Llu­via Ro­jo

La per­de­mos en “Cuén­ta­me” pa­ra te­ner­la más cer­ca en el san­tua­rio del tea­tro. ¡Pe­ro ojo! Llu­via es­tá en más si­tios de los que pa­re­ce...

DT - - SELECTED UNA COMIDA CON - TEX­TO MA­RÍA SEGADE FO­TO ARIADNA ALVITE.

EL RO­JO NO ES SO­LO UN CO­LOR

Es ju­nio y es­ta­mos en Ma­drid. Hoy es uno de esos días en los que el Te­le­dia­rio podría em­pe­zar con el hue­vo que se fríe al ca­lor del as­fal­to, sin acei­te ni plan­cha. Pa­re­ce que el ne­bu­li­za­dor de la te­rra­za del res­tau­ran­te Ba­be­lia es­cu­cha nues­tros pen­sa­mien­tos por­que no tar­da en ben­de­cir­nos con una re­fres­can­te llu­via. Co­mo in­vo­ca­da por el agua apa­re­ce nues­tra in­vi­ta­da, Llu­via Ro­jo (Ma­drid, 1976). Hoy co­me­mos con ella a su sa­li­da del tea­tro. La ac­triz es­ta­rá to­do el ve­rano so­bre las ta­blas con “El prín­ci­pe y la co­ris­ta”. El en­sa­yo la ha ago­ta­do, pe­ro más la vuel­ta des­de Bar­ce­lo­na a ho­ras in­tem­pes­ti­vas tras su cameo en el pro­gra­ma “Ho­ra pun­ta” de Cár­de­nas. Esta chi­ca es tan ver­sá­til co­mo el gaz­pa­cho de fre­sa con el que abri­mos bo­ca.

MULTITASKING WOMAN

Llu­via jue­ga con el pan de ma­sa ma­dre que hay so­bre la me­sa. “Me en­can­ta el de curry”, di­ce mien­tras prue­ba un bo­ca­do. Pa­re­ce que en su ca­be­za no hay más preo­cu­pa­cio­nes que sa­bo­rear las es­pe­cias, pe­ro lle­va un rit­mo de cir­cui­to de ca­rre­ras. Co­mo fi­ló­lo­ga tra­du­ce tex­tos pa­ra Al­fa­gua­ra. Lo úl­ti­mo la tri­lo­gía “Con­ti­go has­ta el fi­nal. #Kiss­me” de Elle Ken­nedy. “Sien­to que los es­cri­bo de nue­vo”, ex­pli­ca. Tam­bién par­ti­ci­pa en el pro­gra­ma de RNE “El Can­to del Gri­llo”. Dos ve­ces por se­ma­na da cla­se de Aná­li­sis Ci­ne­ma­to­grá­fi­co en la Uni­ver­si­dad Eu­ro­pea de Ma­drid. “Mis alum­nos es­tán en­can­ta­dos. Me los lle­vo a los rodajes”, ex­pli­ca, y nos trans­mi­te la emo­ción que sien­ten al ver có­mo se gra­ba “Cuén­ta­me” o su úl­ti­ma pe­lí­cu­la, “Con­duc­ta ani­mal”.

Es­te año Llu­via ha de­ja­do la se­rie, pe­ro na­da es de­fi­ni­ti­vo. “No me han ma­ta­do, pue­do vol­ver”, bro­mea. De sus años en TVE re­cuer­da con ca­ri­ño “Ro­sa chi­llón”, el gru­po de la Mo­vi­da ma­dri­le­ña en el que Pi­li can­ta­ba. En su vi­da real era com­po­nen­te de un gru­po de rock de ga­ra­je que aho­ra tie­ne más apar­ca­do. Y pe­se a to­do no pes­ta­ñea a la ho­ra de acep­tar “El prín­ci­pe y la co­ris­ta” del que ha­bla­mos al prin­ci­pio y que in­ter­pre­ta en el Tea­tro Co­fi­dis Al­cá­zar. El pri­mer pla­to se hu­bie­ra en­fria­do tras re­pa­sar su tra­yec­to­ria si no hu­bie­se si­do una es­ca­li­ba­da de ver­du­ras.

LA DOL­CE VI­TA

Aun­que pa­re­ce que Llu­via no tie­ne tiem­po ni pa­ra res­pi­rar se per­mi­te in­clu­so via­jar. La bu­rra­ta de bú­fa­la con ca­po­na­ta que ata­ca­mos nos tras­la­da a su úl­ti­mo des­tino: Si­ci­lia. “Fui con mi chi­co ha­ce na­da y es cu­rio­so ver có­mo los res­tau­ran­tes se es­pe­cia­li­zan en po­cos pla­tos. Muy ri­cos, sí, pe­ro en una se­ma­na te abu­rres”, cuen­ta la via­je­ra. Es una ex­per­ta en in­ver­tir en ex­pe­rien­cias. “So­le­mos co­ger un vuelo por Easy Jet o Rya­nair de fin de se­ma­na y es­ta­mos tres días la mar de fe­li­ces”, co­men­ta mien­tras fan­ta­sea con una pró­xi­ma es­ca­pa­da a Gre­cia.

FI­NAL DE PE­LÍ­CU­LA

“No creo que ha­ya un es­ta­do hu­mano na­tu­ral. El es­ta­do hu­mano es múl­ti­ple”. Jes­sie lan­za esta fra­se en “An­tes del ano­che­cer”, una de las pe­lí­cu­las de cul­to que Llu­via di­sec­cio­na con sus pu­pi­los de la Eu­ro­pea. De­lan­te de la cros­ta­da de chocolate que po­ne el bro­che a la ci­ta po­de­mos ju­rar que le va que ni pin­ta­da. “Con el pa­so del tiem­po me con­ven­zo de que se es más fe­liz con me­nos”, di­ce lle­gan­do al in­te­rior de fru­tos ro­jos del pos­tre. Con me­nos de to­do, sí, me­nos de tra­ba­jo y de dul­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.