Sa­lud in­sis­te en me­jo­rar el abor­da­je de la en­fer­me­dad de Crohn y la co­li­tis ul­ce­ro­sa

El Dia de Cordoba - - Córdoba - E. D. C.

La con­se­je­ra de Sa­lud, Ma­ri­na Álvarez, sub­ra­yó ayer la ne­ce­si­dad de “me­jo­rar el abor­da­je de la en­fer­me­dad inf la­ma­to­ria in­tes­ti­nal” y se­guir avan­zan­do en una ma­yor ca­li­dad de vi­da de es­tos pa­cien­tes. Álvarez hi­zo es­tas de­cla­ra­cio­nes an­tes de par­ti­ci­par en el ac­to de ini­cio de la Se­ma­na de la En­fer­me­dad Inf la­ma­to­ria In­tes­ti­nal, que or­ga­ni­za el Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Rei­na So­fía, que in­clu­yó una jor­na­da de bai­le de­di­ca­da a con­cien­ciar a la po­bla­ción ge­ne­ral acer­ca de es­ta en­fer­me­dad en el bu­le­var del Gran Ca­pi­tán y don­de la con­se­je­ra des­ta­có la im­por­tan­cia de “se­guir apos­tan­do por in­tro­du­cir me­jo­ras en la coor­di­na­ción en­tre Aten­ción Pri­ma­ria y Hos­pi­ta­la­ria”. Álvarez re­cor­dó que ca­da año se de­tec­tan 11,8 nue­vos ca­sos por ca­da 100.000 ha­bi­tan­tes y, en An­da­lu­cía, la pre­va­len­cia de la en­fer­me­dad se si­túa en 17.000 ca­sos.

La en­fer­me­dad inf la­ma­to­ria in­tes­ti­nal, cons­ti­tui­da por la co­li­tis ul­ce­ro­sa y la en­fer­me­dad de Crohn, es un pro­ce­so cró­ni­co de cau­sa des­co­no­ci­da, que afec­ta pre­do­mi­nan­te­men­te a per­so­nas jó­ve­nes. Los sín­to­mas tí­pi­cos de la en­fer­me­dad inf la­ma­to­ria in­clu­yen do­lor ab­do­mi­nal re­ci­di­van­te, dia­rrea cró­ni­ca, emi­sión de san­gre con las he­ces, pér­di­da de pe­so, fie­bre y anemia.

Jun­to a es­te ac­to, Álvarez tam­bién acu­dió a la ce­le­bra­ción del 25 aniversario de la Aso­cia­ción Cor­do­be­sa de En­fer­mos de Ar­tri­tis Reuma­toi­de (Acoa­re), don­de re­co­no­ció “su im­por­tan­te pa­pel en la me­jo­ra de la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas afec­ta­das por es­ta en­fer­me­dad”. La aten­ción a es­te ti­po de pa­to­lo­gías inf la­ma­to­rias, re­cor­dó, “ha evo­lu­cio­na­do mu­cho, tan­to en la do­ta­ción de re­cur­sos co­mo en los mo­de­los de aten­ción, gra­cias al desa­rro­llo de la in­ves­ti­ga­ción y el abor­da­je clí­ni­co”. Así, sub­ra­yó el pa­pel del mo­vi­mien­to aso­cia­ti­vo “que fa­ci­li­ta la nor­ma­li­za­ción de la vi­da dia­ria de una bue­na par­te de los afec­ta­dos”. Álvarez re­cor­dó que An­da­lu­cía cuen­ta con el Plan de En­fer­me­da­des Reu­má­ti­cas y Muscu­loes­que­lé­ti­cas, con el que se pre­ten­de dar la me­jor res­pues­ta a es­tos pro­ble­mas de sa­lud. “Que­re­mos abor­dar es­te re­to de ma­ne­ra in­te­gral e in­te­gra­da, des­de la me­jo­ra en las con­di­cio­nes y es­ti­los de vi­da, el con­trol de los fac­to­res de ries­go, el diag­nós­ti­co pre­coz y una aten­ción de ca­li­dad, que ga­ran­ti­ce los as­pec­tos de reha­bi­li­ta­ción y re­cu­pe­ra­ción fun­cio­nal, así co­mo el pro­ta­go­nis­mo de los afec­ta­dos y su en­torno de cui­da­dos”, afir­mó.

La ar­tri­tis reuma­toi­de es una en­fer­me­dad inf la­ma­to­ria cró­ni­ca que no tie­ne cu­ra. En Es­pa­ña se eri­ge co­mo un pro­ble­ma de sa­lud pú­bli­ca, pues se es­ti­ma que la pa­de­cen más de 200.000 per­so­nas, que pue­den su­frir in­ca­pa­ci­dad mo­to­ra, así co­mo mul­ti­tud de ma­ni­fes­ta­cio­nes sis­té­mi­cas por to­do el or­ga­nis­mo.

Ma­ri­na Álvarez des­ta­ca la evo­lu­ción de la aten­ción a pa­to­lo­gías co­mo la ar­tri­tis reuma­toi­de y la do­ta­ción de re­cur­sos

JUAN AYA­LA

Ma­ri­na Álvarez, en el cen­tro, en el bai­le del bu­le­var del Gran Ca­pi­tán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.