LAS SE­CUE­LAS Y CROOSSOVERS

DT - - EN CARTELERA ALIEN VUELVE -

A la Fox nun­ca se le ha­bía pa­sa­do por la ca­be­za dar con­ti­nui­dad a ‘Alien’,

de ahí que se sor­pren­die­ran cuan­do, muy in­tere­sa­dos por fi­nan­ciar­le una pe­li a Ja­mes Ca­me­ron (que aca­ba­ba de triun­far con ‘Ter­mi­na­tor’), es­te les lle­ga­se con una úni­ca idea en la ca­be­za: una se­cue­la tar­día del fil­me de Rid­ley Scott. Cuen­ta la le­yen­da que Ca­me­ron ne­ce­si­to muy po­co pa­ra con­ven­cer a unos eje­cu­ti­vos bas­tan­te es­cép­ti­cos: en­tro en la sa­la co­gió una pi­za­rra, es­cri­bió la pa­la­bra ALIEN, y tras unos se­gun­dos pa­ra en­fa­ti­zar dra­ma­tis­mo…le aña­dió una “S”. Lo pi­lla­ron rá­pi­do. ‘ALIENS’ (1986) par­tía de la atrac­ti­va pre­mi­sa de mul­ti­pli­car los acier­tos del ori­gi­nal, ya no ha­bría un úni­co bi­cho, sino muuuu­chos!! Per­fec­ta. Emo­cio­nan­te. Elec­tri­zan­te. Le dio al bi­cho una nue­va di­men­sión e ico­no­gra­fía. Pa­ra mu­chos su­peró al ori­gi­nal. Una jo­ya que ob­tu­vo 2 Os­car y fue can­di­da­ta a otros 5 (in­clui­do a me­jor ac­triz pa­ra una so­ber­bia Si­gour­ney que en­tra­ba ya en la ca­te­go­ría de icono pop).

La tercera en­tre­ga, bau­ti­za­da sen­ci­lla­men­te co­mo ‘ALIEN 3’ (1992),

fue to­da una odi­sea lle­na de pro­ble­mas y des­en­cuen­tros. El di­rec­tor con­tra­ta­do, Vincent Ward, con­ci­bió to­da una com­ple­ja his­to­ria de mon­jes en­ce­rra­dos en un mo­nas­te­rio es­pa­cial al que lle­ga­ba la na­ve de Ri­pley. Con el guión ter­mi­na­do y a pun­to de dar­le luz ver­de, la pro­duc­to­ra se lo re­pen­só, le die­ron un ra­di­cal gi­ro (los mon­jes pa­sa­ron a pre­sos en una cár­cel) y se le dio la di­rec­ción al de­bu­tan­te Da­vid Fin­cher. Es­te hi­zo lo que pu­do, pe­ro al pro­yec­to le ha­bían me­ti­do mano de­ma­sia­da gen­te. No fun­cio­nó en ta­qui­lla y obli­gó a bus­car una nue­va reorien­ta­ción a la sa­ga.

Acu­die­ron al fran­cés Jean-Pie­rre Jeu­net pa­ra la ba­rro­ca y sor­pren­den­te ‘ALIEN. RE­SU­RREC­TION’ (1997).

Vol­vió a ocu­rrir lo mis­mo, in­ne­ga­bles acier­tos, pe­ro sin po­der de fas­ci­na­ción. Tam­po­co fue nin­gún gran éxi­to, y de­jó ade­más la tra­ma en un pun­to en que, o lle­ga­ban ya los bichos a la Tie­rra, o ya no ha­bía más tu tía?

Sin sa­ber ya por dón­de ti­rar pa­ra con­ti­nuar la sa­ga,

en 2004 y 2007, Fox de­ci­dió in­ten­tar des­em­pol­var al bi­cho y sa­car­le par­ti­do en­fren­tán­do­le con otro de sus me­jo­res ac­ti­vos en desuso, los Pre­da­tors. Sa­lie­ron dos pe­li­cu­li­tas muy de cla­se B, pe­ro re­sul­to­nas.

Tras más de 10 años bus­can­do el mo­do de re­su­ci­tar la fran­qui­cia,

y vien­do que la úni­ca for­ma era vol­ver atrás ha­cien­do una pre­cue­la, Fox vol­vió a re­cu­rrir al “pa­dre de la cria­tu­ra” Rid­ley Scott. ‘Pro­met­heus’ (2012)’ sur­gió de las pa­jas men­ta­les de Scott y del con­tro­ver­ti­do guio­nis­ta Da­mon Lin­de­lof, fa­mo­so por las pa­ra­noias sin res­pues­ta de la se­rie ‘Lost’. El re­sul­ta­do di­vi­dió, al­gu­nos se sin­tie­ron frus­tra­dos por la ca­si nu­la pre­sen­cia de aliens, otros no en­ten­die­ron na­da, y al­gu­nos, qui­zá los me­nos, sa­li­mos sa­tis­fe­chos por la in­ne­ga­ble pe­ri­cia de Scott que nos re­ga­la­ba al­gu­nos mo­men­tos me­mo­ra­bles a la al­tu­ra de su me­jor ci­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.