Car­ga­da de sal

Es la ve­ci­na de aba­jo en su nue­va obra de tea­tro y re­fle­xio­na­mos con ella en el re­llano so­bre el amor. El bueno y el no tan bueno.

DT - - SELECTED VINOS - TEX­TO MARÍA SE­GA­DE.

Nun­ca de­jó de in­ter­pre­tar. Ni cuan­do es­ta­ba de­trás de una ba­rra, ni cuan­do tra­ba­ja­ba co­mo de­pen­dien­ta. Eva Her­nán­dez (Se­go­via, 1971) se des­per­ta­ba y co­mo ac­triz que era se de­cía: “Hoy voy a ha­cer de ca­ma­re­ra, y lo voy a ha­cer guay”. Por eso aho­ra le sa­len na­tu­ra­les has­ta los mo­nó­lo­gos. Esos que la ca­ta­pul­ta­ron a la fa­ma con el per­so­na­je de Eva Ha­che. De su ál­ter ego se va­le en la ac­tua­li­dad pa­ra sen­tar a la gen­te en el tea­tro. Es­tre­na obra, “Los ve­ci­nos de arri­ba” de Cesc Gay. Una re­fle­xión so­bre el amor car­bo­ni­za­do que no la de­ja mu­da.

¿Con qué sa­bor de bo­ca aban­do­na la sa­la el es­pec­ta­dor de “Los ve­ci­nos de arri­ba”?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.