“Pa­trick ha vuel­to”

Ecuestre - - MUNDO ECUESTRE - SAN­TIA­GO DE GARNICA

Es­co­ce­sa, Jo­sep­hi­ne Tey (18961952), sin te­ner la di­fu­sión ni ser tan pro­lí­fi­ca co­mo Agat­ha Ch­ris­tie, es una de las gran­des da­mas del cri­men, li­te­ra­rio en­tién­da­se. Eli­za­beth Mac­kin­tosh, es­te era su ver­da­de­ro nom­bre, tie­ne una bi­blio­gra­fía am­plia, atrac­ti­va y de gran ca­li­dad: no se pue­de ol­vi­dar que su no­ve­la The Daugh­ter of Ti­me, en la que su per­so­na­je fa­vo­ri­to el ins­pec­tor de Scotland Yard, Alan Grant, re­suel­ve des­de la ca­ma del hos­pi­tal un cri­men del SXV, fue con­si­de­ra­da en 1990 co­mo la me­jor no­ve­la de mis­te­rio de to­dos los tiem­pos por la pres­ti­gio­sa Cri­me Wri­ters Aso­cia­tion.

La pe­que­ña editorial as­tu­ria­na Hoja de La­ta po­ne aho­ra en nues­tras ma­nos un pre­ci­so li­bro de la es­cri­to­ra es­co­ce­sa, “Pa­trick ha vuel­to”. La tra­ma se desa­rro­lla en el am­bien­te de los Ash­ley, pro­pie­ta­rios de ca­ba­llos y de una es­cue­la de equi­ta­ción que han crea­do en su fin­ca pa­ra afron­tar la di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca que ha su­pues­to, va­rios años atrás, la muer­te de sus pro­ge­ni­to­res en un ac­ci­den­te aé­reo. Una tra­ge­dia a la que acom­pa­ña­ría po­co des­pués el sui­ci­dio del pri­mo­gé­ni­to, Pa­trick, de tan so­lo 13 años.

Tras es­te do­ble dra­ma, los Ash­ley, que bajo la tu­te- la de la Tía Bee han su­pe­ra­do ocho años pla­ni­fi­can­do, or­ga­ni­zan­do y aho­rran­do, aho­ra afron­tan con ilu­sión la ma­yo­ría de edad de Si­mon, el her­mano me­lli­zo de Pa­trick, que he­re­da­rá así el pa­tri­mo­nio fa­mi­liar, la fin­ca y la for­tu­na de su ma­dre, con lo cual los años di­fí­ci­les lle­ga­rán a su fin. Pero la vi­da de la fa­mi­lia se ve de pron­to al­te­ra­da por la lle­ga­da de un des­co­no­ci­do lla­ma­do Brat Fa­rrar que ase­gu­ra, y to­do pa­re­ce in­di­car­lo, que es Pa­trick.

El re­tra­to psi­co­ló­gi­co de los per­so­na­jes, el frio y al­ti­vo Si­mon, que pre­pa­ra los ca­ba­llos; de su her­ma­na Elea­nor, que se en­car­ga de las cla­ses de equi­ta­ción y que jun­to a Si­mon y la tía Bee com­pi­te los ca­ba­llos de la fa­mi­lia; y de las her­ma­nas pe­que­ñas, las ge­me­las (Ja­ne, apa­sio­na­da por su pony, y la irres­pon­sa­ble Ruth), nos cau­ti­van a lo lar­go de una tra­ma abier­ta, con­vin­cen­te, y con un re­sul­ta­do sor­pren­den­te. A es­to se une el re­tra­to psi­co­ló­gi­co de los ca­ba­llos, co­mo el ca­so de “Tim­ber”, in­ter­re­la­cio­na­do con los per­so­na­jes y la tra­ma.

Bien tra­du­ci­da por Pa­blo Gon­zá­lez Bueno, si bien en los tér­mi­nos ecues­tres en­con­tra­mos al­gu­nos que no res­pon­den al len­gua­je em­plea­do en el mun­do del ca­ba­llo, es­ta no­ve­la de Jo­sep­hi­ne Tey, cu­yo tí­tu­lo ori­gi­nal es Brat Fa­rrar y que fue pu­bli­ca­da por vez pri­me­ra en 1949, una vez que se abre la pri­me­ra pá­gi­na, re­sul­ta di­fí­cil no lle­gar a la úl­ti­ma. Sin du­da una ci­ta obli­ga­da pa­ra los aman­tes de las no­ve­las de mis­te­rio en un am­bien­te muy bri­tish, y del ca­ba­llo.

Zal­di KENT 2G Zal­di EU­RO­PA 2G Zal­di STAR 2G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.