El de­tec­ti­ve sal­va­je

El in­te­gral de “Anar­co­ma” de Na­za­rio recupera en una edi­ción de­fi­ni­ti­va a uno de los per­so­na­jes más trans­gre­so­res del un­der­ground es­pa­ñol.

DT - - SELECTED MACHO ALFA - TEX­TO ALEX SE­RRANO.

La pu­bli­ca­ción el año pa­sa­do de “La biografía co­ti­dia­na del di­bu­jan­te un­der­ground” (Ana­gra­ma, 2016), au­to­bio­gra­fía de Na­za­rio, per­mi­tía aso­mar­se a la ví­vi­da crónica del au­tor de una Bar­ce­lo­na de los años ochen­ta hoy des­apa­re­ci­da que al­ber­gó el na­ci­mien­to de una es­ce­na for­ma­da por au­to­res co­mo Ma­ris­cal, Mon­te­sol o el pro­pi Na­za­rio. Aho­ra, con la edi­ción in­te­gral por La Cú­pu­la de las his­to­rias de su per­so­na­je más ce­le­bra­do, el de­tec­ti­ve tra­ves­ti Anar­co­ma, se cie­rra un círcu­lo. Vol­ver a las aven­tu­ras de Anar­co­ma su­po­ne re­tro­ce­der en el tiem­po a una épo­ca en la que to­do era po­si­ble y los crea­do­res se com­por­ta­ban acor­de­men­te. La sal­va­je ima­gi­na­ción de Na­za­rio y su cóc­tel de fo­lle­teo, fo­lle­tín y ba­rro­quis­mo co­mo de Se­ma­na San­ta se­vi­lla­na si­guen re­sul­tan­do, ca­si cua­tro dé­ca­das des­pués, fres­quí­si­mas e irre­ve­ren­tes. Hay al­go en su ma­ne­ra de jun­tar tra­di­ción y trans­gre­sión que le con­vier­te en un pe­ren­ne mo­derno. En unos tiem­pos en los que el neo­pu­ri­ta­nis­mo es­tá en au­ge, ca­be pre­gun­tar­se si hoy en día se­ría po­si­ble un ar­tis­ta co­mo Na­za­rio. Afor­tu­na­da­men­te, no ne­ce­si­ta­mos sa­ber la res­pues­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.