Amaia Sa­la­man­ca: “No he su­fri­do aco­so se­xual”

La ac­triz ha­bla de los su­pues­tos abu­sos que han su­fri­do al­gu­nas de sus ami­gas, co­mo Le­ti­cia Do­le­ra.

Diez Minutos - - SUMARIO - Da­niel I. Ca­ran­de Foto: Gui­ller­mo Ji­mé­nez

Amaia Sa­la­man­ca aca­ba de llegar de Nue­va York. La ac­triz ha estado en la ciu­dad de los ras­ca­cie­los para apo­yar a su pa­re­ja y pa­dre de sus tres hi­jos en la ma­ra­tón que se ce­le­bró ha­ce unos días. Ro­sau­ro Va­ro y Amaia com­par­ten su pa­sión por el de­por­te, co­mo nos co­men­tó la ac­triz en la pre­sen­ta­ción de las nue­vas pro­pues­tas de la fir­ma de be­lle­za Re­vlon.

-¿Can­sa­da de la ma­ra­tón de Nue­va York?

-No la he he­cho yo. He ido para ani­mar a Ro­sau­ro. No me atre­vo con 42 ki­ló­me­tros, aunque ha­ga mu­cho de­por­te; sí me atre­ve­ría con un triatlón. -Es­tás muy del­ga­da. -Es­te ve­rano he adel­ga­za­do mu­cho por cul­pa del tra­ba­jo entre la se­rie y el tea­tro.

“Soy una ma­dre pro­tec­to­ra”

-Con tan­to tra­ba­jo, ¿có­mo lo ha­ces con los ni­ños?

-Hay que sa­ber or­ga­ni­zar­se. Aho­ra he estado diez días en Ar­gen­ti­na ro­dan­do la pe­lí­cu­la “Per­di­da” y lo he de­ja­do to­do or­ga­ni­za­do entre los abue­los y la per­so­na que nos ayu­da.

-¿Y es di­fí­cil con los ni­ños y el tra­ba­jo en­con­trar tiem­po para tu pa­re­ja?

-Hay que bus­car tiem­po tan­to para los ni­ños co­mo para la pa­re­ja, por­que son co­sas que hay que cui­dar­las. La ver­dad es que aho­ra con los ni­ños es más com­pli­ca­do en­con­trar un hue­co para no­so­tros so­los. -Ade­más, son muy se­gui­dos. -Sí, pe­ro han ve­ni­do así y no me arre­pien­to. Aho­ra me que­da lo más com­pli­ca­do, que es educarlos para en­se­ñar­les lo que se van a en­con­trar en la vi­da y aho­ra es­tá lo de las re­des so­cia­les, que me da mu­cho mie­do, tie­nen que te­ner cui­da­do. Creo que mis pa­dres tam­po­co sa­bían lo que te­nían que ha­cer.

-¿Eres muy es­tric­ta en el pa­pel de ma­dre?

-Me he da­do cuen­ta que creía que iba a ser una ma­dre más co­ol y la ver­dad es que no. Al final, eres ma­dre y di­ces las mis­mas co­sas que de­cía tu ma­dre. Te preo­cu­pas demasiado y quie­res que to­do sal­ga bien.

-Pe­ro tan­ta pro­tec­ción no es bue­na.

-Soy pro­tec­to­ra, pe­ro en su jus­ta me­di­da. Aho­ra son pe­que­ños y creo que to­do se irá re­la­jan­do.

-En di­ciem­bre em­pie­zas a ro­dar una pe­lí­cu­la con Le­ti­cia Do­le­ra, que ha di­cho que ha su­fri­do aco­so se­xual, ¿qué opi­nión te me­re­ce?

-Ten­go que re­co­no­cer que a mí nun­ca me ha pa­sa­do. Me pa­re­ce una co­sa ho­rri­ble, por­que na­die tiene que abu­sar de su po­der. Es­tá en las ma­nos de las mujeres sa­ber li­mi­tar y po­ner ba­rre­ras.

-¿Por qué no dan nom­bres?

-Su­pon­go que es por mie­do a no vol­ver a tra­ba­jar. No me ha pa­sa­do, pe­ro a ve­ces sí tie­nes la sen­sa­ción de que quie­ren li­gar con­ti­go.

La ac­triz ma­dri­le­ña di­ce que, de mo­men­to, no va a te­ner más hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.