El PP con­tra­ata­ca y siem­bra du­das so­bre la fi­nan­cia­ción de Ciu­da­da­nos

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Cuen­tas “abier­tas en ca­nal”

To­dos los jue­ves has­ta Se­ma­na San­ta, el PP, des­de el Se­na­do, fis­ca­li­za­rá las cuen­tas del res­to de los par­ti­dos. De en­tra­da de­di­ca­rá es­te y el pró­xi­mo a se­sio­nes mo­no­grá­fi­cas so­bre Ciu­da­da­nos. En su úl­ti­mo in­for­me, el Tri­bu­nal de Cuen­tas no dio el vis­to bueno a los in­gre­sos y gas­tos del par­ti­do de Al­bert Ri­ve­ra, lo que ha da­do alas al Gru­po Po­pu­lar pa­ra in­te­rro­gar y pe­dir ex­pli­ca­cio­nes. “Ciu­da­da­nos de­be ex­pli­car las múl­ti­ples fal­se­da­des con­ta­bles de­tec­ta­das”, se­ña­la el se­na­dor Luis Az­nar, nom­bra­do por la cú­pu­la del PP co­mo por­ta­voz pa­ra la in­ves­ti­ga­ción de las cuen­tas del res­to de for­ma­cio­nes.

Al su­yo, al PP, ya se le in­ves­ti­ga en el Con­gre­so y la crea­ción de es­ta co­mi­sión en la Cá­ma­ra al­ta es la ré­pli­ca a la ini­cia­ti­va de los de­más a in­ves­ti­gar so­lo a los po­pu­la­res. Des­de el Se­na­do, el PP con su ma­yo­ría ab­so­lu­ta ejer­ce en so­li­ta­rio la in­ves­ti­ga­ción so­bre los de­más, ya que el res­to de los por­ta­vo­ces se han ne­ga­do a for­mar par­te de esa co­mi­sión. Es­te to­ma y daca se ha vis­to al­te­ra­do con el in­for­me del Tri­bu­nal de Cuen­tas so­bre Ciu­da­da­nos. En ba­se a es­te tex­to, el PP lla­ma por se­gun­da vez al te­so­re­ro de Ciu­da­da­nos, Car­los Cua­dra­do, pa­ra que res­pon­da a las apre­cia­cio­nes del tri­bu­nal “que son con­tra­dic­to­rias con las de­cla­ra­cio­nes que hi­zo en la co­mi­sión”, jus­ti­fi­ca Az­nar. En la cú­pu­la del PP re­co­no­cen que no es­pe­ra­ban en­con­trar­se con es­ta in­for­ma­ción ofi­cial ne­ga­ti­va pa­ra el par­ti­do de Al­bert Ri­ve­ra y que van a apro­ve­char­la al má­xi­mo. Los po­pu­la­res tie­nen es­ta­ble­ci­do los días 15 y 22 de es­te mes pa­ra exa­mi­nar a Ciu­da­da­nos con la pre­sen­cia de in­ter­lo­cu­to­res en los que bus­can co­no­cer “to­do lo des­co­no­ci­do que hay en las fi­nan­zas de Ciu­da­da­nos”, se­ña­lan fuen­tes del PP.

Ma­ña­na pa­sa­rá por la co­mi­sión, por ejem­plo, Car­los Jo­sé Delgado Pu­li­do, au­tor del li­bro Al­bert Ri­ve­ra es un la­gar­to de V, pa­ra quien “el PP lle­ga tar­de si pre­ten­de, con es­tas se­sio­nes, cor­tar­le las alas a Ciu­da­da­nos”. “Ha­ce dos años ya se sa­bía es­ta in­for­ma­ción y no la usó por­que le ne­ce­si­ta­ba”, apun­ta es­te con­ce­jal de Unión por Le­ga­nés —for­ma­ción lo­cal que con­cu­rrió a las eu­ro­peas de 2014 con Ciu­da­da­nos—, an­tes de an­ti­ci­par que, en­tre otros asun­tos, re­la­ta­rá a los se­na­do­res “el os­cu­ro epi­so­dio” de los co­mi­cios eu­ro­peos de 2009, cuan­do Ri­ve­ra se alió con Li­ber­tas y “ob­tu­vo fi­nan­cia­ción de un mag­na­te ir­lan­dés”.

An­tes que él pa­sa­rá por la co­mi­sión In­ma­cu­la­da Sán­chez, pre­si­den­ta de la Pla­ta­for­ma por las Ga­ran­tías Ciu­da­da­nas (PGC’s), una agru­pa­ción de exa­fi­lia­dos; y el abo­ga­do Al­ber­to Gan­ga, que fir­mó la de­nun­cia pre­sen­ta­da an­te la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción por la su­pues­ta fi­nan­cia­ción ile­gal de Ciu­da­da­nos. To­dos con­tra­rios a la di­rec­ción de Ri­ve­ra por dis­tin­tas ra­zo­nes. “Des­de los gru­pos mu­ni­ci­pa­les y au­to­nó­mi­cos, des­via­ban una par­ti­da a una cuen­ta de la for­ma­ción en Ma­drid”, se­ña­la es­te abo­ga­do que no du­da­rá en de­cir es­to mis­mo es­te jue­ves en la co­mi­sión.

En la se­sión del si­guien­te jue­ves com­pa­re­ce­rán dos con­se­je­ras del Tri­bu­nal de Cuen­tas por el in­for­me ela­bo­ra­do por es­te or­ga­nis­mo y, des­pués, el te­so­re­ro de Ciu­da­da­nos pa­ra con­fron­tar la in­for­ma­ción de las con­se­je­ras con sus apre­cia­cio­nes.

Des­de Ciu­da­da­nos, en ple­na ba­ta­lla con los po­pu­la­res, la si­tua­ción se vi­ve con in­co­mo­di­dad y res­pon­den con la du­ra lí­nea em­pren­di­da des­de las elec­cio­nes ca­ta­la­nas del 21 de di­ciem­bre. “Es una nue­va mues­tra del ner­vio­sis­mo del PP, no so­lo por las en­cues­tas, sino tam­bién por el in­vierno ju­di­cial que es­tá lle­van­do, con acu­sa­cio­nes de unos a otros”, re­pli­can fuen­tes de la cú­pu­la de Ciu­da­da­nos. “Es la es­tra­te­gia del ven­ti­la­dor con la que siem­pre res­pon­de a sus es­cán­da­los de corrupción y en vez de apar­tar a sus impu­tados, re­ge­ne­rar­se, co­la­bo­rar con la Jus­ti­cia y to­mar me­di­das pa­ra aca­bar con es­ta la­cra, in­ten­ta en­fan- Ni un apo­yo re­ca­bó Ciu­da­da­nos pa­ra la pro­po­si­ción de ley que re­gis­tró ayer en el Con­gre­so y que tie­ne por ob­je­ti­vo prohi­bir que el co­no­ci­mien­to de las len­guas co­ofi­cia­les sea un “re­qui­si­to” pa­ra ac­ce­der a un pues­to pú­bli­co. El res­to de par­ti­dos re­cha­za­ron la ini­cia­ti­va, que se pre­sen­ta des­pués de que el Go­bierno de Ba­lea­res im­pul­sa­se un pro­yec­to de de­cre­to que exi­ge el co­no­ci­mien­to del ca­ta­lán a los mé­di­cos pa­ra po­der op­tar a tras­la­dos den­tro de las is­las y los be­ne­fi­cios de los plu­ses de ca­rre­ra pro­fe­sio­nal. Ra­fael Her­nan­do, por­ta­voz del PP, cri­ti­có al equi­po de Ri­ve­ra por que­rer cam­biar una nor­ma­ti­va que “fun­cio­na bien”. “Ciu­da­da­nos tra­ta de ga­nar ré­di­tos elec­to­ra­les, pe­ro hay una ma­ne­ra mu­cho más se­ria de ha­cer po­lí­ti­ca”, aña­dió la so­cia­lis­ta Mar­ga­ri­ta Ro­bles. Unidos Po­de­mos acu­só a la cuar­ta fuer­za po­lí­ti­ca del país de “de­cla­rar la gue­rra a la plu­ra­li­dad”; Joan Tar­dà (ERC) con­si­de­ró que di­cha ini­cia­ti­va im­pli­ca dar “pa­sos atrás” en la cons­truc­ción de un Es­ta­do “ver­da­de­ra­men­te plu­ri­lin­güe”; el PNV ca­li­fi­có a Ciu­da­da­nos de “par­ti­do in­cen­dia­rio”; y el PDeCAT lo de­fi­nió co­mo una for­ma­ción de “fa­ná­ti­cos del neo­na­cio­na­lis­mo es­pa­ñol”. gar”, aña­den es­tas mis­mas fuen­tes, an­tes de re­fe­rir­se a los di­ri­gen­tes del par­ti­do con­ser­va­dor in­mer­sos en ca­sos de corrupción y que es­tos días “des­fi­lan [an­te los tri­bu­na­les], re­co­no­cen mor­di­das en ne­gro y fi­nan­cia­ción irre­gu­lar”, en re­fe­ren­cia a las de­cla­ra­cio­nes de impu­tados de las úl­ti­mas se­ma­nas, tan­to en Va­len­cia co­mo en Ma­drid. De he­cho, pe­se a que el PP nie­ga to­da fi­nan­cia­ción ile­gal, los po­pu­la­res re­co­no­cen que sus cuen­tas “es­tán abier­tas en ca­nal”. Pe­ro, por ello, no de­ja­rán de de­fen­der­se an­te los ata­ques de otros par­ti­dos que, se­gún re­pi­ten en las fi­las del PP, de­ben ser in­ves­ti­ga­dos.

Un an­ti­ci­po se pro­du­jo ayer en el Con­gre­so en la com­pa­re­cen­cia del pre­si­den­te del Tri­bu­nal de Cuen­tas, Ramón Álvarez de Mi­ran­da, pa­ra ex­pli­car su úl­ti­mo in­for­me so­bre la con­ta­bi­li­dad de los par­ti­dos. Ciu­da­da­nos fue el úni­co de las cua­tro fuer­zas prin­ci­pa­les que no pa­só el exa­men. “Cuan­do les afec­tan a us­te­des [los in­for­mes], los re­ba­jan a me­ros erro­res ad­mi­nis­tra­ti­vos”, re­pro­chó el po­pu­lar Juan Bra­vo, que aña­dió: “¿Se aca­bó Ciu­da­da­nos por te­ner irre­gu­la­ri­da­des en su ges­tión? No arras­tren más los pies. ¿Quién va asu­mir res­pon­sa­bi­li­da­des y di­mi­tir?”, se­ña­ló el dipu­tado po­pu­lar, pa­ra­fra­sean­do las pe­ti­cio­nes de di­mi­sión que Ciu­da­da­nos for­mu­la al PP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.