mu­cho cre­ci­mien­to. De mo­men­to ya ha de­bu­ta­do Pua­do. ¿La can­te­ra ha de ser cla­ve en el Es­pan­yol de fu­tu­ro? De­be ser fun­da­men­tal, no so­lo cla­ve. Pe­ro pa­ra es­to hay que tra­ba­jar pa­ra que los can­te­ra­nos que suban ten­gan iden­ti­dad, po­si­bi­li­da­des y que vean que pue­den te­ner cre­ci­mien­to en el pri­mer equi­po, o en otro club, pe­ro siem­pre con con­trol nues­tro. He­mos de crear ju­ga­do­res pa­ra el Es­pan­yol, pe­ro tam­bién pa­ra al­gu­nos eu­ro­peos. En una apues­ta por ju­ga­do­res de la ca­sa. ¿Due­le mu­cho per­der a Pau, Ge­rard y Aa­ron? A to­dos nos gus­ta­ría no te­ner que ven­der a na­die, pe­se a que im­por­tan­tes equi­pos los quie­ran, y po­der­les me­jo­rar sus con­tra­tos. No es así, pe­ro ¿por qué no po­de­mos con­se­guir­lo al­gún día? Pa­ra te­ner op­cio­nes de que es­to su­ce­da te­ne­mos un ca­mino que re­co­rrer. Que­re­mos lle­gar a un lu­gar al­to, aun­que pa­ra eso hay que ir que­man­do eta­pas. Nues­tra can­te­ra es de las me­jo­res de Eu­ro­pa y quie­ro apor­tar pa­ra que aún to­me más ve­lo­ci­dad y ten­ga más im­pac­to en Pri­me­ra. Tras ce­rrar es­te mer­ca­do, ya de­béis em­pe­zar con las car­pe­tas de ju­ga­do­res de ca­ra al fu­tu­ro. ¿Cuá­les son las lí­neas a se­guir? Ren­di­mien­to y sen­ti­mien­to ha­cia el club. Cuan­do fi­chas te pues equi­vo­car, pe­ro una vez el ju­ga­dor es­tá aquí has de tra­ba­jar pa­ra que rin­da lo me­jor po­si­ble y sien­ta que es­tá en el me­jor club del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.