CÓ­MO EM­PLEAR LA FUS­TA DE MA­NE­RA SE­LEC­TI­VA

Ecuestre - - DEPORTE MANEJO -

DES­DE LA MU­ÑE­CA.

En la po­si­ción bá­si­ca neu­tral sos­ten­ga la fus­ta con la mano que no lle­va las rien­das -la de­re­cha en nues­tras fo­tos-, co­lo­ca­da fron­tal­men­te y orien­ta­da ha­cia arri­ba Si quie­re em­plear­la junto a la pier­na de­re­cha, gi­re la mu­ñe­ca y su an­te­bra­zo ha­cia fue­ra y lle­ve la fus­ta ha­cia aba­jo Pa­ra dar ayu­das en

(J). (H).

el lado iz­quier­do del cuer­po del ani­mal pa­se la fus­ta so­bre la mano que lle­va las rien­das Ven­ta­ja: así pue­de em­plear la fus­ta de forma fle­xi­ble a am­bos la­dos.

(K).

Pue­de em­plear la fus­ta pa­ra res­pal­dar sus ayu­das a fin de im­pul­sar al ca­ba­llo ha­cia de­lan­te, por ejem­plo, apli­cán­do­la de­trás de su pan­to­rri­lla. Ade­más, en los gi­ros pue­de apli­car la fus­ta en el hom­bro ex­te­rior, eso li­mi­ta al ca­ba­llo ha­cia el ex­te­rior y le ayu­da a en­ten­der me­jor sus se­ña­les.

La forma de em­plear la fus­ta depende de su ca­ba­llo: los ani­ma­les su­ti­les reac­cio­nan an­te una me­ra in­di­ca­ción, por ejem­plo, cuan­do us­ted apun­ta a su pan­to­rri­lla iz­quier­da pa­ra una ma­yor in­cur­va­ción. También pue­de blan­dir­la li­ge­ra­men­te en el ai­re sin to­car al ca­ba­llo o darle unos to­ques. Prue­be qué es lo que ha­ce reac­cio­nar a su com­pa­ñe­ro, cuanto me­nos ten­ga que uti­li­zar­la, me­jor.

APUN­TAR, BLANDIR Y DAR TO­QUES CON LA FUS­TA.

H 64

K

J

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.