“Ri­ve­ra usa An­da­lu­cía en su ba­ta­lla con­tra Ca­sa­do”

La can­di­da­ta del PSOE afron­ta sus se­gun­das elec­cio­nes co­mo as­pi­ran­te a la Pre­si­den­cia de la Jun­ta ba­jo un fue­go cru­za­do en­tre Al­bert Ri­ve­ra y Pa­blo Ca­sa­do por el li­de­raz­go de la de­re­cha

El Dia de Cordoba - - Portada - Juan M. Mar­qués Perales

● La je­fa del Eje­cu­ti­vo an­da­luz re­ta a PP y a Ciu­da­da­nos a que “apo­yen los pre­su­pues­tos si son tan pa­trio­tas”

“Quie­ro go­ber­nar so­la, con una ma­yo­ría su­fi­cien­te pa­ra cum­plir ín­te­gra­men­te con mi pro­gra­ma”

És­tas van a ser las se­gun­das elec­cio­nes que Su­sa­na Díaz afron­ta co­mo pre­si­den­ta de la Jun­ta de An­da­lu­cía. A las po­cas ho­ras de anun­ciar que los co­mi­cios au­to­nó­mi­cos se­rán el 2 de di­ciem­bre, atien­de a es­te dia­rio en Cór­do­ba. –Ciu­da­da­nos rom­pió la alian­za par­la­men­ta­ria con el PSOE el 6 de sep­tiem­bre, pe­ro no ha si­do has­ta aho­ra cuan­do ha di­suel­to el Par­la­men­to. ¿Por qué? ¿No hu­bie­ra si­do me­jor ce­le­brar an­tes las elec­cio­nes y ha­ber con­ta­do an­tes de 2019 con un Pre­su­pues­to de la Jun­ta?

–Si hu­bie­se con­vo­ca­do elec­cio­nes, tam­po­co ten­dría­mos apro­ba­do el Pre­su­pues­to. Pe­ro lo hi­ce por dos mo­ti­vos. Pri­me­ro que­ría ver si se re­con­du­cía la si­tua­ción. Quien rom­pe es Al­bert Ri­ve­ra. Vie­ne a An­da­lu­cía y da ins­truc­cio­nes a su gen­te de que no se sien­te si­quie­ra a ne­go­ciar ni a ver el con­te­ni­do del Pre­su­pues­to. Y se­gun­do, por­que te­nía in­te­rés en que las le­yes de igual­dad y de cam­bio cli­má­ti­co no se que­da­rán en el tin­te­ro. Pe­ro, de ver­dad, pen­sa­ba que en un mes qui­zás se iban a re­la­jar un po­co.

–¿Us­ted res­pon­sa­bi­li­za per­so­nal­men­te a Ri­ve­ra?

–Sí, creo que las ins­truc­cio­nes las dio él. De ver­dad.

–Pa­re­ce que tam­po­co el PSOE pu­so mu­cho em­pe­ño, hay quien lo ha vis­to co­mo un tea­tri­llo. –Bueno, yo sé que, cuan­do lle­ga el fi­nal de la le­gis­la­tu­ra, los par­ti­dos se van po­nien­do ner­vio­sos y se pro­du­ce un dis­tan­cia­mien­to que es has­ta nor­mal, son tác­ti­cas que obe­de­cen a dis­tin­tos mo­ti­vos, pe­ro lo que no esperaba era un rup­tu­ra tan abrup­ta de Ri­ve­ra ni una os­ten­ta­ción tan evi­den­te de que la de­ci­sión no se to­ma­ba aquí, sino que se to­ma­ba por su in­te­rés de com­pe­tir con Pa­blo Ca­sa­do cuan­to an­tes, pa­ra uti­li­zar An­da­lu­cía co­mo cam­po de ba­ta­lla. –El fac­tor Ca­sa­do.

–Ha ha­bi­do dos mo­men­tos en los que Ri­ve­ra se que­da en fue­ra de jue­go. El pri­me­ro fue por la mo­ción de cen­su­ra, que lo de­jó des­co­lo­ca­do, y el se­gun­do ha si­do por el re­sul­ta­do del con­gre­so del PP. –Us­ted apo­yó a So­ra­ya.

–No vo­té en esas pri­ma­rias. –Bueno, di­jo que la pre­fe­ría. –Di­je que ella iba a te­ner más al­tu­ra de mi­ras pa­ra lle­gar a acuer­dos en be­ne­fi­cio de su par­ti­do y por el bien del país. Y ya ha vis­to que Pa­blo Ca­sa­do se ha ra­di­ca­li­za­do mu­cho más e, in­clu­so, ha di­cho que com­par­tía las co­sas que Vox ha re­cla­ma­do en Vis­ta­le­gre. Lo gra­ve no es lo que di­ga Vox, sino que al­guien que as­pi­ra a ser pre­si­den­te del Go­bierno ha­ga su­ya al­gu­nas pro­pues­tas xe­nó­fo­bas, ra­cis­tas, en con­tra de las mu­je­res y de en­fren­ta­mien­to en­tre los ciu­da­da­nos y los te­rri­to­rios. –¿Vol­ve­ría a re­pe­tir la alian­za con Ciu­da­da­nos?

–Ten­go cla­ro que los ciu­da­da­nos es­tán can­sa­dos del en­fren­ta­mien­to, del en­ca­na­lla­mien­to y del rui­do en la po­lí­ti­ca; lo que es­pe­ran de no­so­tros es una cam­pa­ña en la que ha­ble­mos de sus pro­ble­mas, y el día si­guien­te, yo, al me­nos, voy a te­ner la vo­lun­tad de dia­lo­gar con to­do el mun­do. Pe­ro as­pi­ro a te­ner una con­fian­za ma­yo­ri­ta­ria de los ciu­da­da­nos. Es­ta le­gis­la­tu­ra ha si­do po­si­ble por­que ha ha­bi­do una ma­yo­ría hol­ga­da del PSOE y, se­gun­do, por­que Ciu­da­da­nos ha apo­ya­do los pre­su­pues­tos de es­tos tres ejer­ci­cios. –¿Y con Po­de­mos e IU?

–Bueno, con lo que que­da de IU. Yo he que­ri­do ha­blar con to­do el mun­do en es­ta le­gis­la­tu­ra, pe­ro Te­re­sa Ro­drí­guez ha pre­fe­ri­do ha­cer de mu­le­ta del PP.

–Te­re­sa Ro­drí­guez ex­pli­ca jus­to lo con­tra­rio.

–Si mi­ra us­ted las reunio­nes que he­mos te­ni­do en San Tel­mo con to­das las fuer­zas po­lí­ti­cas, ve­rá que ella no ha te­ni­do la vo­lun­tad de ha­cer­lo. Y, a ve­ces, con otros por­ta­vo­ces de Po­de­mos dis­tin­tos a Te­re­sa Ro­drí­guez, co­mo en el ca­so de la ne­go­cia­ción por el mo­de­lo de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca, sí ha si­do po­si­ble.

–Pe­ro no pue­de ocu­rrir que, ca­da vez que lle­ga una cam­pa­ña, los par­ti­dos anun­cien que no pac­ta­rán con otros, cuan­do la reali­dad par­la­men­ta­ria es jus­to la con­tra­ria, se han aca­ba­do las ma­yo­rías ab­so­lu­tas en to­do el país.

–Y al­go más. Los par­ti­dos, al me­nos, de­ben com­pro­me­ter­se a que ha­ya Go­bierno. En las elec­cio­nes pa­sa­das, los an­da­lu­ces lle­ga­mos pri­me­ro a ese ci­clo del que ha­bla. En ese mo­men­to, apa­re­cie­ron nue­vos ac­to­res en la po­lí­ti­ca, pe­ro tu­vi­mos que es­pe­rar 80 días pa­ra for­mar Go­bierno. Y no ha­bía Go­bierno al­ter­na­ti­vo, cuan­do lo na­tu­ral es que si uno no pue­de go­ber­nar, de­je a los otros. Eso es lo na­tu­ral. Si hay al­ter­na­ti­va, que se in­ten­te, pe­ro si no, que go­bier­nen los que pue­den. No to­das las fuer­zas po­lí­ti­cas en­tien­den que el com­pro­mi­so con la go­ber­na­bi­li­dad es de to­dos. A nues­tra de­mo­cra­cia, que es jo­ven aun­que co­mien­za a ser adul­ta, le fal­ta esa asig­na­tu­ra. Se con­fun­de la di­ver­si­dad en las Cá­ma­ras con el blo­queo. –¿Con quién pac­ta­ría?

–Yo quie­ro go­ber­nar con una ma­yo­ría su­fi­cien­te.

–So­la.

–Sí, so­la, pe­ro con una ma­yo­ría su­fi­cien­te pa­ra cum­plir ín­te­gra­men­te con mi pro­gra­ma elec­to­ral. Creo que es­tos tres años y me­dio han ido bien. Hoy en­tra­mos bien pre­pa­ra­dos en es­te ci­clo eco­nó­mi­co, con una am­plia­ción de de­re­chos. Te­ne­mos el PIB más al­to de nues­tra his­to­ria, te­ne­mos

más pro­fe­so­res, más per­so­nal sa­ni­ta­rio, y lo que quie­ro es que las he­ri­das que ha de­ja­do la cri­sis sa­nen. Y pa­ra eso quie­ro dia­lo­gar con to­do el mun­do, cla­ro, pe­ro quie­ro go­ber­nar en so­li­ta­rio. –Juan Ma­rín ha anun­cia­do, de mo­do ro­tun­do, que Ciu­da­da­nos no la apo­ya­rá en su in­ves­ti­du­ra. –Y ayer di­jo otra co­sa. Ya he oí­do de­ma­sia­das pa­la­bras grue­sas, que no van a de­jar for­mar Go­bierno, que van al no­ta­rio, de blo­queo. –¿Fal­tan 50 días, y ya te­me un blo­queo?

–Es co­mo si no tu­vie­ran ini­cia­ti­vas pa­ra An­da­lu­cía, no tie­nen pro­yec­to. El PSOE es el úni­co par­ti­do que es­tá po­nien­do un pro­yec­to pa­ra es­ta tie­rra so­bre la me­sa. La gen­te, de ver­dad, es­tá en otra on­da, es­tá har­ta del en­ca­na­lla­mien­to y de la cris­pa­ción. Y del tú más.

–Pe­ro sin Ciu­da­da­nos lo ten­drá di­fí­cil. Ma­rín ha si­do muy cla­ro. –Que lo res­pe­to, de ver­dad, ellos es­tán en la arit­mé­ti­ca y yo, en las pro­pues­tas.

–Us­ted ha di­cho que le re­pug­na el gas­to del ge­ren­te de la Faf­fe en bur­de­les, pe­ro se po­drá ha­cer otra co­sa, ¿no?

–Lo que he­mos he­cho: ir a los tri­bu­na­les. Quien de­nun­ció an­te la Jus­ti­cia fue la Jun­ta, y no só­lo de­nun­cia­mos, sino que es­te se­ñor ha com­pa­re­ci­do an­te la juez por­que la re­pre­sen­ta­ción le­gal lo ha pe­di­do. To­da la in­for­ma­ción que tie­ne el Go­bierno an­da­luz, in­clui­das las cla­ves de ese sis­te­ma in­for­má­ti­ca, las ha en­tre­ga­do a la juez. –¿Vi­llén es mi­li­tan­te so­cia­lis­ta? –Él no es mi­li­tan­te des­de ha­ce tiem­po.

–Cuan­do us­ted co­men­zó a go­ber­nar en es­ta le­gis­la­tu­ra, ha­bía 1.300.000 pa­ra­dos en An­da­lu­cía, se­gún la EPA, aho­ra po­co más de 900.000…

–Son ocho pun­tos me­nos. Y el pa­sa­do año, se­gún esa mis­ma EPA, fue la co­mu­ni­dad que más em­pleo creó en Es­pa­ña.

–A pe­sar de eso, el des­em­pleo an­da­luz es del 23% y la me­dia es­pa­ño­la, del 15%. ¿Has­ta cuán­do es­tas di­fe­ren­cias?

–Pe­ro en año del ma­yor cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, el del boom in­mo­bi­lia­rio, cuan­do en es­te país se ha­bla­ba de pleno em­pleo, en el 2007, An­da­lu­cía es­ta­ba sie­te pun­tos por en­ci­ma de la me­dia de Es­pa­ña en des­em­pleo. Es que An­da­lu­cía vie­ne de pa­de­cer un pa­ro es­truc­tu­ral. In­clu­so las cri­sis eco­nó­mi­cas son más vi­ru­len­tas en nues­tra co­mu­ni­dad, y no lo di­go yo, lo di­cen di­fe­ren­tes ac­to­res eco­nó­mi­cos. El pro­pio di­rec­tor ad­jun­to a la Co­mi­sión Eu­ro­pea ex­pli­có ha­ce unos días que las po­lí­ti­cas de aus­te­ri­dad han si­do mu­cho más crue­les pa­ra las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas que te­ne­mos más ne­ce­si­da­des. A pe­sar de eso, cuan­do ha cam­bia­do el ci­clo eco­nó­mi­co, An­da­lu­cía es la que más em­pleo ha crea­do. ¿Que te­ne­mos una di­fi­cul­tad? Es evi­den­te.

–Tan­to el pre­si­den­te Jo­sé An­to­nio Gri­ñán, co­mo us­ted mis­ma, ha­bla­ron de que ha­bía que cam­biar el mo­de­lo pro­duc­ti­vo an­da­luz. ¿Qué ha ocu­rri­do con es­to? –Sí lo hay, hay una evo­lu­ción del mo­de­lo pro­duc­ti­vo: le doy va­rios in­di­ca­do­res. Es­te año ce­rra­mos con el PIB más al­to de la his­to­ria; no es su­fi­cien­te, es ver­dad, ade­más del PIB, hay que lu­char con­tra la pre­ca­rie­dad la­bo­ral y me­jo­rar las con­di­cio­nes de los tra­ba­ja­do­res. Por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo, te­ne­mos el ré­cord de ex­por­ta­cio­nes en An­da­lu­cía. 2.000 mi- llo­nes de eu­ros más, cuan­do la ba­lan­za co­mer­cial de Es­pa­ña es­tá sien­do ne­ga­ti­va. El 29% de la fac­tu­ra­ción de los par­ques tec­no­ló­gi­cos de Es­pa­ña es de An­da­lu­cía. Y te­ne­mos un sec­tor ae­ro­náu­ti­co que ya ven­de más que el acei­te de oli­va. Lo de­cía an­tes, el nú­me­ro de nue­vos ocu­pa­dos es­tá por en­ci­ma del de otras co­mu­ni­da­des. No es­ta­mos igual que ha­ce tres, cua­tro o diez años, pe­ro es evi­den­te que ve­ni­mos de don­de ve­ni­mos. Aho­ra, no voy a ne­gar que la cri­sis nos ha he­cho da­ño. Pien­se en su ca­sa. Si en su ho­gar en­tra la mi­tad del sa­la­rio, us­ted no vi­ve igual. Pues eso nos ha pa­sa­do.

–Uno de los pro­ble­mas más gra­ve que ha te­ni­do en es­ta le­gis­la­tu­ra ha si­do el del sec­tor sa­ni­ta­rio. Hoy mis­mo hay que­jas a cau­sa de las de­fi­cien­cias que aún hay en la aten­ción pri­ma­ria. –Sí, se lo he di­cho, cuan­do en su ca­sa en­tra me­nos di­ne­ro, se tie­ne que no­tar. Aho­ra bien, en Va­len­cia se ven­die­ron cin­co hos­pi­ta­les, se fue­ron del pú­bli­co al sec­tor pri­va­do; en Ma­drid, fue­ron los tri­bu­na- les los que pa­ra­li­za­ron ese pro­ce­so de pri­va­ti­za­ción; aquí no ha ocu­rri­do na­da de eso. En los cin­co años que lle­vo de pre­si­den­ta se han abier­to va­rios hos­pi­ta­les en An­da­lu­cía, se han am­plia­do la car­te­ra de ser­vi­cios; lo úl­ti­mo han si­do los par­ches pa­ra los ni­ños con dia­be­tes, los im­plan­tes co­clea­res y el cri­ba­do de co­lon. Yo soy cons­cien­te de que ha­bía que re­for­zar el per­so­nal, por­que tan­to la ta­sa de re­po­si­ción co­mo la aus­te­ri­dad no lo han per­mi­ti­do. Y en aten­ción pri­ma­ria, que es el 90% de la puer­ta por la que ac­ce­den los usua­rios, ha­bía que me­ter más pro­fe­sio­na­les; por eso en­tran aho­ra 1.306 nue­vos pro­fe­sio­na­les. –En mi cen­tro de sa­lud aún hay ce­rra­das va­rias ha­bi­ta­cio­nes de con­sul­ta por­que no hay per­so­nal.

–Por eso va­mos a in­cor­po­rar a esos 1.306 pro­fe­sio­na­les. Pe­ro na­die pue­de du­dar que el mo­do de en­fren­tar­nos a la cri­sis ha si­do di­fe­ren­te.

–Us­ted no asis­tió a la pre­sen­ta­ción que hi­zo el mi­nis­tro Ába­los y va­rios im­por­tan­tes em­pre­sa­rios del Co­rre­dor (fe­rro­via­rio) Me­di­te­rrá­neo. ¿Por qué?

–Por­que te­nía pleno en el Par­la­men­to.

–¿Us­ted cree, de ver­dad, que ese co­rre­dor va a lle­gar has­ta Al­ge­ci­ras?

–Ten­go el com­pro­mi­so del pre­si­den­te del Go­bierno de que los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do, que va a pre­sen­tar en Eu­ro­pa el día 15, con­tem­plan tan­to la Al­ge­ci­ras-Bo­ba­di­lla, co­mo los tra­mos del ra­mal del Me­di­te­rrá­neo que es­tán en An­da­lu­cía. Y eso, in- clui­do el cum­pli­mien­to de la Dis­po­si­ción Adi­cio­nal Ter­ce­ra del Es­ta­tu­to, que son 300 mi­llo­nes de eu­ros más de in­ver­sión pú­bli­ca que se nos qui­tó en an­te­rio­res ejer­ci­cios pre­su­pues­ta­rios por par­te de Ra­joy.

–¿Esa in­ver­sión adi­cio­nal va a ser así?

–Sí, es se­gu­ro. Se ha com­pro­me­ti­do el pre­si­den­te del Go­bierno, lo ha re­pe­ti­do el mi­nis­tro Ába­los y la mi­nis­tra Mon­te­ro.

–Pe­ro a bue­na par­te de An­da­lu­cía le in­tere­sa el ra­mal cen­tral, des­de Al­ge­ci­ras a Ma­drid.

–A An­da­lu­cía le in­tere­san los dos ramales. Te­ne­mos el prin­ci­pal puer­to de Es­pa­ña, que es Al­ge­ci­ras, que es el ki­ló­me­tro ce­ro del Co­rre­dor Me­di­te­rrá­neo. Quien no en­tien­da que és­te es el ki­ló­me­tro ce­ro no en­tien­de có­mo va el trá­fi­co ma­rí­ti­mo de las grandes ru­tas. –Ce­ro es don­de lo van a de­jar. –Eso es lo que nos ha pa­sa­do en la eta­pa de Ra­joy. Año tras año, de­ja­ba po­ca can­ti­dad en los Pre­su­pues­tos y, ade­más, no se eje­cu­ta­ba. Pa­re­cía que ha­bía un in­te­rés en de­jar­lo así. Nos in­tere­san los dos ramales, tan­to el cen­tral, pa­ra dar sa­li­da a Al­ge­ci­ras ha­cia el puer­to se­co de An­te­que­ra, y el ra­mal del Me­di­te­rrá­neo, que le da sa­li­da a otros puer­tos que es­tán cre­cien­do mu­cho. Mo­tril es el que más ha cre­ci­do.

–Pa­ra que sal­gan ade­lan­te esos Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do, el PSOE ten­drá que ga­nar­se el apo­yo de ERC y del PDeCAT. ¿No te­me es­to?

–Es­pe­ro que el PP y Ciu­da­da­nos se re­plan­teen esa po­si­ción. Si esos pre­su­pues­tos son bue­nos pa­ra An­da­lu­cía, que los apo­yen. Si es bueno pa­ra An­da­lu­cía, por­que así re­ci­bi­mos esos 300 mi­llo­nes de la dis­po­si­ción y otros 1.000 mi­llo­nes, que lo apo­yen. El pa­trio­tis­mo es ése, lo otro es una irres­pon­sa­bi­li­dad.

–Eso no va a ocu­rrir, se ne­ce­si­ta a ERC.

–Pe­ro es que me pa­re­ce una irres­pon­sa­bi­li­dad po­ner los in­tere­ses par­ti­da­rios por en­ci­ma de los de Es­pa­ña, y se lo di­go des­de la ac­ti­tud que siem­pre he de­fen­di­do: pri­me­ro mi país, des­pués mi par­ti­do.

–In­sis­to en que Pe­dro Sán­chez ne­ce­si­ta a los in­de­pen­den­tis­tas. ¿No le preo­cu­pa?

–Mi­re, me preo­cu­pa el blo­queo de la ins­ti­tu­cio­nes, el no po­ner a Es­pa­ña por en­ci­ma de otros in­tere­ses. El día que vea que se quie­bra la igual­dad en­tre es­pa­ño­les, le­van­ta­ré la voz. Mi po­si­ción no ha cam­bia­do.

–Mu­chos de sus con­se­je­ros son in­de­pen­dien­tes. ¿Irán en las lis­tas de es­tas elec­cio­nes?

–Eso lo de­ci­di­rán los mi­li­tan­tes y los ór­ga­nos del par­ti­do. El PSOE es el par­ti­do que abre las ven­ta­nas pa­ra abrir­se al ta­len­to. –¿Fir­ma­ría re­pe­tir los 47 dipu­tados?

–Quie­ro una con­fian­za ple­na de los an­da­lu­ces. Y ten­go la ilu­sión de re­no­var­la.

Al­bert Ri­ve­ra te­nía pri­sas por las elec­cio­nes por­que se que­ría me­dir con Pa­blo Ca­sa­do”

Es­te se­ñor (por el ge­ren­te de la Faf­fe) ha de­cla­ra­do por­que la Jun­ta lo ha so­li­ci­ta­do“

Juan Ma­rín ha di­cho aho­ra es­to, y ayer lo con­tra­rio, es­toy can­sa­da de pa­la­bras grue­sas“

Lo gra­ve no es lo que di­ga Vox, sino lo que Ca­sa­do di­ce que com­par­te con ellos“

FO­TOS: AN­TO­NIO PI­ZA­RRO

La can­di­da­ta del PSOE an­da­luz, el miér­co­les pa­sa­do en Cór­do­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.