Dr. Maher Ata­ri, Dtor. del Re­ge­ne­ra­ti­ve Me­di­ci­ne Re­search Ins­ti­tu­te de la UIC

Entrevista / Dr. Maher Ata­ri, di­rec­tor del Re­ge­ne­ra­ti­ve Me­di­ci­ne Re­search Ins­ti­tu­te de la UIC (Bar­ce­lo­na) y descubridor de las Cé­lu­las madre de los ter­ce­ros molares (DPPSC)

El Dentista Moderno - - Sepa-dm -

In­ves­ti­ga­do­res del Re­ge­ne­ra­ti­ve Me­di­ci­ne Re­search Ins­ti­tu­te, de la Uni­ver­si­tat In­ter­na­cio­nal de Ca­ta­lun­ya (UIC Bar­ce­lo­na), y de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Mur­cia (UCAM) han pa­ten­ta­do un lí­qui­do bio­ac­ti­vo (Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid) que “su­po­ne una re­vo­lu­ción te­ra­péu­ti­ca en pa­cien­tes con pe­rio­don­ti­tis”. El bio­ma­te­rial fa­vo­re­ce la re­ge­ne­ra­ción ósea y de la en­cía de mo­do que evi­ta la inexo­ra­ble pér­di­da del dien­te, se­gún re­ve­lan los re­sul­ta­dos de la in­ves­ti­ga­ción desa­rro­lla­da. El en­tre­vis­ta­do nos ex­pli­ca que “el Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid na­ce fru­to de la mis­ma con­cep­ción que tie­ne el me­di­ca­men­to del alz­hei­mer que han des­cu­bier­to los in­ves­ti­ga­do­res del King’s Co­lle­ge de Lon­dres pa­ra re­ge­ne­rar la den­ti­na”. (Ver pá­gi­na 16)

DM.- Parece ser que se ha pu­bli­ca­do un nue­vo lo­gro del Re­ge­ne­ra­ti­ve Me­di­ci­ne Re­search Ins­ti­tu­te, se tra­ta del Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid, ¿en qué fa­se exac­ta­men­te es­tá es­te nue­vo desa­rro­llo?

Dr. Maher Ata­ri.- He­mos aca­ba­do to­da la par­te de es­tu­dio pre­clí­ni­co y, ac­tual­men­te, es­ta­mos rea­li­zan­do todo lo ne­ce­sa­rio pa­ra la apro­ba­ción del uso de es­te lí­qui­do en hu­ma­nos. Es de­cir, es­ta­mos a la es­pe­ra de ob­te­ner la per­ti­nen­te au­to­ri­za­ción de que el Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid cum­ple con la me­di­cal de­vi­ce di­rec­ti­ve.

DM.-¿Se han rea­li­za­do ya es­tu­dios en hu­ma­nos? ¿Qué ti­pos de es­tu­dios exis­ten en la ac­tua­li­dad so­bre el Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid?

Dr. M.A.- To­da­vía en hu­ma­nos no. Se ha rea­li­za­do un es­tu­dio en vi­vo con ani­ma­les en co­la­bo­ra­ción con cua­tro uni­ver­si­da­des. Con­cre­ta­men­te, se han usado cua­tro gru­pos de co­ne­jos, en to­tal 40 du­ran­te seis me­ses.

“En mi opi­nión, ca­da vez es­ta­mos más cer­ca de re­ge­ne­rar todo el com­ple­jo pe­rio­don­to. Tam­bién de re­ge­ne­rar al­gún te­ji­do den­tal” “La fa­bri­ca­ción de es­te lí­qui­do re­sul­ta­ría muy eco­nó­mi­co ya que no es na­da com­ple­jo”

DM.-¿Có­mo sur­ge la idea de desa­rro­llar el Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid y cuá­les se quie­re que sean sus apli­ca­cio­nes?

Dr. M.A.- Sur­gió esa idea a raíz del lar­go ca­mino que he­mos re­co­rri­do en la in­ves­ti­ga­ción con cé­lu­las madre y que nos ha lle­va­do a en­ten­der que es lo que se necesita pa­ra re­ge­ne­rar las zo­nas da­ña­das... El Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid na­ce fru­to de la mis­ma con­cep­ción que tie­ne el me­di­ca­men­to del alz­hei­mer que han desa­rro­lla­do los in­ves­ti­ga­do­res del King’s Co­lle­ge de Lon­dres (Ver pá­gi­na 16). A raíz de es­ta pu­bli­ca­ción se ha po­ten­cia­do más el desa­rro­llo del Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid y los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos en nues­tros es­tu­dios, co­mo he se­ña­la­do, ya que se ba­san en el mis­mo con­cep­to: El lí­qui­do des­cu­bier­to atrae a la zo­na da­ña­da las cé­lu­las madre del hue­so, o cé­lu­las os­teo­pro­ge­ni­to­ras, que se ad­hie­ren, pro­li­fe­ran y aca­ban di­fe­ren­cián­do­se en ma­triz ósea mi­ne­ra­li­za­da, o en lo que es lo mis­mo, hue­so ma­du­ro. Es­ta ge­ne­ra­ción de hue­so pro­vo­ca que la unión con los dien­tes sea mu­cho ma­yor y evi­ta la caí­da. La atrac­ción de las cé­lu­las madre óseas a la zo­na da­ña­da se pro­du­ce por car­ga eléc­tri­ca. DM.-¿Có­mo son sus com­po­nen­tes y pro­ce­so de fa­bri­ca­ción? ¿Con­si­de­ra qué pue­de re­sul­tar com­ple­jo y cos­to­so pa­ra el mer­ca­do? Dr. M.A.- La fa­bri­ca­ción de es­te lí­qui­do re­sul­ta­ría muy eco­nó­mi­co ya que no es na­da com­ple- jo. Se ba­sa en unos com­po­nen­tes que tie­nen una car­ga eléc­tri­ca ade­cua­da y ne­ce­sa­ria pa­ra que las cé­lu­las madre pue­dan mi­grar a la zo­na da­ña­da y tam­bién cuen­ta con mo­lé­cu­las pa­ra que se que­de la cé­lu­la madre en la zo­na el tiem­po su­fi­cien­te pa­ra la re­ge­ne­ra­ción de la zo­na da­ña­da.

DM.-El Ins­ti­tu­to que us­ted di­ri­ge tie­ne co­mo objetivo con­tri­buir al desa­rro­llo de la me­di­ci­na re­ge­ne­ra­ti­va, ¿qué otros desa­rro­llos han lo­gra­do en el cam­po de la odon­to­lo­gía? ¿Y qué han su­pues­to pa­ra el sec­tor es­tos desa­rro­llos? ¿Qué lí­neas de in­ves­ga­ción es­tán si­guien­do en es­te ám­bi­to?

Dr. M.A.- La crea­ción del UIC Re­ge­ne­ra­ti­ve Me­di­ci­ne Re­search Ins­ti­tu­te tie­ne co­mo objetivo de con­tri­buir al desa­rro­llo de la me­di­ci­na re­ge­ne­ra­ti­va a par­tir de la in­ves­ti­ga­ción con cé­lu­las madre adul­tas. Las lí­neas de in­ves­ti­ga­ción más com­pro­me­ti­das en es­tos mo­men­tos y cu­ya apli­ca­ción clí­ni­ca es­tá más cer­ca son las que tie­nen que ver con la re­ge­ne­ra­ción ósea con cé­lu­las madre y bio­ma­te­ria­les. Ac­tual­men­te es nues­tro ni­cho de ac­ción más im­por­tan­te y más desa­rro­lla­do en nues­tro ins­ti­tu­to. Hay cua­tro te­sis doc­to­ra­les en mar­cha so­bre la re­ge­ne­ra­ción ósea y del li­ga­men­to pe­rio­don­tal.

DM.- ¿A te­nor de los des­cu­bri­mien­tos y avan­ces que es­tán sur­gien­do en el cam­po de la odon­to­lo­gía, y más con­cre­ta­men­te de la implantología, se­ría ca­paz de ade­lan­tar­nos un pro­nós­ti­co al sal­to evo­lu­ti­vo que su­fri­rá el sec­tor en los pró­xi­mos diez años? Dr. M.A.- En mi opi­nión, ca­da vez es­ta­mos más cer­ca de re­ge­ne­rar todo el com­ple­jo pe­rio­don­to. Tam­bién de re­ge­ne­rar al­gún te­ji­do den­tal; hay mu­chos gru­pos de in­ves­ti­ga­do­res que es­tán im­pli­ca­dos en es­tos nue­vos desa­rro­llos. A raíz de todo ello me atre­ve­ría a de­cir que lle­ga­rá el día en que no ha­rá falta co­lo­car más im­plan­tes y, por tan­to, tampoco ha­cer ex­trac­cio­nes de pie­zas den­ta­les.

Un nue­vo es­tu­dio del King´s Co­lle­ge de Lon­dres (www.na­tu­re.com/ar­ti­cles/srep39654) nos anun­cia el fin de los em­pas­tes, gra­cias a un me­di­ca­men­to que per­mi­ti­rá la re­ge­ne­ra­ción de la den­ti­na. Se­gún es­ta re­cien­te in­ves­ti­ga­ción, la mo­lé­cu­la Ti­de­glu­sib (em­plea­da en me­di­ca­men­tos con­tra el Alz­hei­mer) fre­na la ac­ción de la en­ci­ma GSK-3 que evi­ta que la den­ti­na continúe for­mán­do­se. El pro­ce­di­mien­to es el si­guien­te: con pe­que­ñas es­pon­jas de co­lá­geno bio­de­gra­da­bles ab­sor­bi­das con el fár­ma­co ‘Ti­de­glu­sib’ e in­tro­du­ci­das en las ca­vi­da­des es po­si­ble fo­men­tar el cre­ci­mien­to na­tu­ral de la den­ti­na gra­cias a la es­ti­mu­la­ción de las cé­lu­las ma­dres de la pul­pa den­tal y re­pa­rar el da­ño en so­lo seis se­ma­nas. Es­tas es­pon­jas, a di­fe­ren­cia de los em­pas­tes ac­tua­les, se “de­rri­ten” con el tiem­po de­jan­do pa­so al nue­vo dien­te res­tau­ra­do. De mo­men­to, es­te mé­to­do re­vo­lu­cio­na­rio só­lo se ha pro­ba­do en ra­to­nes, pero se es­pe­ra su es­tu­dio en se­res hu­ma­nos pa­ra es­te año. El equi­po de odon­tó­lo­gos ha re­lle­na­do las ca­vi­da­des den­ta­les de los ra­to­nes con el fár­ma­co ‘ti­de­glu­sib’ em­pa­pa­do en es­pon­jas de co­lá­geno. Los re­sul­ta­dos que han ob­te­ni­do son los si­guien­tes: después de dos se­ma­nas, los dien­tes pre­sen­ta­ban me­jo­res re­sul­ta­dos que los em­pas­tes con ce­men­to tra­di­cio­nal y, ade­más, la den­ti­na se ha­bía re­ge­ne­ra­do. El di­rec­tor de la in­ves­ti­ga­ción, Paul Shar­pe, ha de­cla­ra­do re­cien­te­men­te a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción que “da­da su sim­pli­ci­dad, nues­tra estrategia, que po­si­bi­li­ta tan­to la pro­tec­ción de la pul­pa den­tal co­mo la res­tau­ra­ción de la den­ti­na, se pre­sen­ta co­mo un pro­duc­to clí­ni­co ideal pa­ra el tra­ta­mien­to na­tu­ral de las gran­des ca­ries”. Los ce­men­tos, a ba­se de cal­cio o si­li­cio, nun­ca res­tau­ran por com­ple­to el ni­vel mi­ne­ral nor­mal del dien­te, ade­más al­gu­nos son pro­pen­sos a la in­fec­ción u obli­gan a que sean rem­pla­za­dos en más de una oca­sión. La téc­ni­ca cons­ta­ría de dos pa­sos: pri­me­ro se pre­pa­ra la par­te da­ña­da de la ca­pa ex­ter­na del es­mal­te del dien­te y, después, se usa una pe­que­ña co­rrien­te eléc­tri­ca pa­ra “em­pu­jar” los mi­ne­ra­les en el dien­te y así re­pa­rar la ca­vi­dad. Di­cha co­rrien­te eléc­tri­ca es mu­cho más pe­que­ña que las que usan en la ac­tua­li­dad los den­tis­tas, de ma­ne­ra que el pa­cien­te ape­nas sien­te na­da. “Es un en­fo­que muy in­tere­san­te y no­ve­do­so que mues­tra una gran pro­me­sa y es­pe­ra­mos que se tra­duz­ca en la apli­ca­ción clí­ni­ca en el tra­ta­mien­to de la en­fer­me­dad den­tal”, ase­gu­ra el Dr. Ni­gel Car­ter, di­rec­tor ge­ne­ral de Oral Health Foun­da­tion. Ade­más, el he­cho de que ya se haya tes­ta­do en en­sa­yos clí­ni­cos pa­ra el Alz­hei­mer da lu­gar a que se pue­da sa­car más rá­pi­do al mer­ca­do. Se tra­ta de una téc­ni­ca no in­va­si­va, na­tu­ral y rá­pi­da pa­ra los pa­cien­tes e ideal pa­ra aque­llos con fo­bia y an­sie­dad a pi­sar la con­sul­ta del den­tis­ta. Los ex­per­tos pre­vén que en tres años podría es­tar en el mer­ca­do.

In­ves­ti­ga­do­res del King’s Co­lle­ge de Lon­dres des­cu­bren co­mo re­ge­ne­rar la den­ti­na con una mo­lé­cu­la em­plea­da en la me­di­ca­ción con­tra el alz­hei­mer

El Re­ge­ne­ra­ti­ve Me­di­ci­ne Re­search Ins­ti­tu­te de UIC Bar­ce­lo­na que di­ri­ge el Dr. Maher Ata­ri quie­re con­tri­buir al desa­rro­llo de la me­di­ci­na re­ge­ne­ra­ti­va a par­tir de la in­ves­ti­ga­ción con cé­lu­las madre adul­tas y des­cu­brir o me­jo­rar te­ra­pias y sis­te­mas de diag­nós­ti­co en­ca­mi­na­dos a ali­viar el su­fri­mien­to hu­mano pro­du­ci­do por en­fer­me­da­des cró­ni­cas y le­sio­nes. Los in­ves­ti­ga­do­res del Re­ge­ne­ra­ti­ve Me­di­ci­ne Re­search Ins­ti­tu­te, li­de­ra­dos por el Dr. Ata­ri con la co­la­bo­ra­ción del Dr. Lluís Gi­ner, de­cano de la Fa­cul­tad de Odon­to­lo­gía de UIC Bar­ce­lo­na, pu­bli­ca­ron en 2012 en la re­vis­ta Jour­nal of Cell Scien­ce el pro­to­co­lo pa­ra ais­lar cé­lu­las madre plu­ri­po­ten­tes de la pul­pa den­tal del ter­cer mo­lar (mue­la de jui­cio), y pro­vo­ca­ron un an­tes y un después en el avan­ce de la me­di­ci­na re­ge­ne­ra­ti­va. Des­cu­brie­ron, asi­mis­mo, que di­chas cé­lu­las adul­tas eran ca­pa­ces de re­ge­ne­rar te­ji­dos óseos, he­pá­ti­cos y neu­ro­na­les. Su mo­do de ex­trac­ción fue pos­te­rior­men­te pa­ten­ta­do. Des­de entonces, el Ins­ti­tu­to que di­ri­ge el Dr. Maher Ata­ri in­ves­ti­ga en es­ta lí­nea y uno de los lo­gros con­se­gui­dos es el Bo­ne Bioac­ti­ve Li­quid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.