El Fon­do cues­tio­na las gran­des me­di­das eco­nó­mi­cas de Trump

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Dos de los gran­des sig­nos dis­tin­ti­vos en los que ha cris­ta­li­za­do la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, son la gran re­ba­ja de im­pues­tos y el gi­ro pro­tec­cio­nis­ta en co­mer­cio. Am­bos han en­cen­di­do las alar­mas del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI). La eco­no­mía glo­bal cre­ce con pa­so fir­me, con una pre­vi­sión del 3,9% tan­to pa­ra 2018 co­mo pa­ra 2019, se­gún las pre­vi­sio­nes re­cién pu­bli­ca­das. Y los gran­des mo­to­res —EE UU, Chi- na, la zo­na eu­ro y Ja­pón— es­tán a la ca­be­za de la re­cu­pe­ra­ción. Pe­ro la pug­na eco­nó­mi­ca en­tre los dos pri­me­ros es uno de los gran­des ries­gos a la vis­ta, se­gún sub­ra­ya el or­ga­nis­mo que di­ri­ge Ch­ris­ti­ne La­gar­de.

No hay en el mun­do una gran eco­no­mía avan­za­da pa­ra la que el FMI espere tan­ta ex­pan­sión co­mo pa­ra la de Es­ta­dos Uni­dos. El PIB cre­ce­rá un 2,9% es­te año, lo que su­po­ne una re­vi­sión de so­lo dos dé­ci­mas res­pec­to a lo que es­pe­ra­ba el pasado enero, pe­ro de has­ta seis dé­ci­mas con re­la­ción a los pronósticos de oc­tu­bre, en la úl­ti­ma cumbre del Fon­do. Lo que ha pasado en­tre una pre­vi­sión y otra es la ma­yor re­ba­ja de im­pues­tos de los úl­ti­mos 30 años en Es­ta­dos Uni­dos, so­lo com­pa­ra­ble a la de la era Ro­nald Rea­gan. El re­cor­te, que pre­mia so­bre to­do a las em­pre­sas, su­ma un mon­tan­te de 1,5 bi­llo­nes en 10 años y es­po­lea­rá la ac­ti­vi­dad en el cor­to pla­zo, pe­ro el em­pu­je es­ta­dou­ni­den­se vol­ve­rá por de­ba­jo del ni­vel po­ten­cial una vez di­ge­ri­do ese es­tí­mu­lo fis­cal. Ade­más, el in­for­me del FMI aler­ta de los efectos en la dis­tri­bu­ción de ri­que­za en un país ya de por sí muy de­sigual. “Se es­pe­ra que los cam­bios en la po­lí­ti­ca im­po­si­ti­va en EE UU agra­ven la po­la­ri­za­ción de los in­gre­sos, que po­dría afec­tar al clima político en las op­cio­nes po­lí­ti­cas de fu­tu­ro”, se­ña­la el aná­li­sis eco­nó­mi­co.

“Que gran­des eco­no­mías es­tén flir­tean­do con una gue­rra co­mer­cial en un mo­men­to de am­plia ex­pan­sión eco­nó­mi­ca pue­de pa­re­cer pa­ra­dó­ji­co, so­bre to­do cuan­do esa ex­pan­sión de­pen­de tan­to de la in­ver­sión y el co­mer­cio”, afir­mó el eco­no­mis­ta je­fe del FMI, Mau­ri­ce Obst­feld, en su de­cla­ra­ción ini­cial de las jor­na­das de pri­ma­ve­ra. Esas gran­des eco­no­mías no son otras que las dos ma­yo­res del mun­do, Es­ta­dos Uni­dos y China, que se han in­ter­cam­bia­do una pri­me­ra ron­da de aran­ce­les de vo­lu­men re­du­ci­do, pe­ro con la ame­na­za de una nue­va ron­da de mu­cho más vo­lu­men.

Was­hing­ton cla­ma con­tra el dé­fi­cit co­mer­cial de la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se, de más de 568.000 mi­llo­nes de dó­la­res, de los cua­les 375.000 mi­llo­nes co­rres­pon­den al des­fa­se con China, a cu­yo ré­gi­men acu­sa de com­pe­ten­cia des­leal y ro­bo de tec­no­lo­gía. Des­pués de los pri­me­ros aran­ce­les apli­ca­dos al ace­ro y al alu­mi­nio, se han ac­ti­va­do ne­go­cia­cio­nes bi­la­te­ra­les en­tre so­cios co­mer­cia­les pa­ra re­du­cir ese dé­fi­cit, apun­ta el Fon­do. Pe­ro el or­ga­nis­mo de La­gar­de re­cal­ca que la ma­yor par­te del dé­fi­cit por cuen­ta co­rrien­te es­ta­dou­ni­den­se no lle­ga de fue­ra: se de­be a que el vo­lu­men de gas­to agre­ga­do su­pera el in-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.