Ana Bo­tín via­ja a Si­li­con Va­lley en bus­ca de ins­pi­ra­ción

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Nue­va in­cor­po­ra­ción

Po­cos días des­pués de abrir su cuen­ta de Twit­ter, Ana Bo­tín, pre­si­den­ta del San­tan­der, ha vi­si­ta­do Si­li­con Va­lley, cu­na de las nuevas tecnologías, acom­pa­ña­da del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción. Ha man­te­ni­do en­cuen­tros con más de 15 em­pren­de­do­res y di­rec­ti­vos de em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas pa­ra de­tec­tar ten­den­cias en dos pla­nos: el aná­li­sis de da­tos y los pa­gos. La di­gi­ta­li­za­ción, ca­pí­tu­lo en el que el ban­co in­vir­tió 2.000 mi­llo­nes en 2017, es una de las gran­des prio­ri­da­des de la en­ti­dad, en ple­na fa­se de adap­ta­ción.

El San­tan­der si­gue muy de cer­ca las dis­rup­cio­nes del sec­tor fi­nan­cie­ro. Es­tos días pa­sa­dos ha de­ba­ti­do en Si­li­con Va­lley con re­pre­sen­tan­tes de Goo­gle; con An­drees­sen Ho­ro­witz, uno de los fon­dos de in­ver­sión más repu­tados en la zo­na, así co­mo Ra­dius, Cyen­ce, Cre­dit Kar­ma y Clou­de­ra, de aná­li­sis de da­tos. En el mun­do de los pa­gos, con­ta­ron La Ins­pec­ción de Tra­ba­jo acu­dió ayer a in­da­gar en el ma­ta­de­ro Le Porc Gour­ment de San­ta Eu­gè­nia de Ber­ga, cer­cano a Vic (Bar­ce­lo­na), en el mar­co de una in­ves­ti­ga­ción so­bre po­si­bles con­tra­ta­cio­nes irre­gu­la­res en el sec­tor cár­ni­co. Los ins­pec­to­res acu­die­ron acom­pa­ña­dos por po­li­cias al cen- con las im­pre­sio­nes de Ven­mo, Stri­pe, Af­firm y Rip­ple.

La eclo­sión del co­che eléc­tri­co es otro de los fo­cos de in­te­rés del ban­co es­pa­ñol. Con­ta­ron con vo­ces de Tes­la, So­le­ra, Au­toFi y Har­man y dia­lo­ga­ron con Fa­ce­book, cu­ya se­de vi­si­ta­ron acom­pa­ña­dos de va­rios de sus di­rec­ti­vos. El mar­tes pa­sa­do ce­le­bra­ron con­se­jo en San Fran­cis­co y se acor­dó pro­po­ner en la pró­xi­ma jun­ta de ac­cio­nis­ta la in­cor­po­ra­ción del por­tu­gués Ál­va­ro An­to­nio Car­do­so de Sou­za. Es el pre­si­den­te de la fi­lial bra­si­le­ña del San­tan­der. Bo­tín tam­bién se vio con re­pre­sen­tan­tes del ta­len­to his­pano en Sand Hill Road —el equi­va­len­te a Wall Street en la cos­ta oeste—, el lu­gar don­de se fra­guan los acuer­dos y los fon­dos tie­nen sus se­des.

En­tre los asis­ten­tes es­tu­vie­ron al­gu­nos co­no­ce­do­res de la zo­na, co­mo Car­los Ba­rra­bés o Luis Mar­tín. La in­ves­ti­ga­do­ra de Ber- tro de tra­ba­jo, don­de hay em­plea­das más de 500 per­so­nas. La pre­sen­cia de la Po­li­cía Na­cio­nal, se­gún fuen­tes de la Ge­ne­ra­li­tat, obe­de­ció a que tie­ne com­pe­ten­cias en ma­te­ria de in­mi­gra­ción y la ma­yo­ría de tra­ba­ja­do­res son ex­tran­je­ros.

La ins­pec­ción lle­ga en ple­na mo­vi­li­za­ción del co­lec­ti­vo Cár­ni- ke­ley So­le­dad An­te­la­da, los fun­da­do­res de In­tely­genz, Alex Ace­ro, es­pa­ñol al fren­te de Si­ri en Ap­ple o John Freddy Ve­ga, de Plat­zi, com­par­tie­ron su ex­pe­rien­cia.

Se ha­bló des­de block­chain a ci­be­ra­me­na­zas, pa­san­do por la educación del fu­tu­ro. En­tre las mu­je­res emprendedoras des­ta­ca­ron las la­ti­nas Pao­la San­ta­na, crea­do­ra de un sis­te­ma de en­vío de ob­je­tos con dro­nes, Agus­ti­na Sar­to­ri, uru­gua­ya fun­da­do­ra de Gla­mSt, y Mar­ga­ri­ta Ro­jas, res­pon­sa­ble de ex­pan­sión de Asa­na.

Los tres so­cios al fren­te de Ga­te 93, Ibai G. Urru­chua, Juan­jo Fei­joo y Ja­vier Cor­tés ex­pli­ca­ron có­mo un fon­do crea­do por pro­fe­sio­na­les es­ta­ble­ci­dos en Si­li­con Va­lley im­pul­sa la lle­ga­da de star­tups es­pa­ño­las. Las dos in­ver­sio­nes ini­cia­les han si­do Spo­taHo­me y Shop­pe­rMo­tion. Bo­tín va­lo­ró su la­bor co­mo ne­ce­sa­ria pa­ra el avan­ce de España y Amé­ri­ca La­ti­na, con es­pe­cial én­fa­sis en la im­por­tan­cia del apren­di­za­je de los mé­to­dos de Si­li­con Va­lley. cas en Lu­cha, que lle­va ya años de­nun­cian­do la pre­ca­rie­dad que su­fren los tra­ba­ja­do­res del sec­tor. Ha­ce unos días, el pro­gra­ma de Sal­va­dos La Sex­ta vol­vió a de­nun­ciar la situación en un re­por­ta­je so­bre la in­dus­tria del cer­do.

La ma­yo­ría de los tra­ba­ja­do­res es­tán con­tra­ta­dos en ré­gi­men de coope­ra­ti­vis­ta. Es­ta fi­gu­ra per­mi­tía con­tra­tar a au­tó­no­mos que de­bían pa­gar una cuo­ta pa­ra en­trar y su co­ti­za­ción a la Se­gu­ri­dad So­cial. Por ello, el Par­la­ment cam­bió la ley au­to­nó­mi­ca, que aho­ra exi­ge un sa­la­rio pre­fi­ja­do en con­ve­nio, el co­bro de ho­ras ex­tras, va­ca­cio­nes pa­ga­das y co­ber­tu­ra en ca­so de pa­ro. Sin em­bar­go, 28 tra­ba­ja­do­res fue­ron des­pe­di­dos de una coope­ra­ti­va tras ne­gar­se a pa­sar­se a otra so­cie­dad ga­lle­ga pa­ra sal­tar­se la ley ca­ta­la­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.