Una gran re­com­pen­sa

Es­pe­ran­za Dres­sa­ge, en Reino Uni­do

Ecuestre - - TEMAS DE CRÍA DOMA -

Na­da

más lle­gar a Ew­hurst por el nor­te, de­bes to­mar el pri­mer ca­mino a la de­re­cha. Li­te­ral­men­te, la elec­ción te sa­ca del pue­blo por una ca­lle pri­va­da que te de­ja di­rec­ta­men­te en la fin­ca. Ca­sas he­chas con lá­mi­nas de ma­de­ra y am­plios te­ja­dos acom­pa­ñan el via­je has­ta aden­trar­nos en es­ta cui­da­da sen­da que nos lle­va a Le­mans Barn, la gran­ja pro­pie­dad de Em­ma Tho­mas y su ma­ri­do Ja­mes Smith.

El pue­blo, en reali­dad, es­tá lleno de al­ter­na­ti­vas pa­ra rea­li­zar ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre, es un área tran­qui­la, al sur de Lon­dres, muy cer­ca­na tam­bién a Cran­leigh. To­do es­tá sal­pi­ca­do de ca­sas ado­sa­das con su pe­que­ño jar­dín de­lan­te y cha­lets uni­fa­mi­lia­res, res­pe­tan­do el ca­rac­te­rís­ti­co es­ti­lo bri­tá­ni­co. El am­bien­te es agra­da­ble, se­reno, ar­mó­ni­co… y las zo­nas ver­des do­mi­nan el pai­sa­je.

En la fin­ca, Em­ma y Ja­mes pu­sie­ron la pri­me­ra pie­dra de Es­pe­ran­za Dres­sa­ge, una ga­na­de­ría y es­pa­cio de en­tre­na­mien­to que se cen­tra en la do­ma de ca­ba­llos Ibé­ri­cos. “Ac­tual­men­te te­ne­mos on­ce

Me­dio in­gle­sa, me­dio es­pa­ño­la, así se de­fi­ne es­ta pa­re­ja de ga­na­de­ros que un día se en­con­tra­ron y de­ci­die­ron em­pren­der un via­je jun­tos. Em­ma Tho­mas y Ja­mes Smith son el “al­ma ma­ter” de Es­pe­ran­za Dres­sa­ge, un cen­tro de cría y en­tre­na­mien­to bri­tá­ni­co que ha apos­ta­do por nues­tra ra­za y la Do­ma Clá­si­ca co­mo es­ti­lo de vi­da. El tra­ba­jo es du­ro, se­gún nos cuen­tan, pe­ro la re­com­pen­sa es ple­na.

ejem­pla­res PRE de clien­tes nues­tros que es­ta­mos en­tre­nan­do en ca­sa. Al mar­gen de los ejem­pla­res cru­za­dos, en pro­pie­dad te­ne­mos tam­bién otros tres ca­ba­llos de do­ma, dos ye­guas de cría y tam­bién nue­ve po­tros en­tre 1 y 3 años de Pu­ra Ra­za Es­pa­ño­la to­dos”.

Ni Em­ma ni Ja­mes pro­vie­nen de fa­mi­lias con lar­ga tra­di­ción ecues­tre. “Los dos tu­vi­mos la opor­tu­ni­dad de mon­tar des­de pe­que­ños en es­cue­las de equi­ta­ción de nues­tros lu­ga­res de na­ci­mien­to y más tar­de, en nues­tra ju­ven­tud, co­men­za­mos una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal con los ca­ba­llos. Nos co­no­ci­mos en el año 2000, am­bos te­ne­mos raí­ces es­pa­ño­las y que­ría­mos tam­bién pa­sar una tem­po­ra­da vi­vien­do allí, así que co­men­za­mos nues­tro sue­ño”.

Fue en­ton­ces cuan­do se mo­vie­ron al sur de Es­pa­ña, a Chi­pio­na, don­de ad­qui­rie­ron ex­pe­rien­cia jun­to a va­rios ji­ne­tes, alum­nos de la Real Es­cue­la An­da­lu­za del Ar­te Ecues­tre. “Aque­lla fue nues­tra ver­da­de­ra in­tro­duc­ción en el mun­do del PRE y co­mo pri­mer con­tac­to

1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.