AS­PEC­TOS IM­POR­TAN­TES PA­RA EN­TRE­NAR CON BAN­DAS ELÁS­TI­CAS

Ecuestre - - DEPORTE -

» An­tes de po­ner ban­das elás­ti­cas a su ca­ba­llo de­be dar­le la opor­tu­ni­dad de acos­tum­brar­se a ellas. He­lle Kle­ven acon­se­ja pri­me­ro lle­var­le al­gu­nas vuel­tas al pa­so con una ban­da y lue­go ejer­ci­tar­le li­ge­ra­men­te a la cuer­da. Só­lo cuan­do al ca­ba­llo ya no le mo­les­te lle­var las ban­das pe­ga­das al cuer­po pue­de en­tre­nar­lo con ellas mon­ta­do. Im­por­tan­te: ¡al prin­ci­pio no de­be tra­ba­jar más de diez mi­nu­tos con ban­das cor­po­ra­les! “De lo con­tra­rio al día si­guien­te su ca­ba­llo ten­drá unas agu­je­tas te­rri­bles”, ad­vier­te Kle­ven, “por­que los ca­ba­llos se mue­ven con las ban­das de for­ma muy dis­tin­ta a cuan­do no las lle­van. Les re­sul­ta muy tra­ba­jo­so”. Pero pue­de en­tre­nar con ban­das va­rias ve­ces a la se­ma­na, con mo­de­ra­ción e in­cre­men­tan­do len­ta­men­te el rit­mo. “Aun­que ra­ra vez veo que los ani­ma­les ter­mi­nen ha­bi­tuán­do­se”, pun­tua­li­za Kle­ven.

Le ex­pli­ca­mos en las pá­gi­nas si­guien­tes có­mo co­lo­car las ban­das cor­po­ra­les y có­mo en­tre­nar con ellas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.