En­car­ce­la­do un pro­fe­sor que abu­só du­ran­te tres años de una me­nor

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Pro­pó­si­to cri­mi­nal

Un juez ha de­cre­ta­do el in­gre­so en pri­sión in­con­di­cio­nal pa­ra un pro­fe­sor por su­pues­ta­men­te abu­sar se­xual­men­te de una de sus alum­nas du­ran­te tres años. La víc­ti­ma, se­gún in­for­mó la Guar­dia Ci­vil, te­nía 12 años cuan­do co­men­zó el aco­so. El hom­bre, del que no ha tras­cen­di­do la edad, lle­gó a rea­li­zar 3.000 lla­ma­das te­le­fó­ni­cas a la cría cuan­do ella le re­cha­zó.

La in­ves­ti­ga­ción que de­ri­vó en el arres­to del do­cen­te co­men­zó des­pués de que la ma­dre de­nun­cia­ra que su hi­ja ha­bía su­fri­do abu­sos se­xua­les con­ti­nua­dos por par­te de su tu­tor. Los agen­tes prac­ti­ca­ron una ex­plo­ra­ción a la me­nor y die­ron cre­di­bi­li­dad a su re­la­to “des­de el pri­mer mo­men­to”, ex­pli­có la Guar­dia Ci­vil. Los da­tos des­crip­ti­vos que apor­tó la me­nor so­bre las cir­cuns­tan­cias de los abu­sos fue­ron “am­plios” y las pes­qui­sas con­fir­ma­ron la ve­ra­ci­dad de los he­chos de­nun­cia­dos. El hom­bre se apro­ve­chó de la con­fian­za de la ni­ña en el mar­co de la re­la­ción do­cen­tea­lum­na y pro­lon­gó su “pro­pó­si­to cri­mi­nal” du­ran­te más de tres años. En ese tiem­po, el tu­tor “so­me­tió” a la me­nor a un fuer­te con­trol de sus ac­ti­vi­da­des y le im­pu­so a dia­rio “una se­rie de obli­ga­cio­nes” pa­ra sa­ber en to­do mo­men­to qué ha­cía y con quién se en­con­tra­ba.

Se­gún los in­ves­ti­ga­do­res, la víc­ti­ma con­tó a sus pa­dres lo que su­ce­día cuan­do “to­mó ver­da­de­ra con­cien­cia” de la si­tua­ción. Fue en­ton­ces cuan­do de­ci­dió en­fren­tar­se a su su­pues­to agre­sor y ce­sar los abu­sos que su­fría.

An­te el re­cha­zo de la cría, el pro­fe­sor co­men­zó a aco­sar­la con lla­ma­das y hay cons­tan­cia de que lla­mó a su mó­vil 3.000 ve­ces en un so­lo año. Se han lo­ca­li­za­do, ade­más, men­sa­jes con­ti­nuos y nu­me­ro­sas cartas de amor. El hom­bre pre­ten­día im­pe­dir el ce­se de la re­la­ción y lle­gó a ame­na­zar a to­dos los chi­cos con los que la alum­na te­nía al­gún ti­po de re­la­ción. La Guar­dia Ci­vil acla­ró que mos­tra­ba “unos ce­los en­fer­mi­zos”. El aco­so y las ame­na­zas se ex­ten­die­ron tam­bién a las re­des so­cia­les en las que par­ti­ci­pa­ba la víc­ti­ma.

El do­cen­te in­gre­só en pri­sión in­con­di­cio­nal co­mo au­tor de los pre­sun­tos de­li­tos de abu­sos se­xua­les con­ti­nua­dos, aco­so se­xual y corrupción de me­no­res. La in­ves­ti­ga­ción del Gru­po Emu­me (Equi­po Mu­jer-Me­nor) de la Po­li­cía Ju­di­cial de la Co­man­dan­cia de la Guar­dia Ci­vil de Má­la­ga con­ti­núa abier­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.