Ta­nia Llasera pre­su­me de em­ba­ra­zo en la pla­ya con su hi­jo Pepe

La pre­sen­ta­do­ra via­jó a Bar­ce­lo­na pa­ra dis­fru­tar del mar en com­pa­ñía de su pe­que­ño, al que em­ba­dur­nó de cre­ma na­da más lle­gar. La pe­rio­dis­ta, muy gua­pa, es­tá em­ba­ra­za­da de ca­si cua­tro me­ses.

Diez Minutos - - ESTOS DÍAS SE HABLA DE… -

“MI PA­RE­JA

Y YO NO PO­DE­MOS ES­TAR MÁS CON­TEN­TOS”

Siem­pre sue­le traer llu­via, pe­ro es­ta Se­ma­na San­ta nos ha re­ga­la­do unos días lle­nos de sol que Ta­nia Llasera ha sa­bi­do apro­ve­char al má­xi­mo. La pre­sen­ta­do­ra de “La Voz” via­jó de Ma­drid a Bar­ce­lo­na pa­ra dis­fru­tar de la pla­ya con Pepe Bo­wie, su pe­que­ño de 14 me­ses.

Ta­nia lu­ció su se­gun­do em­ba­ra­zo con to­da na­tu­ra­li­dad, con un bi­qui­ni a ra­yas que no ocul­ta­ba su ba­rri­gui­ta. “Es­toy de tres me­ses y pi­co, pe­ro mi gi­ne­có­lo­ga me ha di­cho que la tri­pa se dis­pa­ra cuan­do los em­ba­ra­zos son tan se­gui­dos”, ex­pli­có en su blog el 14 de abril. To­da­vía no sa­be si es­pe­ra un ni­ño o una ni­ña y re­co­no­ce sen­tir­se en­can­ta­da. “¿Se­ré ca­paz de que­rer a es­te be­bé tan­to co­mo a mi pe­que? Es­toy fe­liz. Tan­to mi pa­re­ja co­mo yo no po­de­mos es­tar más con­ten­tos”, con­tó.

Sin su ma­ri­do, Gon­za­lo Villar

Ta­nia se com­por­tó co­mo una au­tén­ti­ca ma­dra­za du­ran­te su día de pla­ya, to­do el ra­to pen­dien­te de su ni­ño. Le em­ba­dur­nó de cre­ma pa­ra que no se que­ma­se y lue­go se die­ron un cha­pu­zón en la ori­lla pa­ra dis­fru­tar del mar. La pre­sen­ta­do­ra com­ple­tó su look playero con una pa­me­la que la pro­te­gía de los ra­yos del sol.

En es­ta es­ca­pa­da pla­ye­ra no le acom­pa­ñó su ma­ri­do, el em­pre­sa­rio Gon­za­lo Villar, con el que se ca­só en 2012 en Por­tu­gal y al que su mu­jer de­fi­ne co­mo “to­do un pa­dra­zo”. “A mí se me cae la ba­ba vien­do a mi pa­re­ja ju­gar con mi hi­jo”, con­fe­só ha­ce unos días.

TA­NIA LLASERA RE­CO­NO­CE QUE SU PE­QUE­ÑO TIE­NE “MAMITIS AGU­DA”

Des­pués de sa­lir del agua, Ta­nia vol­vió a co­ger a su pe­que­ño pa­ra apli­car­le cre­ma. Pepe, un ru­bia­les con ojos azu­les, tie­ne la piel tan blan­ca que ne­ce­si­ta mu­cha pro­tec­ción. A la pre­sen­ta­do­ra se la veía sú­per re­la­ja­da con su ni­ño, so­bre el que con­fie­sa que no se se­pa­ra de su fal­da: “Tie­ne mamitis agu­da, pe­ro ya se le pa­sa­rá con el tiem­po. Es­tá en la fa­se de co­no­cer mun­do y me ne­ce­si­ta”, cuen­ta con mu­cha pa­cien­cia. Pron­to ten­drá un com­pa­ñe­ro de jue­gos.

Ta­nia apos­tó por un bi­qui­ni de ra­yas que re­sal­ta­ba su em­ba­ra­zo.

Pepe es tan blan­co que Ta­nia es­tu­vo muy pen­dien­te de echar­le cre­ma ca­da po­co tiem­po.

Ma­dre e hi­jo pa­san mu­cho tiem­po jun­tos, aun­que el pe­que­ño ya va a la guar­de­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.