EN­CON­TRAR SO­LU­CIO­NES PRO­PIAS

Ecuestre - - CABALLO MANEJO -

Cuan­do a us­ted le dan ins­truc­cio­nes de có­mo de­be ha­cer to­do, ter­mi­na abu­rrién­do­se. Pues bien, evi­te que le ocu­rra lo mis­mo a su ca­ba­llo. “Hay que pre­sen­tar las ta­reas co­mo un in­cen­ti­vo pa­ra ani­mar al ani­mal a pen­sar y a co­la­bo­rar por sí mis­mo”, ex­pli­ca Si­mo­ne Carl­son. Pa­ra ello re­sul­ta per­fec­to el plan­tea­mien­to de “set up a search”. Con es­te ejer­ci­cio se pi­de al ca­ba­llo que bus­que una so­lu­ción pa­ra lle­var a ca­bo una ta­rea. Así es co­mo se ha­ce: » El ca­ba­llo de­be con­fron­tar­se con un ob­je­to, por ejem­plo, una lo­na. Us­ted quie­re que ca­mi­ne so­bre ella. El ca­ba­llo pue­de pro­po­ner sus pro­pias so­lu­cio­nes a esa ta­rea y us­ted de­be fil­trar los en­fo­ques ade­cua­dos -jus­ta- men­te el ca­mi­nar so­bre la lo­na-re­com­pen­sán­do­los y di­fi­cul­tan­do las so­lu­cio­nes inade­cua­das pe­ro sin im­po­si­bi­li­tar­las. Es de­cir, si el ca­ba­llo de­ja de ocu­par­se de la lo­na, bam­bo­lee una fus­ta en cu­yo ex­tre­mo ha­ya un pe­que­ño sa­co de ma­lla. Eso de­be ser­vir pa­ra que el ani­mal vuel­va a con­cen­trar­se en la ta­rea. Eló­gie­lo en cuan­to lo ha­ga. » La im­por­tan­cia de una bue­na sin­cro­ni­za­ción. Si el ca­ba­llo se apar­ta de la lo­na so­bre la que de­be ca­mi­nar, bam­bo­lee el sa­co de ma­lla has­ta que vuel­va a cen­trar­se en el obs­tácu­lo, por ejem­plo, ol­fa­teán­do­lo o su­bién­do­se en­ci­ma. En ese mo­men­to de­je in­me­dia­ta­men­te de agi­tar el sa­co. Pro­ce­da si­guien­do ese pa­trón has­ta que el ca­ba­llo por fin ca­mi­ne so­bre la lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.