Te­re­lu Cam­pos,

tran­qui­la y en plan­ta ......

Diez Minutos - - SUMARIO -

To­do ha sa­li­do bien y los su­yos pue­den res­pi­rar tran­qui­los. Te­re­lu se en­cuen­tra ya en plan­ta, des­pués de so­me­ter­se a una do­ble mas­tec­to­mía el pa­sa­do sá­ba­do. Un día an­tes, la co­la­bo­ra­do­ra de “Sál­va­me” in­gre­só en la Fun­da­ción Ji­mé­nez Díaz de Ma­drid acom­pa­ña­da por su her­ma­na Car­men y su cu­ña­do, Jo­sé Car­los Ber­nal, sus me­jo­res apo­yos en es­ta com­pli­ca­da eta­pa de su vi­da. Te­re­lu no qui­so ha­blar, aun­que sí que agra­de­ció a to­dos las mues­tras de ca­ri­ño cons­tan­tes.

La ope­ra­ción du­ró diez ho­ras y, se­gún el par­te mé­di­co que se emi­tió un día des­pués, to­do apun­ta al op­ti­mis­mo: “La in­ter­ven­ción se ha desa­rro­lla­do sa­tis­fac­to­ria­men­te y la pa­cien­te se en­cuen­tra es­ta­ble y re­cu­pe­rán­do­se”.

Car­men tam­bién con­fir­mó las bue­nas no­ti­cias. “To­do ha sa­li­do co­mo es­ta­ba pre­vis­to, los mé­di­cos es­tán muy con­ten­tos y no­so­tros es­ta­mos co­mo lo­cos por dar­le un achuchón. Te­re­lu es­tá ya en la ha­bi­ta­ción y tran­qui­la, que es co­mo tie­ne que es­tar”, ex­pli­có an­te la pren­sa.

Te­re­sa Cam­pos tam­bién lle­gó al hos­pi­tal, pe­ro no lo hi­zo de la mano de Bi­go­te Arro­cet, sino de su in­se­pa­ra­ble chó­fer Gus­ta­vo. “Es­toy mu­cho más tran­qui­la, ha si­do un día du­ro pa­ra to­dos”, aña­dió la ma­triar­ca del clan des-

“ES­TA­MOS DESEAN­DO DAR­LE UN ACHUCHÓN. TO­DO HA SA­LI­DO SE­GÚN LO PRE­VIS­TO”

pués de ver a su hi­ja. Otra de las vi­si­tas más es­pe­ra­das fue la de Ale­jan­dra Ru­bio, úni­ca hi­ja de Te­re­lu. La chi­ca lle­gó so­la y no qui­so ha­cer de­cla­ra­cio­nes, aun­que su son­ri­sa de­ja­ba en­tre­ver que la ope­ra­ción ha­bía si­do un éxi­to.

Un mes de ba­ja en ca­sa

La re­cu­pe­ra­ción de Te­re­lu no se­rá rá­pi­da. Des­pués de que aban­do­ne el Hos­pi­tal Ji­mé­nez Díaz, a la ma­la­gue­ña le es­pe­ra por lo me­nos un mes de re­cu- pe­ra­ción en su ca­sa. No só­lo en el plano fí­si­co, sino tam­bién en el psi­co­ló­gi­co, en asu­mir que le han ex­tir­pa­do los dos pe­chos. Así lo ex­pli­ca­ba Car­men Bo­rre­go en “El pro­gra­ma de Ana Ro­sa” po­cos días an­tes de la ope­ra­ción: “Ella es du­ra, cuan­do to­ma una de­ci­sión va a por ella, pe­ro creo tam­bién que de­be­ría te­ner al­gún ti­po de ayu­da psi­co­ló­gi­ca. En­fren­tar­se a al­go tan du­ro no de­be ser fá­cil...”, ex­pli­có muy emo­cio­na­da. Lo bueno es que la pro­pia Te­re­lu re­co­no­ce que es­tá afron­tan­do de di­fe­ren­te ma­ne­ra es­te se­gun­do cán­cer, ya no se en­cie­rra, sino que lu­cha por de­jar­se mi­mar por los su­yos.

“Aho­ra he en­ten­di­do que es in­ne­ce­sa­rio ma­cha­car­me o prohi­bir­me a mí mis­ma ex­pre­sar sen­ti­mien­tos. An­tes mi do­lor era mío y de na­die más”, ex­pli­có en el even­to que or­ga­ni­zó la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la Con­tra el Cán­cer an­tes de su in­gre­so. En ese ac­to, la co­la­bo­ra­do­ra de “Sál­va­me” tam­bién apro­ve­chó pa­ra pe­dir cier­ta in­ti­mi­dad a los me­dios en torno a su ope­ra­ción. “He to­ma­do esa de­ci­sión acom­pa­ña­da de mi equi­po mé­di­co y a par­tir de ahí la vi­da me lle­va­rá por el ca­mino que de­ci­da, que es­pe­ro que sea bueno, pe­ro no voy a en­trar en de­ta­lles. Creo que hay al­go que ne­ce­si­to que per­ma­nez­ca en mi in­ti­mi­dad. Soy una per­so­na pú­bli­ca, pe­ro soy una per­so­na”, ex­pli­có.

La son­ri­sa de Ale­jan­dra Ru­bio era de lo más sig­ni­fi­ca­ti­va. La hi­ja de Te­re­lu lle­gó sin su no­vio, Dj Lo­bo.

Te­re­sa con­fe­só es­tar mu­cho más tran­qui­la tras vi­si­tar a Te­re­lu.

Car­men y Jo­sé Car­los no se han se­pa­ra­do de ella ni un mi­nu­to. “Es­tá tran­qui­la, co­mo tie­ne que es­tar”, con­fe­só su her­ma­na.

Car­men, la hi­ja de Car­men Bo­rre­go, tam­bién qui­so ver có­mo se en­con­tra­ba su que­ri­da tía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.